Honda presume nuevo modelo deportivo

Ocho años después de la primera versión del S2000, Honda presenta un auto rediseñado; la nueva versión es considerada el auto más deportivo de la firma automotriz.
Este modelo está cerca de ser un auto de carreras.  (Foto: )

El nuevo Honda S2000 2008 CR mantiene las líneas base de los diseños exteriores de sus distintas versiones que se vendieron durante estos últimos ocho años. La fábrica japonesa basó su exterior en buscar el mayor rendimiento en la parte aerodinámica del modelo.

El sector delantero de este biplaza deportivo es de gran tamaño y en el centro de ella está la insignia de la marca. Las alargadas ópticas y la extensa parrilla conforman definitivamente el diseño deportivo del vehículo. Más abajo se encuentra los spoilers que dan comienzo al ciclo aerodinámico del modelo.

El diseño exterior deportivo y aerodinámico se cierra en su parte trasera con un amplio alerón y con unas ópticas que están divididas en tres pequeños círculos. Al final del extenso spoiler trasero se ubican las dos salidas de escape. Para continuar con la proporción deportiva, el S2000 viene equipado con unos neumáticos Bridgestone Potenza RE070 y un nuevo diseño de llantas.

Los diseñadores de Honda no sólo pensaron en el exterior. El interior del automóvil es exclusivo para el modelo que trae el tapizado de paño único con costuras amarillas. Simple pero atractivo es la definición exacta de toda la consola que cuenta en su parte central con el velocímetro digital. El volante tiene la insignia en el medio y tiene mandos para manejar el estéreo.

Considerado por la marca como “el” coche deportivo de la fábrica, el S2000 2008 CR cuenta con un motor de 2.2 litros DOHC de 16 válvulas VTEC de cuatro cilindros. La transmisión es manual de seis velocidades y tiene un equilibrio perfecto en peso de 50/50.

El impulsor desarrolla en su máxima expresión 237 caballos de fuerza a 7,800 revoluciones por minuto y 162 libras de pies en el momento de rotación (a 6,800 rpm). Las características del impulsor y la transmisión manual están directamente acopladas para exprimir la mayor potencia. También es combinado con una doble suspensión delantera y trasera que le dan al vehículo un paquete de funcionamiento extremadamente deportivo.

Los rasgos estándar son las llantas de aleación de 17 pulgadas, ABS (sistema de freno anti-bloqueo) y el control de estabilidad que se puede desconectar cuando el conductor lo disponga por medio de un botón ubicado en la consola interior.

El Salón Internacional de Nueva York fue el lugar donde se presentó el modelo y donde los altos directivos de la fábrica japonesa aseguraron que es el automóvil más cercano a un coche de carreras.

Ahora ve
No te pierdas