VW incorporará control de estabilidad

La firma alemana es la primera no de lujo en equipar a todos sus autos con la herramienta; el ESP es el avance más importante de los últimos años en la seguridad activa de los automóvile
El nuevo banco no tendrá sucursales.
Carlos González Arizmendi

Abriendo una categoría diferencial en la industria automotriz norteamericana (incluyendo México), la firma Volkswagen incorporará el control de estabilidad electrónico de manera estandarizada en todos sus modelos 2009.

Con esta inciativa, Volkswagen pasa a ser la primera marca, que no es de lujo, que incorporará este sistema de manera generalizada, adelantándose a los organismos que regulan los accidentes en los Estados Unidos de Norteamérica (National Highway Traffic Safety Administration).

Stefan Jacoby, Presidente de Volkswagen en el vecino país del norte, comentó que "el ESP (Control de Estabilidad) ha estado en los autos Volkswagen desde hace muchos años pero decidimos hacerlo equipamiento de línea en todos nuestros autos, dada nuestra preocupación por la seguridad de nuestros clientes".

Más allá del discurso oficial de la marca, es una realidad que al ser ellos los primeros en incorporar dicho sistema, inmediatamente harán que las otras marcas reaccionen y que este tipo de asistencias, indispensables hoy en día para incrementar la seguridad, se vayan haciendo más accesibles para todos los compradores de autos.

Es una realidad que vale más la pena un auto con frenos que incorporen ABS o bien Control de Estabilidad, que un coche con un gran equipo de sonido. La música no le salvará la vida.

Para saber más
El control de estabilidad es el avance más importante de los últimos años en la seguridad activa de los automóviles. Se trata de un sistema que, utilizando los sensores y la instalación del ABS, es capaz de evitar que se produzca una pérdida de control del vehículo, para lo cual actúa sobre el motor y selectivamente sobre los frenos.

Básicamente, se trata de generar una fuerza contraria a la que tiende a sacar el coche de su trayectoria ideal. Para ello, mediante una serie de sensores (de velocidad de giro de las ruedas, de aceleración transversal y vertical, etc.), una centralita electrónica es capaz de saber si el vehículo se sale de la trayectoria marcada por el volante. Si el coche subvira, es decir, gira menos de lo que quiere el conductor, el sistema frena la rueda trasera interior a curva. Si sobrevira, se frena ligeramente la rueda delantera exterior. Su principal ventaja, que le hace mejor incluso que el conductor más experto, es su capacidad para frenar una única rueda, lo que genera pares de fuerza imposibles de conseguir por un conductor que aplica el freno sobre los dos ejes.

Ahora ve
No te pierdas