Un Bugatti para Hermès

Cuando la exclusividad es lo más importante, el auto vestido por la casa de modas es el indicad la cajuela frontal del Veyron contiene dos maletas hechas a la medida para poder transportar co
La cajuela frontal contiene dos maletas.
Ricardo Silverio

Por si fuera poco el ya prohibitivo costo del auto y por supuesto su bestial potencia de 1001 hp de potencia Bugatti ha lanzado una versión especial del Veyron "vestida" nada más y nada menos que por la casa de modas Hermès.

Como siempre la moda es algo subjetivo para los ojos de todas las personas ya que de entrada y desde un punto de vista muy personal la simple idea de ver un súper auto como el Veyron pintado de chocolate me da escalofrío. Rines de 8 brazos en aluminio con la letra H al centro, y elementos de diseño Hermès en la carrocería podremos encontrar en gran cantidad.

Por supuesto al interior la palabra lujo es el sinónimo de este auto ya que la marca Hermès lo dotó de vestiduras nuevas en cuero y aluminio en tonos mate del mismo color (casi aberrante) que el exterior. Por supuesto el cuidado de los detalles es perfecto y al interior pareciera que Hermès nos quiere enfundar en uno de sus exclusivos bolsos de mano.

La combinación de colores le dio un toque de sobriedad y en la consola se nota aún más que con el tono mate se ve incluso con un matiz de vintage. Si gustamos ir a un recorrido a toda velocidad por la ciudad o a un viaje corto por el campo, la cajuela frontal del Veyron contiene dos maletas hechas a la medida para poder transportar nuestras pertenecias.

El precio, pues... es de solamente 2.35 millones de dólares. Pero en fin ese es el precio que se tiene que pagar por un auto que junta a dos marcas tan prestigiosas alrededor del mundo.

Ahora ve
No te pierdas