El petróleo supera los 127 dólares

La investigación que realiza EU sobre la manipulación de precios mantiene cauteloso al mercado; el crudo vendido en Nueva York subía 1 dólar, a 127.62 el barril.
NUEVA YORK (CNN) -

El petróleo rebotó a media jornada del viernes a más de 127 dólares el barril, mientras los participantes del mercado cuadraban sus posiciones en la última jornada del mes.

El tono que imperaba en el mercado era de cautela ante una investigación lanzada por un regulador estadounidense.

El crudo vendido en la Bolsa Mercantil de Nueva York subía 1 dólar, a 127.62 el barril, tras haber subido a 128.30 durante la volátil sesión. En Londres, el Brent ganaba 1.61 dólares, a 128.50.

Los futuros del petróleo en Nueva York se dispararon la semana pasada a un récord de 135.09 dólares el barril, apuntalados por la preocupación de que a los suministros se les dificultará mantener el ritmo de la demanda en el largo plazo.

Desde entonces, los futuros han cedido terreno presionados por la creciente evidencia de que, en el corto plazo, los elevados precios comenzaron a erosionar la demanda.

"Estamos tratando de no interpretar demasiado (el comportamiento del mercado) porque sabemos que la volatilidad ha aumentado bastante", dijo Brian Hicks, subgerente del fondo de recursos mundiales de Global Investors.

"No es para nada irrazonable ver un mayor deterioro del precio del petróleo dada la rápida escalada de los últimos 30 días", agregó.

Los precios del crudo habían caído previamente en la jornada a menos de 125 dólares el barril, en medio de la cautela de los operadores luego de que la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas (CFTC por su sigla en inglés) anunció que inició una investigación sobre el mercado petrolero. Pero muchos participantes aún tienen una postura alcista.

"Nuestra perspectiva es que esta carrera alcista no ha terminado", dijo Mike Wittner del banco SG.

Wittner indicó que SG prevé un debilitamiento de la demanda en Estados Unidos, pero que el consumo en Asia siga creciendo.

Mientras que los altos precios han desatado protestas en muchos países, la demanda asiática ha seguido siendo robusta en parte por los subsidios a los combustibles.

Estos han costado millones de dólares a los gobiernos, por lo que Taiwán, Indonesia y Sri Lanka elevaron los precios domésticos y la India también lo está considerando.

Corea del Sur dijo viernes que podría reducir los impuestos a los combustibles para aliviar las presiones inflacionarias, debido a que transportistas amenazaron con lanzar una huelga.

Tailandia, por su parte, afirmó que estaba vendiendo combustibles con un descuento a las compañías de autobuses tras un paro de un día.

Ahora ve
No te pierdas