Lotus remodela a su querida Elise

El modelo Eco Elise es un auto fabricado con materiales naturales como: cáñamo, lana y henequen Lotus fue muy cuidadoso con la contaminación que se libera en el proceso de producción del vehí
Utiliza materiales naturales en carrocería e interiores que
Rubén Hoyo

La firma británica de autos deportivos Lotus ha decidido sacar una nueva versión de su ya algo sobre expuesto Elise, pero en esta ocasión se trata de una versión que se denomina Eco Elise y aunque comparte el chasis tubular y la motorización con el Elise S, la utilización de materiales naturales para paneles de carrocería e interiores lo hacen un modelo muy responsable con el medio ambiente.

Si bien es cierto que la moda de los autos verdes está en su apogeo, también es una realidad que la mayoría de las ocasiones vemos concentrados los esfuerzos de los fabricantes por desarrollar fuentes alternas de combustible o por mejorar los motores que utilizan las ya existentes, pero sin duda un tema en ocasiones poco comentado pero muy relevante es la contaminación que se libera al ambiente durante el proceso de producción de un vehículo o al término de su vida útil.

En esta ocasión Lotus presenta este nuevo modelo del Elise que recibe como ya comentábamos la denominación de Eco Elise, dentro de las innovaciones ecológicas está la pintura con base agua que se puede aplicar a mano y presenta el mismo acabado que una aplicada con pistola pero que impacta bastante menos al ambiente, los paneles de la carrocería están fabricados a base de cáñamo y en el toldo lleva celdas solares para abastecer de electricidad a los componentes del auto. Por su parte el habitáculo emplea lana orgánica para los asientos y fibras a base Agave Sisalana una planta originaria de Yucatán, México y que según la wikipedia también se le conoce como Henequen.

Adicionalmente el Eco Elise emplea un sistema de audio provisto por Alpine que ahorra 1.5 kilogramos por lo que sumado a las llantas ultraligeras se ha conseguido rebajar el peso en 32 kilogramos con respecto a un Elise S de producción para dejar la báscula en 828 kilogramos, algo notable tratándose de un ya muy ligero Lotus.

Ahora ve
No te pierdas