Llega a México el Mini John Cooper Works

Con mejor desempeño y más deportividad llega esté pequeño cohete de 211 caballos de fuerza; se trata del modelo más extremo de la gama.
El Mini John Cooper Works es un verdadero exponente de las p
Rubén Hoyo

Una de las firmas más exitosas en los últimos tiempos es Mini, fabricante que es propiedad de BMW Group y que desde el momento en que tomó la decisión de revivir al icónico vehículo inglés, lo hizo pensando en un producto lleno de estilo pero que además guardara ciertos valores de los Mini Cooper, como el innegable desempeño deportivo. Casi todos los Mini modernos llevan el apellido Cooper no importando si equipan el 1.6 con turbocargador o sin él y se puede decir que no importando la versión el Mini actual es uno de los vehículos que ofrece mejores sensaciones al volante, pero no conformes con ello y siguiendo el plan original desde el momento de la concepción del Mini moderno, la versión más extrema ha llegado y lleva el emblema de John Cooper Works.

El Mini John Cooper Works es el más extremo de la gama, equipa el sorpendente motor de 1.6 litros de inyección directa y turbocargador que prácticamente se basa en el utilizado para los Mini Challenge de competencias, la potencia se eleva hasta los 211hp con un torque de 260Nm disponible desde las 1,850 vueltas pero que además gracias a la función overboost puede elevarse hasta los 280 Nm. Lo anterior significa que este pequeño y refinado motor entrega 132hp por cada litro de desplazamiento y aún así cumple con la estricta norma de emisiones de gases de efecto invernadero UE5.

Adicionalmente y fiel a lo presentado por Mini en el resto de su gama, el Mini John Cooper Works ofrece una serie de equipamiento opcional para hacerlo lucir verdaderamente racing, desde rines, faldones espoilers o parrillas que cambian el típico tono cromado por un amenazador color negro, la toma de aire (falsa para esta nueva generación) se puede rematar por una carcasa de fibra de carbón al igual que los espejos retrovisores. En el interior los asientos de cubo opcionales son quizá el mejor aditamento por el que alguien podría optar, ya que equipa de serie un equipo de audio con interfase para iPod.

Por lo que hace a la seguridad, el Mini John Cooper Works equipa el sistema DSC por  ya visto en muchos otros productos BMW, aunque es la primera aplicación a un tracción delantera, solamente que el ajuste provoca que el control entre un poco más tarde, permitiendo así mayor diversión al volante. Para evitar que las ruedas pierdan tracción, se ha incorporado un bloqueo de diferencial electrónico que funciona mediante el módulo del ABS, evitando así deslizamiento de las llantas y permitiendo aprovechar mejor el torque.

El Mini John Cooper Works es un vehículo impresionante, un verdadero exponente de las pistas modificado para rodar libremente por las calles, la suspensión dura, la dirección precisa y un motor sumamente explosivo hacen de este auto una compra que garantiza diversión.

Precio: 34,500 dólares

Ver galería de imágenes, haz click

Ahora ve
No te pierdas