Mitsubishi termina su eléctrico i-MiEV

A diferencia del Toyota Prius, el Honda Civic y el Chevrolet Volt, no tendrá emisiones de carbono; la carga del generador recorre 130 km, por lo que ya instala zonas de abastecimiento en Japón.
toyotamiev-conduciendo1  (Foto: www.conduciendo.com)
Ariel Bevilacqua

Como solución a los diversos desafíos que enfrentan los vehículos, como la contaminación, el calentamiento global o el agotamiento del petróleo, Mitsubishi presenta la gama i-MiEV como el último Eco-Car, que representa la cristalización de unos cuarenta años de desarrollo de vehículos eléctricos.

El diseño hace el máximo uso de la larga distancia entre ejes, que deriva de su modelo base "i", con una parte trasera que instala una gran batería de litio, sin comprometer en absoluto el espacio de la segunda fila, ni el del maletero.

Una pantalla le permitirá al conductor visualizar el consumo y la recuperación de energía como para tener precisión de la autonomía que dispone.

El i-MiEV es impulsado 100% eléctricamente, por tal caso el nivel de emisiones es nulo, ya que no utiliza un motor de combustión, como sí lo hacen el Toyota Pirus, el Honda Civic Hybrid o el Chevrolet Volt.  Sin embargo utiliza totalmente las baterías de litio, que son difíciles de reciclar a diferencia de las de níquel, usadas por Palio Weekend.

La forma de recarga de la batería se puede realizar desde un toma corriente común, con un cable que suministra Mitsubishi, o mediante una "carga rápida", en las estaciones que actualmente se están estableciendo en todo Japón pero no así en Europa.

El motor híbrido genera 64 caballos de fuerza y un par de 180 NM, lo que le permite al i-MiEV alcanzar una velocidad máxima de 130Km/h.

El mismo esta asociado a una caja automática, que mediante una palanca el conductor puede seleccionar seis posiciones, -P- para estacionar, -R- marcha atrás, -N- punto muerto, -D- conducción normal, -ECO- poco consumo de energía y -B- para bajar pendientes incrementando el freno de mano y la recarga de las baterías.

El sistema de frenado es muy importante en el i-MiEV, ya que recupera la energía en la desaceleración y la almacena en la batería manteniendo nivelada la autonomía siempre y cuando se transite en ciudad, puesto que en una ruta no es muy frecuente que se use el freno seguidas veces. La carga del generador admite transitar aproximadamente 130 Kilómetros.

Mitsubishi ya colabora con sus vehículos a sectores privados y públicos, sin embargo, para los consumidores que pidan unidades desde ahora se entregarán en abril de 2010.

Mitsubishi sacude el mercado con este i-MiEV de propulsión totalmente eléctrica que tiene cero emisiones de CO2, adelantando así lo que serán seguramente los vehículos dentro de unos años o lo que intentarán hacer las diferentes empresas automotrices.

Ahora ve
Cámaras de seguridad captan a un extraño objeto iluminando el cielo
No te pierdas
×