TLCAN, combatir la corrupción para elevar la competitividad

El segundo encuentro entre México, Estados Unidos y Canadá tendrá dentro de sus objetivos establecer acuerdos claros en contra de la corrupción.
La corrupción, la inseguridad y la falta de transparencia,  reducen la competitividad en México.  (Foto: BrandStudio 956)

La segunda ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha iniciado. En la primera, se habló acerca del combate a la corrupción y su impacto en la competitividad, y los tres países compartieron las características específicas de sus marcos jurídicos. La discusión se centró en la situación actual de cada Estado, y sus representantes se comprometieron a desarrollar propuestas que deberían someterse a discusión en este encuentro.

Como ya lo hemos dicho en otros foros, la corrupción es un problema que aqueja no sólo a los gobiernos, sino también a los empresarios y a la ciudadanía en general. En la más reciente Encuesta sobre Delitos Económicos, elaborada por PwC, se revela que 37% de las organizaciones han reportado haber sido víctimas de algún tipo de delito económico. De hecho, sobornos y corrupción fue el segundo delito más recurrente en México, con 21% de las respuestas, y el tercero a nivel global, con 24%.

En el país, las firmas gastaron más de 1,600 millones de pesos en 2016 debido a la corrupción alrededor de temas de cumplimiento regulatorio, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad Regulatoria e Impacto Gubernamental en Empresas (ENCRIGE), dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).


sino también a los empresarios y a la ciudadanía en general.
La corrupción es un problema que aqueja no sólo a los gobiernos,  sino también a los empresarios y a la ciudadanía en general.  (Foto: BrandStudio 956)

¿Qué afecta a la competitividad?
Existen tres problemas que reducen la competitividad en México: la corrupción, la inseguridad y la falta de transparencia, indica el Índice Nacional de Competitividad 2016, también realizado por el INEGI. El análisis, llevado a cabo entre 2010 y 2015, mostró que hubo factores que presentaron un repunte, como eficiencia en los negocios, infraestructura e innovación.

Por su parte, el Índice de Competitividad Global 2016-2017, elaborado por el Foro Económico Mundial, reporta que los factores más problemáticos para hacer negocios en el país son la corrupción, el crimen y robo y la ineficiencia burocrática gubernamental, en ese orden. No obstante, el documento indica que México aumentó seis escaños en competitividad, pasando del lugar 57 al 51, gracias al incremento de su eficiencia en el mercado y a las reformas políticas en materia de comercio.

Es claro que en materia empresarial estamos haciendo las cosas bien. De acuerdo con la 20th CEO Survey, de PwC, México se constituye como octavo país más atractivo para invertir. Sin embargo, aún existen problemas que es necesario seguir atacando en conjunto: gobierno, iniciativa privada y sociedad civil.

Anticorrupción y TLCAN
Antes de la primera ronda de renegociación del Tratado de Libre Comercio, el gobierno del presidente Donald Trump presentó un documento en el que enunciaba los puntos a tratar durante el encuentro. Con respecto al tema de la corrupción, se mencionó lo siguiente:
· Requerir la adopción o establecer requerimientos para que las compañías mantengan libros y registros precisos, que faciliten la detección e identificación de pagos corruptos.

  • Impulsar el establecimiento de códigos de conducta que fomenten altos estándares de ética entre los oficiales de gobierno.
  • Prohibir la deducción de pagos corruptos para efectos de impuestos.

Estos puntos se asocian con la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA, por sus siglas en inglés), que impone sanciones a entidades y personas que ofrezcan o prometan cualquier beneficio o dádiva a oficiales de gobierno de países extranjeros a cambio de obtener o retener negocios de manera indebida. Esta ley estadounidense, que entró en vigor en 1977, fue reformada 21 años después con el objetivo de elevar las penas a las que las empresas que incurran en temas de corrupción; de hecho, se extiende hasta compañías de otros países que coticen en las bolsas de valores Estados Unidos.

Programa de cumplimiento, la clave
A nivel internacional, existen casos en que un Programa de Cumplimiento bien diseñado, implementado y ejecutado, ha probado ser un medio de defensa muy efectivo ante regulaciones anticorrupción estrictas y muy desarrolladas.
Algunos de los lineamientos clave en este tipo de programas son:
Evaluación de riesgos. Identificar claramente los riesgos específicos que enfrentan las compañías, para enfocar los recursos a esquemas realistas, que tengan una mayor probabilidad de ocurrencia e impacto potencial.
Compromiso de la Alta Administración contra la corrupción. Supervisar el programa de manera efectiva, mensajes claros y firmes, y asignación de recursos apropiada, entre otras acciones.
Políticas, procedimientos y controles Anticorrupción. Diseñar o reforzar el marco interno de control con base en riesgos.
Programa de gestión de relaciones con Terceros. Establecer programas robustos para realizar una gestión adecuada de las relaciones con Terceros, incluyendo un due diligence con quienes hacen o esperan hacer negocios, para evaluar, entre otros temas, aspectos reputacionales y de integridad.
Comunicaciones y Entrenamiento. Construir programas que difundan la posición de la Alta Administración ante la corrupción de forma interna y externa, así como las conductas consideradas inapropiadas, las herramientas y medios para combatirlas y las consecuencias establecidas en caso de incumplimiento.
Sistema de Denuncia. Crear los mecanismos apropiados para interponer denuncias mediante diversos canales, de fácil acceso y que garanticen anonimato en caso de así decidirlo el denunciante.
Políticas de Contratación. Fortalecer mecanismos que aseguren las mejores prácticas y que también aborden las regulaciones al respecto, incluyendo temas reputacionales, de integridad y de contratación
Investigaciones internas y sanciones. Definir protocolos robustos y profesionales en este aspecto, para asegurar que se reporten, investiguen y sancionen de manera profesional y profunda actos de corrupción. Las mejores prácticas en investigaciones usualmente involucran a profesionales en temas legales, así como en contabilidad forense y tecnología forense, entre otros.
Monitoreo. Establecer programas de monitoreo y de auditorías de cumplimiento, con base en riesgos, así como mecanismos para implementar acciones de remediación y mejora cuando sea el caso.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Prevenir es la única forma de estar preparado para los distintos escenarios que se establecen frente a la renegociación del TLCAN. Adelantarse y tomar acciones que eviten que las empresas caigan en delitos de corrupción y soborno será la única forma de dar impulso a los esfuerzos que como iniciativa privada hemos realizado para aumentar la competitividad de México a nivel global.


Por: Alfredo Hernández, socio de la Práctica de Servicios Forenses, PwC México.

Ahora ve
Un dron choca con un avión comercial en el cielo de Canadá
No te pierdas
×