Espacios útiles en casas pequeñas

Los espacios habitables reducidos, no los exime de ser lugares acogedores y cálidos, con una decoración bien cuidada y específica, saca partido de cada centímetro de tu hogar.
Tania Akele

Habitualmente hacemos hincapié en la entrada de luz natural, pero en este caso es más que esencial, toda la decoración debe orientarse hacia las ventanas, sin que las cortinas o muebles entorpezcan su incursión. Los estores y persianas son una buena solución en este caso, las telas suaves y vaporosas también lo son, en oposición a los estampados  y grandes motivos florales que hacen parecer la habitación más pequeña.

Trucos que iluminan
En cuanto a la luz artificial podemos intentar varias intensidades y dirigir la iluminación hacia el techo para aumentar la profundidad visual, por ejemplo en la cocina emplear focos puntuales y de más watts que los del comedor, con dos lámparas de pie o mesa que lo harán de paso más confortable.


Por supuesto en la paleta cromática los colores tenues y brillantes son los que mejor responden a la hora de ampliar espacios. Los pisos corridos (por un mismo material), las paredes y techos rebotan la luz si se parte de los tonos claros, como el eterno blanco, beige, pasteles y crudos. Además al pintar las paredes de sala y comedor de manera uniforme se compromete al espacio con cierta continuidad visual, que de otro modo se acortaría. En caso de que se pretenda utilizar algún color frío podrás aplicarlo en un sólo muro para no saturar y que pase a ser un elemento más de decoración.

Espacios libres
Otra forma de no obstaculizar el campo visual y al mismo tiempo crear zonas de transición es prescindir de las puertas de separación,  o bien sustituirlas por corredizas, mamparas, paneles de cristal opaco y cortinas móviles. El uso del mobiliario como separador de ambientes adquiere relevancia en estos casos, no dudes en utilizar armarios, aparadores o cómodas.


En general la decoración moderna es bastante simple, ya se eligen los objetos más por su valor funcional que de ornamento. En este sentido hay que evitar los materiales de apariencia pesada, como  maderas nobles y oscuras, y optemos por piezas pequeñas, de líneas sencillas y de menor altura que se adapten a la realidad de nuestro espacio.

¿Y los muebles?
Elegir muebles a la medida como sofás de dos plazas con patas a la vista, módulos que son más fáciles de colocar en los huecos disponibles, libreros bajos, simples estanterías de cristal o madera sin fondo, mesas (las redondas permiten aprovechar mejor el espacio) y repisas también con superficies de cristal, además de echar un vistazo a la carta de opciones que el mercado surte en muebles abatibles o transformables con doble función. Para los rincones muertos nada mejor que fabricar un closet empotrado que apenas quita espacio y es de gran utilidad en el almacenaje de cosas.


Al disponer el mobiliario es importante dejar una zona de paso de al menos 90 centímetros, que permita una circulación fluida entre las estancias y el paso de la luz.


Los objetos decorativos como cuadros, tapices, figuras, deben ser pocos y bien elegidos, merece la pena invertir en un gran cuadro para que haga de protagonista y evitar los objetos con gran carga visual. Juega con el reflejo de espejos y cristales aportan amplitud a las habitaciones cuando están estratégicamente colocados.


En la cocina, los diseños actuales ofrecen soluciones para todo tipo de espacios, decántate por los colores claros, remates simples, poco recargados y los electrodomésticos integrados. Gana espacio colocando las estanterías y repisas sobre áreas de trabajo, es decir constrúyelas hacia el techo y en esquinas libres, donde es prácticamente imposible situar un mueble.


Para el baño, elige colores claros en muebles, techo y paredes, sustituye la tina por una ducha, y no olvides los espejos y puertas translúcidas.


En el dormitorio aléjate de lo suntuoso, y si no hay cabida para mesitas de noche, emplea una lámina de madera por encima de la cama a manera de cabecero para colocar los implementos de noche, e incluso por sobre de esta incluir algunas luminarias o apliques en el muro. Mientras tanto a pie de cama podrás colocar un canapé con receptáculos para  almacenaje.


Como verás, no hay porque agobiarse con un poco de esfuerzo es fácil hallar soluciones imaginativas, y así transformar tu reducido espacio en un verdadero hogar.

Ahora ve
No te pierdas