Sin tecnología no hay futuro (ni presente)

El modelo de aprendizaje en educación ejecutiva voltea a la tecnología para mejorar los procesos y generar una mejor oferta para el alumno.
El mundo vive en la era del aprendizaje mixto, con la adopción de entornos tradicionales y herramientas tecnológicas, que facilitan las competencias digitales de alumnos y profesores.
Tendencias  El mundo vive en la era del aprendizaje mixto, con la adopción de entornos tradicionales y herramientas tecnológicas, que facilitan las competencias digitales de alumnos y profesores.  (Foto: Jesús Almazán)
Por: ANA PAULA HERNÁNDEZ ALDAY

Nota del editor: Este artículo forma parte del suplemento Educación Ejecutiva. Emprendedores a la escuela, de la revista Expansión.

(Expansión) – Mario Alberto Jiménez, capitán de la marina mercante de México, detiene sus actividades dos veces por semana para conectarse a una plataforma digital y tomar una clase de introducción a la mercadotecnia. El capitán, que trabaja para la empresa Saudi Aramco, también es empresario. Fundó con su esposa una compañía de servicios petroleros y necesita perfeccionar sus habilidades administrativas.

Lee: Con la mira en las start-ups

Para complementar su programa de aprendizaje, Jiménez se reúne cada semana con Raúl Hernández y Mendoza, académico de la Universidad Intercontinental (UIC). “La adopción de la tecnología como herramienta de la educación ejecutiva está vinculada al plan de carrera de cada ejecutivo, al tipo de organización en la que se desempeña y a una necesidad específica de desarrollo de habilidades”, afirma el académico.

El mundo vive en la era del aprendizaje mixto, con la adopción de entornos tradicionales y herramientas tecnológicas, que facilitan las competencias digitales de alumnos y profesores, reducen el tiempo de adquisición del conocimiento, mejoran la experiencia y la práctica del equipo docente, indica el informe ‘NMC Horizon Report: 2016 Higher Education Edition’.

Lee: ¿Cuál es el mayor reto de la tecnología en las escuelas?

“En los próximos años, no solo habrá un incremento en los programas de capacitación a distancia, sino también mayor tecnología aplicada a la enseñanza en el aula”, dice Alejandro Alcocer, director de Mercadotecnia de Ricoh Mexicana, una firma de tecnologías de la información.

Presencial, en línea o mixto

Dos modalidades de enseñanza involucran las tecnologías de la información. La primera es la educación en línea o a distancia, que se desarrolla sobre una base tecnológica. La segunda consiste en programas tradicionales con un esquema de aprendizaje mixto, que combina las lecciones presenciales con recursos tecnológicos como apoyo.

“El formato de educación se aplica en función del tipo de enseñanza”, dice Julián Sánchez, director adjunto del IPADE Business School y director de programas de perfeccionamiento. “El aprendizaje a través de computadoras es muy adecuado cuando se trata de conocimientos técnicos, programables, sistemáticos y predecibles”.

Lee: MBA en mandarín, una oportunidad para ejecutivos mexicanos

Jaime García Narro, director de Educación Ejecutiva del sistema EGADE, señala que la tecnología es útil como un complemento del modelo, aunque no forma parte del modelo en sí. “La interacción que se logra con modelos presenciales a nivel ejecutivo es más afortunada”, agrega.

En las principales escuelas de negocios de México, los programas ejecutivos tienen un modelo mixto. La mayoría trabaja sobre plataformas LMS (Learning Managemet System), que contienen información con acceso exclusivo a los alumnos de cada programa. Estas plataformas facilitan un aprendizaje personalizado porque permiten un mejor análisis y gestión de datos.

Lee: La transición digital en la educación: más allá de los 'gadgets'

Una herramienta común en los programas tradicionales de maestrías ejecutivas son los simuladores de negocio, software que retan al alumno a responder ante un entorno determinado en cierto espacio de tiempo.

Las herramientas tecnológicas, como plataformas digitales, permiten optimizar la experiencia, sobre todo cuando el estudiante está en etapa productiva.
Las TI en la educación  Las herramientas tecnológicas, como plataformas digitales, permiten optimizar la experiencia, sobre todo cuando el estudiante está en etapa productiva.  (Foto: Jesús Almazán)

Otra tendencia es el aprendizaje colaborativo, que consiste en generar procesos de aprendizaje formal. Esto se concreta, principalmente, en universidades corporativas que transforman el conocimiento en cursos.

“La elección de herramientas tecnológicas como apoyo para el aprendizaje tiene que ver con el tipo de organización, porque los programas deben estar alineados a una estrategia de negocios”, dice Sandra Vargas, gerente de Capacitación y Desarrollo Educativo del Instituto de Formación de Liverpool.

Las TI aplicadas a la educación ejecutiva son herramientas que se adoptan con base en la evolución, tanto de la investigación tecnológica como de los objetivos de negocio.

El director de Mercadotecnia de Ricoh Mexicana propone incluir herramientas tecnológicas en las plataformas corporativas de capacitación, para facilitar que los empleados sientan una mayor afinidad hacia sus lugares de trabajo. Esta modalidad impacta sobre todo a la generación millennial.

Lee: La precisión británica que asesora a México en energía

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

“El gurú Phil Crosby dice que la calidad empieza con la gente, no con las cosas, lo que significa que la adopción de habilidades ejecutivas no depende de la tecnología, sino de los contenidos, la metodología, el alumno y el docente”, apunta Raúl Hernández, académico de la Universidad Intercontinental.

ESPECIAL: Educación Ejecutiva

Ahora ve
Nueva York recibió con protestas a Donald Trump
No te pierdas
×