MBA: Un traje a la medida

La materia de estudio de un ejecutivo no debe serun tema de actualidad, sino uno que se adapte a su plan de carrera y a la visión estratégica del negocio.
Crecimiento constante  La visión de las empresas que buscan empleados con formación multidisciplinaria favorece la movilidad.  (Foto: Ilustración: Shutterstock)
Por: ANA PAULA HERNÁNDEZ ALDAY

Nota del editor: Este artículo forma parte del suplemento Educación Ejecutiva. Emprendedores a la escuela, de la revista Expansión.

(Expansión) — Desde hace cuatro años, la industria de artículos de lujo en México ha vivido un crecimiento. En 2014, el sector tuvo su pico más alto de la década, con un crecimiento de 11%, según Euromonitor International. Y la gran penetración de firmas internacionales en el mercado mexicano provocó un aumento en la demanda de profesionales calificados.

María Ballesteros, líder de Ventas y Mercadotecnia de la consultora Hays México, confirma que, desde 2012, se ha incrementado la demanda de gerentes de tienda de marcas de lujo en México.

En respuesta a la necesidad, nació en 2015 el Instituto Luxurylab, la primera iniciativa de una consultora especializada que ofrece cursos de formación directiva en el mercado mexicano.

“La especialización no solo es un tema de formación ejecutiva, sino de retención de talento”, dice Ballesteros. Por lo tanto, la educación ejecutiva debe ser tan especializada o general como el individuo y su organización lo requieran.

La adquisición de conocimientos tiene dos enfoques: las habilidades que la actividad requiere –como estrategias de ventas, visión global, idiomas y liderazgo–, y el conocimiento del mercado en el que se desarrolla, agrega.

“Los puestos que están directamente relacionados con el núcleo del negocio deben ser especializados”, considera Yanis Raptis, consultor global en carrera profesional. El CEO y el C-Suite deben tener una visión general del negocio, más estratégica y no sólo enfocada a un sector o a un área específica.

La visión de las empresas que buscan empleados con formación multidisciplinaria favorece la movilidad, dice Raptis, porque cuando los puestos no tienen un carácter temporal, los trabajadores perciben la oportunidad de un crecimiento constante.

RANKING: Los mejores MBA en México y el mundo

El abanico de temas y especialidades de formación ejecutiva responde a las necesidades del mercado, local o global, en que se desenvuelva cada compañía y profesionista. Por ejemplo, el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE) diseñó el primer programa enfocado a capital privado en coordinación con la Asociación Mexicana de Capital Privado (Amexcap). El objetivo: consolidar esta industria en México, que crece a un ritmo de 22% anual.

Para determinar los temas que darán pie a nuevos programas de formación ejecutiva en el IPADE Business School se integran consejos consultivos con una diversidad de perfiles, desde autoridades de la institución, académicos, empresarios y exalumnos, que dan retroalimentación sobre los enfoques y la actualización que requieren los mercados.

Dentro de las temáticas de la educación ejecutiva existen variantes y especializaciones, con programas de grado académico o no académico, cortos o a profundidad, que pueden ayudar al empresario o al ejecutivo en diferentes etapas de su vida profesional.

Lee: Los MBA se especializan

Existe una tendencia a diseñar programas cortos, prácticos y a la medida, para mandos medios, principalmente, concluye Jaime García Narro, director de educación ejecutiva del sistema EGADE Business School.

Ruta de especialización

La capacitación debe orientarse a los objetivos de negocio. Aquí, los tres puntos que facilitan aplicar los conocimientos en las organizaciones:

1. Visión vertical

Durante años hubo un enfoque en las competencias que un individuo adquiere de un experto, de manera horizontal. Hoy, el desarrollo vertical se enfoca en las etapas de vida del ejecutivo, en las que la especialización se logra a través de la experienciay el esfuerzo adquiridos.

2. Desarrollo individual

Un colaborador pone mayor énfasis en su desarrollo cuando asume la responsabilidad de su propio progreso. Nadie es más responsable de su crecimiento profesional que uno mismo. La falta de políticas de recursos humanos no es un pretexto para frenar el crecimiento individual.

3. Trabajo en equipo

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Desde hace tiempo, el liderazgo en las organizaciones no recae en una sola persona o rol, sino que se expande a través de redes personales. Tejer grupos de contactos y hacer networking es una labor diaria que debe desarrollarse para potenciar habilidades y conocimientos.

Las megatendencias

Éstos son los cinco ejes que lideran las temáticas de la educación ejecutiva:

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×