Qué les impide a las compañías convertirse en Súper Empresas

Falta de liderazgo, problemas de seguridad... Analizamos qué falla en los negocios para poder calificar en el ranking.
Las piedras en el camino.  Muchas empresas están lejos de atreverse a participar porque saben que están en problemas.  (Foto: Dragonfly Studio)
Puri Lucena /
CIUDAD DE MÉXICO (Revista Expansión) -

¿Qué ocurre cuando en una empresa los roles no están bien definidos? Los colaboradores se sienten perdidos y desmotivados, lo que provoca baja productividad. La falta de liderazgo es el factor en el que más diferencia existe entre las calificadas en el ranking y las que no. Y emana directamente del líder, quien debe tener una estrategia y planeación del trabajo.

El resultado de no contar con éstas es que las empresas acaban siendo más reactivas que activas: se mueven según lo que sucede a su alrededor. Del líder depende, también, la resiliencia de la organización, pues el equipo debe aprender de los errores. Y, sobre todo, de él depende fomentar el trabajo en equipo.

Lee: Liderazgo inspirador, la clave para 'moldear' la conducta de los empleados.

Uno de los factores mencionados con frecuencia por los colaboradores de las empresas que no quedaron en el ranking es la existencia de cotos de poder y el sabotaje al trabajo de los demás.

“Es naturaleza del ser humano ostentar poder, en todos los ámbitos. Lo interesante es ver cómo las Súper Empresas han ido trabajando para modificar esas conductas que me van a permitir trabajar con mis pares y ceder el poder a otros para que tomen decisiones”, explica Laila Chartuni, CEO de TOP Companies.

Seguridad


No se trata sólo de que los empleados no cuenten con las medidas físicas adecuadas de seguridad, sino que también se atenta contra su estabilidad emocional, al punto de que tienen que llegar a tomar medicamentos, ya sea por dolencias físicas provocadas por el estrés, como colitis o gastritis, o psicológicas, como la depresión.

Las causas son múltiples: desde no tener espacios y herramientas adecuadas hasta no cuidar al personal que no está preparado para desarrollar cierto papel en la empresa.

Cada minuto en México se registran 1,416 riesgos en el trabajo, según el sistema de avisos de accidentes laborales de la stps.

Parte del problema está en el origen: cuando una persona no ha sido bien seleccionada para un puesto o tiene un rol para el que no está preparada, se genera una situación de estrés que no puede controlar.

Cultura organizacional


No respetar ni aplicar las políticas y procedimientos de las empresas lastra la productividad, ya que impacta en la motivación del empleado. Es más, una organización que no es clara en este aspecto puede caer en faltas de respeto al personal o en problemas de inclusión y casos graves de acoso.

Lee: Más felicidad en el trabajo genera mejores prácticas

Chartuni señala que cuando se está preocupado en poner en orden factores de rentabilidad y solucionar problemas que no se anticiparon, no se tiene en cuenta otros aspectos fundamentales, que incluyen hasta tener las condiciones adecuadas para el personal, como equipos o baños.

El otro gran factor que provoca que las empresas no sean un buen lugar para sus trabajadores es la carencia de programas para impulsar y desarrollar su carrera. Esta falta de capacitación redunda en que el colaborador no pueda ser autónomo para trabajar con libertad y tomar decisiones.

Uno de los aspectos que hacen que una organización no llegue a ser una Súper Empresa, según Chartuni, es que se centran en un objetivo sin organizar la manera en la que el equipo va a conseguirlo.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×