Las empresas y el gobierno de la Ciudad de México quieren que trabajes en casa

La Amiti y el GDF firman un convenio para fomentar e implementar el home office en las compañías.
Flexibilidad.  Según datos de la Coparmex, el teletrabajo incrementa la productividad del colaborador hasta 28%.  (Foto: Shutterstock/Uber Images)
Zyanya López /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

La Asociación Mexicana de la Industria de Tecnologías de Información (Amiti) y el gobierno de la Ciudad de México firmaron un convenio para fomentar e implementar el teletrabajo (también conocido como home office) en las empresas públicas y privadas de la capital del país. Las razones están a la vista: hasta cinco horas invierten los habitantes de la Ciudad de México en desplazarse a su lugar de trabajo en una urbe que, según varios listados, es la más congestionada del mundo. Según el 'Tom Tom Traffic Index 2017', el tiempo que pasan los capitalinos en el tráfico se incrementó en 66% (7% más que el año anterior).

El porcentaje se eleva hasta en 101% cuando se trata de horas pico, respecto a los momentos de mayor fluidez automovilística, lo que se traduce en 227 horas perdidas en un año y en una reducción de productividad laboral mayor a 20%.

“Queremos aprovechar las nuevas tecnologías para mejorar su calidad de vida de los capitalinos, elevar su eficiencia laboral y, además, reducir la emisión de gases contaminantes”, comentó Javier Allard, director general de la Amiti. El convenio se ha firmado con la Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo (STyFE) y la Secretaría de Desarrollo Económico (SEDECO).

Práctica exitosa

La idea es convertir a la Ciudad de México en una urbe digital y productiva. Datos de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) revelan que el home office incrementa el rendimiento en 28%, beneficio que ya comprobaron 25% de las compañías que cuentan con programas de teletrabajo.

Lee también: Con home office, las empresas ahorrarían casi 30%

Una de ellas es la Comisión Nacional para el Conocimiento y uso de la Biodiversidad (Conabio), entidad federal que, ante la falta de espacio para albergar a los nuevos empleados, decidió mandar a 50 trabajadores a laborar desde casa.

En mayo de 2016 arrancaron una prueba piloto. Durante seis meses, 23 mujeres y 27 hombres pasaban de uno a tres días a la semana realizando sus actividades fuera de la oficina:

“El jefe inmediato asignaba una cantidad específica de trabajo y los objetivos a cumplir. Después de un periodo determinado, los líderes evaluaban el desempeño del colaborador y definían si era o no una práctica adecuada”, detalló José Sarukhán Kermez, coordinador nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad de la Conabio, durante su participación en la inauguración del ‘Primer Foro sobre el Teletrabajo’.

El funcionario comentó que los beneficios fueron inmediatos: incremento en la satisfacción laboral, mayor eficiencia en las actividades y reducción en los gastos fijos de la empresa. Tanto así que este año iniciará la segunda etapa del programa. "Ya tenemos siete solicitudes de colaboradores que quieren formar parte de él”, expuso.

Educación, el reto

Para Allard, el éxito de este tipo de iniciativas está en la educación. Tanto empleados, como empleadores, tienen que esforzarse en adoptar una nueva cultura. "El trabajador a distancia debe entender que no se trata de estar acostado en la cama y con la computadora en la panza, ni mucho menos viendo el futbol en pijama, sino de realizar sus actividades profesionalmente y cumplir con los objetivos impuestos en la empresa”, explicó.

Te interesa: Home office, ¿una realidad en México?

De lado de las empresas, el representante de la Conabio dijo que uno de los grandes problemas es que los directivos no tienen confianza en gente, lo que impide la implementación de este tipo de iniciativas. “Las compañías tienen que empezar a ver a los profesionales como seres humanos, tomarlos en cuenta y no demeritar su esfuerzo por el simple hecho de trabajar desde casa (…) Al mostrarles nuestro apoyo incrementamos su motivación y, por ende, su productividad”, comentó Sarukhán Kermez.

Con esto concuerda Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, quien durante la inauguración del foro señaló que 80% de los empleados que trabajan a distancia mejoraron su estado de ánimo.

El siguiente paso para impulsar esta práctica será el desarrollo del ‘Libro Blanco del Teletrabajo’, por parte de la Amiti y el Gobierno capitalino, publicación que servirá como guía para el adopción de esta metodología laboral. “Contará con marcos regulatorios, jurídicos, pasos para la culturización de empresas y esquemas de nuevos de contratos de trabajo", afirmó Allard.

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×