Los CEO buscan nuevos retos en empresas pequeñas

La dinámica de un mercado competitivo exige a los directivos no estancarse y asumir nuevos retos.
Francisco Rodríguez, hoy CEO de Mundipharma en México y Latinoamérica, lideró la llegada de esta compañía al mercado nacional.
Nuevos proyectos.  Francisco Rodríguez, hoy CEO de Mundipharma en México y Latinoamérica, lideró la llegada de esta compañía al mercado nacional.  (Foto: Jesús Almazán)
Zyanya López /
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

Proveniente de una generación acostumbrada a formarse profesionalmente en una sola empresa, Francisco Rodríguez decidió romper esquemas y buscar nuevas oportunidades laborales. Los 20 años que pasó en Pfizer dirigiendo la filial en Colombia y, posteriormente, la de México, no le impidieron dar el ‘gran’ salto y cerrar un ciclo que significó aprendizaje, crecimiento personal y profesional, y la consolidación de habilidades como el liderazgo.

En la evaluación de distintas alternativas de trabajo, Rodríguez se inclinó por la que más retos implicaba: crear la sucursal mexicana de la británica Mundipharma, empresa farmacéutica con 50 años de experiencia internacional, pero sin presencia en América Latina. Así, en 2013, inició la aventura de formar una organización desde cero, generar las estrategias correctas para asegurar su crecimiento y seleccionar al mejor equipo de trabajo.

El primer mes, el empresario de origen colombiano fue el único empleado de la compañía y estuvo bajo el monitoreo de un equipo internacional, dedicado a validar las tareas concebidas para entrar a un mercado que, hasta hace cuatro años, era completamente desconocido. Hoy, como CEO de Mundipharma para México y Latinoamérica y teniendo a su cargo la operación de países como Argentina, Brasil o Colombia, Rodríguez concentra su energía y su esfuerzo en la compañía que le dio su ‘segundo aire’ en la industria farmacéutica.

¿Por qué se van?


Salir de una organización con el reconocimiento y la estructura internacional como Pfizer, no fue un paso que Rodríguez tomó a la ligera. Sin embargo, la sensación de estancamiento y cotidianidad, que en algún momento experimentó, facilitaron la rotación.

Si bien la historia de este CEO no es algo que se repita constantemente en el mundo laboral, expertos de la consultora PwC aseveran que al rebasar los 50 años de edad, los directivos buscan capitalizar su experiencia y disfrutar de la vida, pero sin dejar de lado la adrenalina de tener en sus manos el control y el rumbo de una empresa.

Lee también: Razones por las que un CEO se cambia a una pequeña empresa

Cansados de viajar y asfixiados por el estrés continuo, los altos mandos están dispuestos a dar el siguiente paso. Algunos optan por volverse consejeros de nuevas generaciones, mientras que otros aceptan dirigir empresas más pequeñas.

Es lo que hizo Jaime Guardiola Romojaro, CEO del banco Sabadell, quien antes era responsable de BBVA en España y Portugal, puesto en el que permaneció siete meses. Guardiola era el tercero en la jerarquía del banco, sólo detrás del presidente Francisco González y el consejero delegado José Ignacio Goirigolzarri. En Sabadell únicamente le reporta a José Oliu, presidente de la entidad financiera.

En 2007, a punto de cumplir 50 años, Jaime Guardiola migró al banco catalán, una entidad mucho más pequeña y con poca presencia internacional. A pesar de que esto pudo considerarse un retroceso en su carrera, los comentarios en la industria aseguran que cuando el banquero recibió la oferta no tardó en aceptar: tras 22 años de carrera internacional, sólo buscaba irse a trabajar a Barcelona, su ciudad natal.

Y es que estar en una compañía donde las presiones no se parecen a las de las grandes empresas, le da al CEO la oportunidad de pasar más tiempo con la familia y los amigos, definir horarios y equilibrar actividades personales y profesionales. La necesidad de mantener una vida balanceada es una de las grandes razones por las que cada vez hay más historias parecidas a las de Guardiola.

Desde PwC refieren que el envejecimiento poblacional está cambiando las perspectivas de los directivos, quienes planean anticipadamente un retiro y eligen como plan de carrera organizaciones que les permitan cumplir también metas personales, pero sin abandonar los grandes retos laborales.

¿Qué buscan?


Es por esto que permanecer muchos años en una empresa ya no es algo necesariamente atractivo para todos los CEO. Según datos de KPMG, la estancia de los altos mandos no supera los cuatro años. Aunque el estudio ‘Competencias del Top Management 2017’, elaborado por la compañía de reclutamiento Hays México, asegura que los directivos no duran más de dos años en su cargo.

Te interesa: Qué sigue para el CEO después de la jubilación

Incluso, estas actitudes han hecho que sean diagnosticados con el ‘mal del millennial’, debido a los altos niveles de rotación. Y no siempre el paso es fácil.

El documento de Hays indica que los directivos que provienen de organizaciones multinacionales y aplican para ser CEO de compañías pequeñas, tienen problemas para ser contratados, ya que la empresa receptora tiene miedo de que las actividades por realizar le parezcan aburridas y sean un incentivo para buscar nuevas oportunidades laborales. O, peor aún, que no se adapten a la cultura organizacional.

La realidad pone frenos a estos miedos. Francisco Rodríguez asegura que la mejor decisión que ha tomado a lo largo de sus 25 años de experiencia fue asumir nuevos retos y desarrollar talento joven: “Lo digo con franqueza, lo que he aprendido en los últimos cuatro años, no lo había adquirido en toda mi vida profesional”.

Para el líder de Mundipharma, pertenecer a una organización de menor tamaño le ha permitido dirigir un equipo innovador y emprendedor, definir estrategias de crecimiento, involucrarse en la ejecución diaria, trabajar mano a mano con el talento e interactuar directamente con los clientes, actividades que no tuvo oportunidad de realizar durante su estancia en Pfizer.

Lo mismo sucede con Luis Nieto, actual CEO de Nueva Era Marketing, compañía enfocada a generar estrategias de mercadotecnia digital para corporativos farmacéuticos y quien dirigió –en los últimos seis años– la filial de México, Centroamérica y Caribe de Convatec, organización que desarrolla y comercializa tecnología médica alrededor del mundo. En ese periodo, logró triplicar las ventas en los 21 países donde lideraba operaciones.

Actualmente, tiene la posibilidad de intercambiar opiniones con sus colegas, involucrarse en la selección de nuevos integrantes, negociar con clientes y sentir en carne propia los estragos de ‘picar piedra’ en un sector en el que su experiencia no se equipara a los 17 años que logró en la industria farmacéutica.

¿Qué encuentran?


Ante este nuevo escenario, ni a Francisco Rodríguez ni a Luis Nieto les apetece la idea de retornar al gran mundo corporativo. Y aunque ambos tuvieron ofertas laborales, ninguno aceptó. En estos casos, los especialistas del mercado laboral aconsejan nunca dejar de actualizar los conocimientos, ya que si en algún momento deciden volver a las ‘grandes ligas’, la situación puede complicarse debido, principalmente, al ritmo de trabajo.

Por esta razón, antes de dar el sí a un proyecto, la clave está en analizar la viabilidad del mismo, si están claras las estrategias y si el cambio significa una evolución en la carrera, ya que sin importar el tamaño de la organización, apostar por un plan poco favorable es el peor error.

Para las empresas resulta difícil rechazar a un CEO dispuesto a asumir riesgos y capaz de lograr impacto positivo en las organizaciones. La lógica indica que nadie se negaría a contratar a un individuo con grandes responsabilidades y, que sin importar el tamaño de la compañía de la que proviene, ha desarrollado competencias que aseguran la rentabilidad de todo un negocio.

Lee también: 3 formas de conocer la cultura laboral de una empresa

Aunque, como en cualquier movimiento laboral la incertidumbre siempre está presente, la flexibilidad y la capacidad de adaptación que ha comprobado el CEO –al incursionar en compañías de distintos tamaños, incluso sectores– son puntos a su favor. Para los especialistas, esto es un ejemplo de la necesidad que están experimentando los directivos de adaptarse a un entorno laboral cada vez más competitivo y cambiante.

La dinámica del mercado exige profesionales que se mueven mucho más. Hoy, el valor agregado no está en tener más de 20 años de experiencia en una sola compañía –como 60% de los CEO entrevistados por Hays–, sino en trasladar el conocimiento adquirido a empresas que requieren un guía que lleve el control de las situaciones y que sea el responsable de desarrollar equipos de trabajo productivos, flexibles y listos para asumir cualquier reto.

De hecho, se recomienda apostar por la posibilidad de trabajar en distintas compañías, sectores y hasta países, pues esto ayuda a desarrollar habilidades de liderazgo que son clave para la gestión de una compañía. Esta experiencia, enfocada al 100% en la empresa, permite que su imagen ante los demás se fortalezca. Los trabajadores agradecen la preparación del directivo, su coherencia en los actos y el apoyo para desarrollarse al interior de la organización.

Como sucede en Mundipharma, donde Francisco Rodríguez implementó estrategias de crecimiento del talento. Al ser una compañía relativamente joven, el líder busca profesionales que demuestren capacidades y competencias técnicas, pero, además, que tengan impregnado el gen emprendedor en su ADN, ya que las ganas de impactar en la industria farmacéutica es lo que ha logrado el crecimiento organizacional en México y Latinoamérica.

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Este tipo de talento ayudaría en cualquier tamaño de organización, ya que reta el statu quo. Pero eso no lo habría sabido Rodríguez de no ser porque exploró nuevos caminos y apostó por nuevas experiencias. La decisión no fue fácil, pero, para él, el resultado mereció la pena.

NOTA DEL EDITOR: Este reportaje se publicó originalmente en la edición CEO de Expansión (edición 1215, del 15 de julio).

Ahora ve
Autoridades de España confirman 13 muertos por ataque en La Rambla
No te pierdas
×