¿Las generaciones mayores son más tolerantes con el acoso sexual?

Los investigadores consideran que hay una "brecha de investigación" cuando se trata de actitudes sobre la instigación sexual según la edad.
Acoso  En muchos casos, las mujeres más jóvenes pueden tener dificultades para reconocer el acoso hasta que están en el lugar de trabajo.  (Foto: Shutterstock)
ESTADOS UNIDOS (CNNMoney) -

Hace unos días, The New York Times publicó una historia que alega que Harvey Weinstein, el magnate cinematográfico de Hollywood de 65 años, había estado acosando sexualmente a las mujeres durante décadas.

Poco después, Weinstein emitió una respuesta en la que señaló en gran parte a su época como una excusa:

"Vengo de los años 60 y 70, cuando todas las reglas sobre el comportamiento y el lugar de trabajo eran diferentes. Esa era la cultura entonces".

¿Las generaciones mayores realmente toman la agresión sexual de una manera diferente a las más jóvenes?

Lee: Twitter endurece medidas para combatir el acoso sexual

Si bien el acoso en el lugar de trabajo era más abierto en la era donde se desarrolla la popular serie de televisión Mad Men, eso no significa necesariamente que las generaciones más viejas acepten más esos comportamientos en la actualidad. La profesora de Penn State-Berks, Brenda Russell, dice que hay una "brecha de investigación" cuando se trata de actitudes sobre el acoso sexual según la edad.

Ella dice que las mujeres mayores dicen ser más tolerantes con el acoso sexual que las mujeres más jóvenes. Pero en otro estudio, los investigadores encontraron lo contrario: las mujeres de escuela secundaria son más tolerantes que sus contrapartes de mayor edad.

En muchos casos, las mujeres más jóvenes pueden tener dificultades para reconocer el acoso hasta que están en el lugar de trabajo, de acuerdo con Amy Blackstone, profesora de sociología en la Universidad de Maine. Su investigación muestra que a medida que estas jóvenes crecen, reflexionan sobre sus experiencias y las ven de otra manera.

En muchos casos, las jóvenes lo percibieron como un simple coqueteo, pero a medida que maduraban, comenzaron a analizar esas experiencias y reflexionar sobre ellas", dice. "Comenzaron a darse cuenta, 'Oh, oye, un compañero de trabajo que me agarra los senos no está bien. Tal vez sea acoso.' Cambia para las personas a medida que envejecen, y también lo hace de la misma manera en que entendemos el comportamiento de otras personas”.

Recomendamos: El jefe de Amazon Studios renuncia por acusaciones de acoso

Jaclyn Friedman, autora de "Sí significa sí: visiones de poder femenino y un mundo sin violación", dice que no se trata de la edad, se trata del género.

"Esta mitología de que todo el mundo estaba bien con ello (durante los 60 y 70) 'todo el mundo' no es un hombre", dice Friedman. "Las mujeres tenían demasiado miedo de hablar. Las mujeres no se habían organizado y no habían estado trabajando juntas para protegerse mutuamente y hablar. Aún estamos trabajando en cómo hacerlo en formas en las que no nos castiguen”

Russell está de acuerdo en que la mayor diferencia que se ve es en el género. Mientras que los hombres y las mujeres tienden a estar en la misma línea sobre la condena a este tipo de comportamiento, la investigación muestra que los hombres son más tolerantes con chistes inapropiados o comentarios sobre coqueteo.

Eso puede tener más que ver con cómo socializan los hombres para reconocer el acoso, de acuerdo con Amy Blackstone, profesora de sociología en la Universidad de Maine.

"La mayoría de los hombres no se consideran tolerantes con el acoso, pero vivimos en una cultura en la que no se les enseña a ver el acoso cuando sucede", dice.

Recomendamos: Larousse lanza campaña contra el acoso a mujeres en México

¿Quieres más noticias como esta?
Obtén los mejores consejos laborales y de management.

Russell dice que las mujeres en puestos de trabajo dominados por hombres tienen más probabilidades de experimentar culpar a las víctimas en casos de asalto sexual. Caso de ejemplo: Harvey Weinstein, un poderoso personaje en un negocio dominado por hombres.

"Cuando las mujeres son ‘fichas’ en su lugar de trabajo, son más vulnerables al acoso y otras formas de discriminación", dice Blackstone. "Esa es una de las muchas razones para defender a las mujeres en puestos de poder en el trabajo. Todos ganan cuando hay diversidad de personal en puestos de poder. Es más probable que tengamos un lugar de trabajo saludable", indicó.

Ahora ve
La quinta ronda de renegociación del TLCAN termina con varios pendientes
No te pierdas
×