Un CEO con acciones puede ser más audaz

Los directores toman más riesgos cuando en su remuneración tienen opciones de compra de acciones; este esquema tiene pros y contras que los directorios deben valorar al definir el sueldo de sus CEO.
jefe empleados  (Foto: Photos to Go)

Las opciones de compra de acciones, o stock options, como parte del esquema de remuneración a los CEO de las empresas, tienden a incrementar la toma de riesgos entre los altos mandos de las compañías, de acuerdo con un estudio realizado por Todd A. Gormley, profesor de finanzas de la escuela de negocios Knowledge@Wharton.

En un artículo publicado por la revista ExpansiónCEO en septiembre de 2011, la escuela de negocios explica que las opciones de compra de acciones son un elemento crucial de la remuneración de los CEO de empresas, pues representan una cuarta parte de su sueldo.

Este sistema, de acuerdo con la investigación del profesor Gormley, tiene implicaciones para los perfiles de riesgos de las empresas que ellos dirigen.

"Las opciones sí tienen una incidencia en la toma de riesgo", señala el catedrático. "Es un factor que los directorios deberían tomar en cuenta a la hora de definir los paquetes de compensaciones".

"Si se quiere fomentar la toma de riesgos, se puede dar más opciones de compra de acciones a los gerentes, pero si el objetivo es reducir el riesgo, hay que darles menos opciones y más acciones", cita el estudio del académico.

El profesor de finanzas y su equipo realizaron un análisis sobre la toma de riesgo entre 69 empresas de Estados Unidos.

En ese sentido, primero dedujeron que cuando aumentan los riesgos para el negocio principal de una compañía, la estrategia estabilizadora más adoptada es disminuir la volatilidad de su flujo de caja.

A partir de allí el equipo se dio a la tarea de determinar si la adopción de dicha estrategia difería entre los casos en que los gerentes recibían muchas opciones de compra en sus remuneraciones y aquellos en que eran remunerados con cantidades de opciones inferiores al promedio y no constituían una parte importante de sus sueldos.

En el caso de empresas con un aumento de riesgo, pero con gerentes que reciben muchas opciones de compra, la volatilidad del flujo de caja permaneció igual y es similar a la de las empresas que no enfrentaban ningún riesgo. Es decir, sus gerentes no buscaron mitigar la exposición de sus firmas.

En las compañías en que los gerentes recibían pocas opciones de compra, hubo una tendencia a reducir la volatilidad del flujo de caja; señal de que adoptan medidas para intentar disminuir los niveles de riesgo.

El estudio también mostró diferencias entre directores con opciones in the money (cuando el precio de ejercicio es inferior al precio actual de mercado) y directores con opciones out of the money (cuando el precio cae a cero; el precio del ejercicio es inferior a la acción que le sirve de subyacente), en la toma de decisiones corporativas.

En el primer caso los gerentes son más propensos a adoptar medidas de reducción de riesgos porque cuando las opciones están in the money el valor de dichas opciones evoluciona en función del precio de la acción. Esto tiende a limitar la toma de riesgo puesto que los gerentes desean preservar el valor de sus opciones.

Pero cuando los gerentes tienen opciones out of the money, el valor de éstas no puede seguir bajando junto con el valor de las acciones. En consecuencia aumenta la toma de riesgo por parte de los CEO.

"Nuestros resultados dan pruebas tangibles de que las diferencias en los sistemas de remuneración pueden generar diferencias significativas en las decisiones corporativas", concluyen los autores.

¿Qué es mejor para los accionistas?

Según Gormley, la respuesta no es muy clara, y señala el caso de la empresa General Dynamics como un ejemplo de preferencia por el riesgo que terminó recompensando.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La firma opera en el sector de defensa. Cuando este sector se contrajo en la década de los 80, General Dynamics se rehusó a diversificarse. Aunque la diversificación le habría permitido reducir los riesgos, hizo recortes de personal y se mantuvo enfocada en el rubro de defensa.

Como era de esperar, los gerentes de la compañía gozaban de esquemas de remuneración con gran cantidad de opciones de compra de acciones. A la larga, la arriesgada estrategia trajo frutos, y General Dynamics generó retornos de 550% para sus accionistas en un plazo de dos años.

Ahora ve
Autoridades hallan fosa clandestina en las afueras de Tijuana
No te pierdas
×