Cuando la estrategia ‘ahoga’ tu empresa

Hacer grandes planes para solucionar un problema puede tomar mucho tiempo y resultar adverso; a veces es mejor actuar inmediatamente y poner en marcha ideas que den resultados rápidos.
estrategia  (Foto: Thinkstock)

Muchas veces al enfrentarse a un nuevo reto o problema, las empresas dedican más tiempo y esfuerzo a realizar extensos análisis en vez de ponerse en movimiento y probar ideas de manera inmediata; el resultado: una pérdida de esfuerzo y demoras significativas en el progreso de la compañía, asegura Ron Ashkenas de Harvard Business Review.

De acuerdo con Ashkenas, autor del artículo 'No te ahogues en la estrategia', publicado por la revista ExpansiónCEO en su edición noviembre-diciembre de 2011, favorecer constantemente al análisis sobre la acción puede ser el enemigo de la firma.

El especialista en temas de liderazgo explica que a menudo existen razones inconscientes para llevar a cabo lo que él considera una búsqueda improductiva de la perfección.

Entre ellas destaca el temor al fracaso, el cual ocasiona que los gerentes hagan un esfuerzo extra por obtener la respuesta ‘correcta', y la respalden con tantos datos y justificaciones como les sea posible, de tal forma que si la idea no funciona nadie puede argumentar que no hicieron su trabajo.

Otra razón es que las acciones obligan a los gerentes y a los equipos a salirse de su zona de confort, motivándolos a vender ideas, a lidiar con las resistencias, a orquestar planes de trabajo y posiblemente a alterar los procesos de trabajo de sus colegas y hasta de sus clientes.

Por lo tanto, una manera de evitar estos temas conflictivos es prolongar el estudio tanto como sea posible, y así demorar cualquier tipo de acción.

La solución que Ron Ashkenas propone es implementar la ‘acción' de manera paralela a la investigación. De tal forma que se prueben algunas ideas iniciales en menor escala y de manera inmediata, y mientras tanto, se sigan reuniendo más datos para el análisis.

El analista asegura que lo más importante de todo es entender que no se trata de dejar de planear a futuro, sino de no esperar a que transcurra tanto tiempo hasta que llegue el momento en que no se pueda hacer nada para solucionar un problema.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Además, destaca cinco errores comunes que los líderes suelen cometer al enfrentarse con problemas operativos:

1. No consideran las fechas límite para solucionar cuellos de botella.
2. Despliegan grandes estrategias, sin considerar el tiempo máximo que se pueden tomar antes de que 'el agua les llegue al cuello'.
3. No llevan a cabo acciones inmediatas que puedan disminuir el problema mientras se ejecuta un plan mayor.
4. Delegan la estrategia en personas que no están acostumbradas a llevar a cabo planeaciones.
5. Analizan poco o nada el impacto real que tendría implementar una ‘gran' estrategia en la empresa.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×