¿Hemos superado la crisis global?

El Foro Económico Mundial dice que sí, pero advierte que la economía se enfrenta a nuevos riesgos; inflación en alimentos y materias primas, guerras comerciales y monetarias son los nuevos problemas.
economista roubini foro economico mundial  (Foto: AP)
DAVOS (AP) -

Es la pregunta en toda reunión internacional de economistas desde hace dos años: ¿Hemos superado la crisis global? La respuesta en el Foro Económico de Davos parece ser: "Sí, pero..." El mundo aparentemente ha podido alejarse del borde del precipicio de 2008, pero enfrenta riesgos enormes: aumento descontrolado de los precios de alimentos y materias primas, posibilidad de guerras comerciales y monetarias, así como una desigualdad creciente que amenaza la estabilidad.

Por eso, al comienzo de la conferencia anual en Davos, este miércoles, el economista Nouriel Roubini alzó una copa de agua a medio llenar -o tal vez a medio vaciar- y dijo que era una metáfora de la economía global.

A juzgar por el panel inicial que Roubini compartió con empresarios y economistas, el mundo está tratando de comprender la histórica transferencia de riqueza e influencia desde Occidente, largamente dominante: ¿Habrá colaboración entre los países? ¿Beneficiará a todos o caerán los niveles de vida en el mundo desarrollado? ¿Se agotarán los recursos? El panel abordó estos temas.

"Hay una recuperación económica global", dijo Roubini, célebre por haber pronosticado la crisis de 2008 y quien hasta hace unos meses advertía sobre la posibilidad de una "doble recesión".

Sostuvo que "los balances son fuertes, la confianza aumenta", las diferencias de intereses crediticios se han reducido y la liquidez -la disponibilidad de dinero- se ha incrementado.

Sin embargo, advirtió que en Estados Unidos y Europa el crecimiento sigue siendo lento y el desempleo alto, y la persistencia de la crisis inmobiliaria en el primero genera escasa confianza en su capacidad para afrontar su déficit y deuda.

En Europa, los mercados impusieron una austeridad que limita el crecimiento. Adicionalmente, en una alusión a China, Roubini dijo que "no hay suficiente ajuste de las tasas de cambio", lo que podría conducir a las "guerras monetarias y con el tiempo a las guerras comerciales y el proteccionismo".

Los panelistas coincidieron en que la recuperación global es desigual: baja en Europa occidental, lenta en Estados Unidos y veloz en muchas economías emergentes.

Como reflejo de la transición global, los participantes señalaron que la transferencia de riqueza no es sólo de occidente a oriente, sino también hacia el sur, con avances impresionantes en América Latina y África.

Los 2,500 participantes del encuentro concentraron gran parte de su atención en el poder creciente de China, los temores por la deuda europea y los posibles coletazos de la crisis financiera, que dejó despidos, recortes y medidas de austeridad.

Zhu Min, un ex vicepresidente del Banco Popular de China, dijo que miles de millones en el mundo en desarrollo quieren tener las mismas cosas que el mundo desarrollado: "Una vida estadounidnes, un auto grande, una pensión..., pero no funcionará porque no tenemos los recursos".

¿Aceptarían esos millones algo menos?

En un sentido sí, dijo Zhu Min a The Associated Press: "No queremos adoptar el modelo occidental. No funcionará. Será necesario elaborar un modelo nuevo".

China superó a Japón como la segunda economía mundial el año pasado y pronostica un crecimiento apenas abajo del 10% para este año, por lo que los panelistas se preguntaron si no es momento de declarar que ya es uno de los líderes mundiales.

"Tenemos que eliminar del léxico las palabras 'en desarrollo' o 'emergente''', dijo Martin Sorrell, director general del gigante publicitario WPP Group.

Este año, China e India enviaron sus delegaciones más grandes hasta ahora, encabezadas por empresarios que buscan plantar bandera en el escenario mundial que solían dominar sus rivales europeos y estadounidenses.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"En diez años, las economías del mundo emergente superarán 20 billones de dólares, lo que equivale a la economía estadounidense", dijo Azim Premji, presidente de la compañía india Wipro.

Claro que Zhu Min advirtió que esas cifras ocultan que las esperanzas de los pobres en esas naciones no se cumplirán pronto.

Ahora ve
Uber y Volvo hacen equipo para fabricar miles de vehículos autónomos
No te pierdas
×