EU pide a Europa solucionar crisis

Timothy Geithner instó a los líderes del bloque a dejar de hablar sobre una ruptura en la eurozona; el secretario del Tesoro de EU pidió una mayor coordinación para resolver la crisis de deuda.
Timothy Geithner  (Foto: CNN)
BRESLAVIA, Polonia (CNN) -

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, dijo el viernes a los ministros de Finanzas de la Unión Europea que deberían dejar de hablar sobre una ruptura de la zona euro y trabajar más cercanamente con el BCE para superar la crisis de deuda.

En una intervención tras discutir con los ministros la posibilidad de fortalecer el fondo de rescate de la zona euro para darle más influencia para manejar los problemas de la deuda de la región, Geithner dijo que Europa no vería una coordinación financiera global como la del 2009, pero que Washington haría todo lo que pueda para ayudar.

"Lo que ha sido muy perjudicial (en Europa) desde afuera no son las divisiones en torno al debate amplio, en torno a la estrategia, sino en torno al conflicto actual entre gobiernos y el Banco Central y ambos necesitan trabajar juntos para hacer lo que sea necesario para la solución de cualquier crisis", dijo.

"Gobiernos y bancos centrales tienen que despejar los riesgos catastróficos de los mercados (...) (y evitar) hablar libremente de desmantelar las instituciones del euro", dijo.

El BCE acordó con renuencia el mes pasado comprar bonos de Italia y España después que ambos países fueron blanco de ataques del mercado ante el entendimiento de que el fondo de rescate del bloque, el EFSF, pronto desaparecería.

Eso hizo el daño suficiente como para molestar a algunos en el BCE. El principal funcionario alemán en el banco, Juergen Stark, anunció su renuncia la semana pasada.

Geithner indicó que había dicho a los ministros de Finanzas de la zona euro que tenían la capacidad para lidiar con la crisis que ya lleva cerca de dos años, pero que debían mejorar la coordinación.

"No queremos ver a Europa debilitada por una crisis prolongada, lo mejor para nosotros es que Europa se fortalezca", afirmó.

"Continuaremos haciendo todo lo que podamos para ayudar a Europa a manejar estos desafíos", agregó.

Más temprano, un funcionario de alto rango de la zona euro dijo que Geithner había instado a los ministros a potenciar el fondo de rescate del bloque de 440,000 millones de euros, para darle más efectividad a la hora de calmar los problemas de liquidez del sistema bancario y de deuda soberana.

Geithner no dio detalles pero Jean-Claude Juncker, el presidente de los países del Eurogrupo, dijo que los Gobiernos de la zona euro avanzarán al aprobar las decisiones tomadas el 21 de julio para resolver la crisis, que incluyen hacer el EFSF más flexible.

"Nosotros estamos emprendiendo medidas fuertes para mantener la estabilidad financiera, restaurar la confianza y apoyar el crecimiento", indicó Juncker a periodistas.

Agregó que los programas de ajustes en Irlanda y Portugal, dos países que han recibido rescates, estaban en marcha y que el renovado compromiso de Grecia con su programa implicaba que en octubre se tomaría una decisión sobre el próximo desembolso.

Los mercados financieros estaban mayormente estables, con el diferencial entre los bonos italianos a 10 años y los bonos de referencia alemanes estrechándose levemente. Las acciones, impulsadas por una decisión el jueves del BCE y otros grandes bancos centrales para brindar liquidez, cotizaban en alza.

Analistas indicaron que EFSF, implementado en mayo del 2010 y hasta el momento empleado para rescatar a Portugal e Irlanda, debería ser incrementado en volumen para consolidar la confianza del mercado en que la crisis podía ser contenida.

Sin embargo, Alemania y otros se niegan a fortalecer el fondo y la mayoría de los parlamentos nacionales de la zona euro aún deben ratificar los nuevos poderes acordados dos meses atrás que le permitirían hacer préstamos precautivos a países bajo ataques del mercado y comprar bonos soberanos para apoyar a estados con problemas.

"Es difícil para la zona euro surgir con algo concreto en esta etapa pero necesitan mantener el impulso", dijo Gavin Friend, especialista en mercados del Banco Nacional de Australia.

Con la mayoría de los economistas indicando que es inevitable una cesación de pagos en Grecia y con la más grande economía italiana aún en la línea de fuego pese a la aprobación de parte del parlamento de un nuevo paquete de medidas de austeridad, la presión está sobre la mesa.

La canciller alemana, Angela Merkel, nuevamente expresó su oposición a la emisión de eurobonos como solución a la crisis.

Entre los asuntos que los ministros de Finanzas tendrán que intentar resolver el viernes es una disputa sobre los términos de un segundo rescate para Grecia, para el cual países como Finlandia exigen garantías a cambio de nuevos préstamos, un obstáculo importante para el acuerdo.

"Creo que vamos a negociarlas (las garantías) pero lamentablemente no veo que podamos encontrar una solución esta noche", indicó Jutta Urpilainen, ministra de Finanzas finlandesa.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Seguimos negociando. Soy bastante optimista de que se pueda encontrar una solución que todos acepten", agregó.

 

Ahora ve
Cuba refrenda su apoyo a Corea del Norte y apuesta por el diálogo con EU
No te pierdas
×