Salvador Cabañas aparece en entrevista con notoria recuperación

El futbolista jugó al ping pong para la cámara con gran habilidad y dijo que ya patea balones
Salvador Cabañas lució delgado y respondió claramente a las  Salvador Cabañas habló por primera vez tras recibir un disparo en la cabeza
/
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Visiblemente más delgado, pero con una asombrosa recuperación, el futbolista paraguayo Salvador Cabañas dio sus primeras palabras, luego que recibiera un balazo en la cabeza la madrugada del 25 de enero en un bar al sur de esta ciudad.

En entrevista para el noticiario de Joaquín López-Dóriga de Televisa, el jugador del América mostró los avances en su salud al responder con claridad las preguntas que se le formularon ‑aunque su expresión parece todavía algo desencajada.

En una rotunda escena de su mejoría, el futbolista también fue transmitido jugando ping pong de mesa. Sus reacciones y reflejos se notaron rápidos y naturales.

Luego de dar su nombre completo, se le dijo a Cabañas que la afición pregunta mucho por él, a lo que el paraguayo les prometió estar de regreso muy pronto.

"Ya dentro de poquito vamos a estar ahí otra vez cuando me recupere bien, ya vamos a estar ahí otra vez. Sí (la extraño, a la afición), los gritos, el ánimo que te dan, el apoyo que te dan siempre en cada partido en cada juego, eso extraño mucho", dijo.

Agradeció las oraciones de la gente por su salud, porque le han ayudado a salir delante de la complicada situación que puso en peligro su vida.

"Me habían comentado (los rezos), y la verdad agradezco mucho eso, por eso ya estoy saliendo de esto que es lo más importante", dijo.

Cuestionado sobre cuáles son las actividades que realiza en el Centro de Rehabilitación donde se encuentra, el seleccionado paraguayo indicó que está "trabajando en la recuperación de la parte física y todo eso. Ya doy pasitos, estoy pateando balones y todo eso, estoy casi listo".

Cabañas afirmó que quiere regresar a los campos de juego para darle nuevamente alegría a los seguidores de América y de su país, pero en especial a su padre, Dionisio Cabañas.

"Quiero jugar todavía. Estoy contento de estar vivo, de estar ya casi recuperado, que muy pronto pueda estar otra vez en las canchas. Quiero darle alegría a mucha gente, a esos que están esperando, esos que me da ánimos y en especial a mi papá que siempre está conmigo, a mi familia".

El principal deseo del delantero americanista es reencontrarse con su gran "amor": el gol, lo que aún no imagina cómo pudiera darse.

"Sí, claro, donde sea, donde juegue el primer partido ahí hacerlo de una vez. No sé cómo va a ser, pero va ser dedicado a toda la gente que me quiere mucho, que siempre ha estado conmigo", dijo.

El "Mariscal", llamado así en su país en alusión a un líder histórico, aceptó que extraña todo el entorno previo, durante y al final de un partido de futbol.

"Sí, a la gente que esta apoyándote desde que entras hasta que termina un partido, eso se extraña".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Si tuviera la posibilidad de salir en este momento, sería algo que le "encantaría, me levantaría y me iría a mi casa a ver a mis hijos, jugar con ellos un rato, pasarla bien con ellos, ahora mismo lo haría".

Cabañas mandó un mensaje a sus dos hijos. Les pidió no darse por vencidos, porque “el futbol te da muchas cosas”.

Ahora ve
Pese a reproches de ida y vuelta, la renegociación del TLCAN se va hasta 2018
No te pierdas
×