Una huelga de transportistas amenaza al Mundial de futbol en Sudáfrica

Una asociación de taxistas amenaza con irse a huelga, descontenta por el nuevo sistema de transporte público en Johannesburgo
Sudáfrica se prepara para recibir la justa mundialista en junio
efe-mundial-transporte  Sudáfrica se prepara para recibir la justa mundialista en junio
/
JOHANNESBURGO (Reuters) -

A menos de 80 días para que inicie el Mundial de futbol, una huelga de taxistas en Sudáfrica amenaza su celebración.

La puesta en marcha de un nuevo sistema de transporte público de autobuses en las principales ciudades del país africano ha generado el descontento de los conductores de furgonetas.

La apertura de nuevas lineas del Bus Rapid Transport permitirá a los usuarios desplazarse desde los estadios mundialistas hasta el centro de la capital sudafricana, pero los taxistas aseguran sentirse “sistemáticamente” excluidos.

"Nuestras vidas no dependen del Mundial. Esto va más allá", dijo a la prensa local Alpheus Mlalazi, secretario general de la Alianza General de Taxis, la cual ha amenazado con convocar dos días de huelga cada nueve si en dos semanas el gobierno no atiende a sus demandas.

Los modernos autobuses que recorren rutas fijas y que se detienen en paradas preestablecidas, acristaladas y que permiten un fácil acceso a los vehículos, se presentan como un sistema mucho más cómodo y eficaz que el vigente, que consiste en furgonetas abarrotadas, muchas destartaladas, sin ruta conocida y que se detienen arbitrariamente en cualquier lugar a solicitud de los viajeros.

"Durante el Mundial, nuestra responsabilidad es llevar a la gente a los estadios a tiempo y con seguridad", dijo el lunes el ministro de Transporte, Sibusiso Ndebele, para quien un buen sistema de transporte es vital para el éxito del Mundial.

"La democracia no consiste sólo en el derecho a votar, también tiene que ver con la libertad de movimiento", añadió. También aseguró que el gobierno seguirá trabajando para llegar a una solución aceptable para todos.

La Alianza General de Taxis ha anunciado una manifestación para el próximo 13 de abril, tras la que quiere entregar en mano al presidente del país, Jacob Zuma, un memorando con todas sus quejas.



Los conductores celebraron este martes sin incidentes una jornada de huelga en Ciudad del Cabo y hace 10 días trataron de boicotear la apertura de nuevas líneas del Bus Rapid Transport en Johannesburgo con barricadas y quema de neumáticos, lo que se saldó con una decena de detenidos.

Cada día de huelga supone problemas para las autoridades competentes y sobre todo para los usuarios, que se ven incapaces de llegar a tiempo a sus trabajos y que han de viajar en furgonetas sobrecargadas.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×