Brasil busca combatir el abuso sexual de menores antes del Mundial

A partir de octubre, el gobierno desplegará campañas para enfrentar el abuso sexual contra menores de edad, por medio de denuncias
14
14  14
| Otra fuente: EFE

Brasil quiere prevenir los delitos sexuales antes y durante el Mundial de Futbol que albergará en 2014.

A partir de este mes, el gobierno brasileño promoverá una campaña para combatir la explotación sexual de menores y adolescentes de cara a la Copa del Mundo, informaron este viernes fuentes oficiales.

El Ministerio del Turismo brasileño prevé que el país reciba unos 600,000 extranjeros durante el torneo, lo que supone alrededor de 10% del total de turistas que acoge anualmente.

Brasil está en la posición 43 en las encuestas de las naciones más visitadas, elaboradas por la Organización Mundial de Turismo.

Según el viceministro de Turismo, Mário Moysés, además de mejorar las infraestructuras para acoger a los turistas, es necesario también “preocuparse por el factor social” y sensibilizar a la sociedad para que prevenga y condene los abusos sexuales.

Moysés explicó que el Ministerio de Turismo firmó un acuerdo de colaboración con Italia y Alemania, y que el próximo paso será promover “unas acciones de cooperación con la Unión Europea (UE)” para prevenir ese problema.

El objetivo del programa Un gol para los derechos de los niños es desarrollar planes de acción regionales y formar 390 agentes sociales que serán capacitados para prevenir y denunciar los casos de abuso, así como de orientar a profesionales de la salud, la hostelería y a policías para actuar contra la explotación sexual.

El viceministro añadió que otra parte de la campaña será enfocada en los adolescentes que viven en áreas más pobres y cercanas a las sedes del Mundial, para que no ejerzan la prostitución.

El gobierno brasileño mantendrá como principal método de denuncia de abusos sexuales a menores un número telefónico (Disque 100), que recibe un promedio de 418 llamadas al día sobre posibles maltratos de niños y adolescentes, de las cuales 80% corresponde a víctimas del sexo femenino.

De acuerdo con Moysés, Brasil se prepara a recibir “no sólo al turismo futbolístico masculino”, sino también a sus familias, y alejarse del estereotipo de país de “futbol, samba y carnaval” para promocionar otras caras menos conocidas, como las de su “diversidad cultural, gastronomía y naturaleza”.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×