Un boxeador ucraniano planea ser un peso pesado pero en la política

Vitali Klitschko fundó un partido en Ucrania y además es el actual campeón de boxeo de peso pesado de la WBC
  • A+A-
Por: Diana Magnay y Barry Neild
Autor: Diana Magnay y Barry Neild
KIEV, Ucrania (CNN) -

Los políticos ucranianos no detienen sus golpes. Ha habido peleas a puños en el parlamento y, a medida que el país lidia con las consecuencias de dos décadas de turbulencia desde que emergieron del gobierno soviético, los problemas con la ley amenazan con afectar reputaciones.

Los recién llegados podrían ser perdonados por entrar a esta intransigente arena (la política) con temor, a menos, claro, que seas Vitali Klitschko.

Un nombre familiar para los aficionados al boxeo, Klitschko es el actual campeón mundial peso pesado de la WBC, y retuvo su título en octubre pasado con una vitoria que dejó a su oponente estadounidense Shannon Briggs recuperándose en el hospital.

 

Pero Klitschko también se ha ganado un nombre en el ring político de Ucrania, obteniendo éxitos para su partido Alianza Democrática por la Reforma Ucraniana – también conocido como “Golpe”.

El hombre de 38 años cree que existen claras semejanzas entre el boxeo en el ring y luchar en una trinchera política.

“En todos los sentidos, en la vida, en la política, tienes que mostrar tus habilidades”, dijo a CNN. “Tienes que defender tus opiniones – no físicamente – tienes que usar tu mentalidad más fuerte, usas tus habilidades mentales para defender tu posición”.

Klitschko, que ya es una rareza en el mundo del boxeo gracias a un doctorado en Ciencias del Deporte que le ganó el apodo de “Dr. Puños de Acero”, saltó a la política en 2006 en su natal ciudad Kiev.

Lanzó su partido de reforma en abril del año pasado, haciendo campaña sobre una plataforma en contra de la corrupción y comprometiéndose a llevar los “estándares europeos” políticos y económicos a Ucrania.

Desde sus más de dos metros de alto, Klitschko es una formidable adición al paisaje político de Ucrania, pero el boxeador dice, que a diferencia de algunos políticos, él mantendrá sus puños para sí mismo.

“Actualmente llevo 20 años en el deporte, en el boxeo, y nunca jamás en 20 años he usado mis habilidades fuera del ring”, dijo.

“Es doloroso ver que si un político no tiene poder mental para defender su posición, trate de usar sus músculos – Un político así no tiene futuro”.

Klitschko no es el único boxeador que cambió el pugilismo por la política. En Filipinas, el campeón mundial de peso Welter, Manny “Pacman” Pacquiao fue electo el año pasado para la Casa de Repesentantes del país.

Incluso aunque prevé su inevitable retiro del boxeo, Klitschko dice que no se enfocará totalmente en la política, sino que mantendrá un papel activo en la organización caritativa para niños que el dirige con su hermano menor Wladimir, también un campeón de peso pesado.

Fundada en 2003, la Fundación Hermanos Klitschko está basada en el trabajo que el par ya realizaba para las Naciones Unidos, buscando promover estilos de vida saludables para los niños a través del deporte.

“Tratamos de dar a la generación de jóvenes la oportunidad de desarrollarse a través del deporte”, dijo. “Tratamos de usar el poder que tiene el deporte para cambiar el mundo y atraer la atención de la gente a los problemas que tiene nuestra sociedad”.

Klitschko da crédito a la relación con su hermano – algunas veces comparada a la de las campeonas mundiales del tenis, Serena y Venus Williams – por su éxito.

“Mi hermano no es sólo mi hermano – es mi mejor amigo”, dijo. “Nos entendemos uno al otro muy bien, nos ayudamos y quizá por ello es que hemos tenido suerte y éxito en el deporte”.

“Tenemos una condición en el deporte también: nunca peleamos contra el otro, pero nos retamos en tenis de mesa, ajedrez. La vida sin un hermano sería tan aburrida y es por eso que estoy agradecido con mis padres por tener a mi hermano Wladimir”.

Ahora ve