La Liga Premier inglesa busca más dinero en nuevos mercados

Clubes como el Chelsea y el Manchester City llevan su juego a otros mercados para obtener ingresos que compensen sus gastos
asia
chelsea barclays asia  asia  (Foto: )
  • A+A-
Por: Euan McKirdy
Autor: Euan McKirdy
(CNN) -

El Chelsea volvió esta semana a Londres como el recién coronado campeón de la quinta Copa Asiática Barclay en Hong Kong.

Venciendo a otros dos equipos ingleses, así como al Kitchee, los campeones de Hong Kong, el subcampeón de la Liga Premier Inglesa de la temporada pasada utilizó la competencia para poner el toque final a un verano de preparación y elevar el perfil del club en esta parte del mundo.

El resultado nunca se cuestionó, a pesar de la presencia de los opositores de la Liga Premier, el Aston Villa y los Blackburn Rovers.

Tal es el músculo financiero de un grupo adinerado de clubes, que incluyen al Chelsea, Manchester United, Arsenal y Manchester City, el resto de la primera división de Inglaterra parece existir cada vez más sólo para compensar las cifras. 

Manchester City solía estar en este último grupo, antes de una masiva inyección de dinero por parte del multimillonario jeque Mansour bin Zayed Al Nahyan, miembro de la familia gobernante de Abu Dhabi, que catapultó al City a las ligas mayores del futbol mundial.

Sin embargo, el club está perdiendo dinero, a medida que los pagos de excesivos salarios junto con el pago de cuotas exorbitantes por traspasos exceden lo que gana por la venta de boletos, patrocinios y otras negocios comerciales. Pero mientras la generosidad de su benefactor continúe y el éxito lo acompañe, ni a los propietarios ni a los aficionados les importa.

Chelsea también tiene un rico propietario, el oligarca ruso Roman Abramovich, quien fue noticia en 2003 al adquirir el equipo completo y al declarar de inmediato que sería una fuerza a tener en cuenta.

El club de Londres parecerá un rival fuerte esta temporada si el rendimiento del fin de semana pasado sirve de indicación –ningún gol concedido en cuatro partidos disputados en tres países–, pero su impacto fuera de la cancha es más llamativo.

Chelsea jugó ante 85,000 aficionados en Malasia, mientras que otro estadio lleno les dio la bienvenida en Hong Kong cuando se enfrentaron al Villa en la final de la Copa de Asia. Decenas de miles de aficionados de Asia compraron boletos y mercancía como réplicas de camisetas, a medida que aprovechaban una rara oportunidad de ver a sus héroes en vivo. No es una mala fuente de ingresos.

Los ingresos de los boletos para el Trofeo Barclay de Asia totalizaron casi 20 millones de dólares hongkoneses (2.56 millones de dólares estadounidenses) en dos días, de acuerdo con la Asociación de Futbol de Hong Kong (HKFA, por sus siglas en inglés), pero el organizador local ProEvents Management dice que el uso del torneo es mucho más amplio: como un vehículo para la promoción de la marca de la Liga Premier. “La cuestión de si se genera dinero no es el problema”, dice Paul Kam, presidente de ProEvents. “Es un mercado muy importante para los clubes. Los beneficios son a largo plazo”.

Es un sentimiento compartido por la nueva cabeza del Chelsea.

“Sería irracional para nosotros no hacer pretemporadas como ésta y no llegar a la cantidad de aficionados que tenemos”, dijo a CNN André Villas-Boas, gerente del club recién instalado, antes del torneo. “Tenemos que respetar nuestras actividades comerciales y la planificación de futbol, y en este momento lo hemos estado equilibrando correctamente”.

Los aficionados en Asia parecen estar agradecidos de que pesos pesados de la Liga se estén concentrando en esta región. “Es la primera vez que los he visto jugar y fue una gran experiencia”, dice Eric Yiu, un aficionado de Hong Kong que comenzó a apoyar el Chelsea hace tres años. “Tuve suerte, un amigo me dio los boletos”.

Hong Kong no es exactamente un mercado sin explotar para la Liga Premier de Inglaterra. En 2006, el operador de cable pagado PCCW pagó 1,560 millones de dólares hongkoneses (200 millones de dólares estadounidenses) por los derechos de transmisión de los partidos de la Liga Premier. El aficionado casual de Hong Kong está probablemente más familiarizado con los nombres de las estrellas del Chelsea y con sus contrapartes en otros clubes importantes que con los jugadores profesionales locales.

Ampliar la base de aficionados es algo más importante para los clubes. El órgano regulador del futbol europeo, la UEFA, trata de imponer medidas punitivas a los clubes que no puedan equilibrar sus libros.

A partir de la temporada 2012-13, el Juego Limpio Financiero (FFP, por sus siglas en inglés), enfatiza en sus normas que los ingresos deben ser obtenidos de actividades relacionadas con el futbol y están diseñadas para sancionar a los clubes que operen fuera de lo normal de las estructuras normales de ganancias y pérdidas. Los clubes encontrados culpables de infringir las normas del FFP serán proscritos de la competición europea; un desincentivo enorme dada la popularidad, el prestigio y el perfil que conlleva jugar en la Liga de Campeones de la UEFA.

Los cínicos señalarán que algunas artimañas de contabilidad esencialmente harán que las reglas del FFP pierdan sentido. El nuevo rico Manchester City, por ejemplo, anunció recientemente un acuerdo de derechos de nombramiento del estadio con Etihad, el ramo de aerolínea de su propia firma matriz, Abu Dhabi United Group. El consejero delegado del club, Garry Cook, dijo que el acuerdo era “uno de los acuerdos más importantes en la historia del futbol mundial”.

Por 651 millones de dólares, el acuerdo a 10 años está muy lejos del precio de mercado de derechos de nombre similares y se ha sugerido que esta, entre otras maneras igualmente creativas de conseguir dinero para el club, ofrece a clubes como el City un vacío legal para evitar las sanciones del FFP.

Los rivales del club, entre ellos el expresivo entrenador de Arsenal, Arsene Wenger, ha denunciado irregularidades en la operación, que Wenger describe como parte del actual doping financiero del City, dando a algunos equipos una ventaja injusta sobre sus rivales menos ricos.

“La credibilidad del juego limpio financiero está en juego”, dijo Wenger durante el anuncio del acuerdo.

“El telón de fondo es el Juego Limpio Financiero de la UEFA y eso ayuda a lograr avances significativos en esa área”, dijo Cook al anunciar el acuerdo de patrocinio. “Esto no es sólo un acuerdo de amplio alcance. Se trata de un compromiso a largo plazo”. La UEFA está actualmente estudiando el caso para determinar su legitimidad y podría ser censurado.

El futbol inglés es ahora una preocupación mundial, con equipos de máxima categoría recorriendo todo el mundo, tratando de forzar la apertura de nuevos y lucrativos mercados; clubes que buscan exportar la pasión y la emoción del futbol inglés a un público nuevo y entusiasta.

A medida que el campo de juego sea nivelado en breve, parece probable que estas incursiones extranjeras sean aún más importante para los equipos que buscan permanecer dentro de las normas legales de la UEFA.

Ahora ve