Real Madrid gana al Barcelona y sentencia la Liga de España

Cristiano Ronaldo anotó su gol 42, decisivo en la victoria de los merengues, para prácticamente quedar como campeones virtuales de la Liga
cristiano ronaldo
cristiano ronaldo  cristiano ronaldo  (Foto: )
  • A+A-
Por:
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Un gol de Cristiano Ronaldo, el número 42 en su cuenta, dio el triunfo al Real Madrid 2-1 en el duelo ante Barcelona en el Camp Nou, con lo que aumentó a siete puntos su ventaja en la Liga de España, cuando sólo restan cuatro partidos por disputarse.

Barcelona y Real Madrid fueron fieles a su sistema desde el primer minuto. El equipo de Mourinho se aferró a un esquema industrial, de esfuerzo y disciplina, en el que la posesión constante de la pelota no es preponderante.

En cambio, los pupilos de Josep Guardiola respetaron su idea de hilvanar varios toques entre Iniesta, Xavi y Messi para crear oportunidades de gol. En ese duelo de filosofías, el Madrid logró imponerse, desplegando un juego defensivo digno de cualquier museo, y que ahora lo coloca muy cerca del campeonato.

El Real Madrid tomó ventaja en el marcador al minuto 16, cuando Pepe remató un tiro de esquina por derecha, Víctor Valdés concedió un rebote, y Sami Khedira logró remolcar el balón hacia el fondo del marco, superando el esfuerzo defensivo de Puyol.

Ese tanto reforzó más la propuesta de los blancos, que por momentos defendieron con los 11 en su propio campo. El monstruo merengue de presión constante sobre los ofensivos blaugranas incluyó momentos en los que solo había una distancia de 25 a 30 metros entre el defensor central Pepe y el delantero punta, Karim Benzemá.

Ese muro provocó que en los primeros 45 minutos, una de las máquinas ofensivas más potentes del futbol mundial, el Futbol Club Barcelona, tan solo ejecutara tres tiros de gol, y acaso uno con verdadero peligro, cuando un pase filtrado de Messi dejó solo a Xavi ante Casillas, quien apenas rozó el remate para que se fuera a tiro de esquina.

En los últimos minutos del segundo tiempo, comenzó a llover sobre el Camp Nou, y también sobre las aspiraciones del Barcelona de obtener la Liga, porque con la victoria el Real Madrid se colocaba a siete puntos de distancia.

Pero tal como ha ocurrido a lo largo del campeonato, el duelo del Real Madrid ante Barcelona se cerró de inmediato y adquirió más dramatismo al minuto 69, cuando anotó el chileno Alexis Sánchez, después de una serie de rebotes que generaron los disparos de Tello y Adriano.

Ese tanto encendió a la tribuna que apoya a los blaugranas, pero la alegría les duró muy poco. Al minuto 72, el alemán Özil tomó la varita mágica y revolucionó el partido, cuando le envió un pase filtrado a Cristiano Ronaldo por sector derecho, que el delantero portugués definió ante la salida de Víctor Valdés.

Cristiano celebró su tanto 42 en la Liga (superando el récord que impuso la temporada pasada) con ademanes que indicaron a la afición de Barcelona que calmara sus ánimos, porque ese gol acercaba al Real Madrid al campeonato, lo colocaba como el máximo goleador en España, por encima de Messi, y además definía uno de los clásicos más esperados de los últimos años.

Un Barcelona confundido, con más vértigo que precisión, trató de volcarse al frente en los últimos minutos, pero no pudo evitar sufrir su primera derrota como local en la Liga, la más dolorosa, ante su rival más acérrimo.

"En primer lugar quiero felicitar al Madrid por la victoria y por el título de Liga que hoy han conseguido", aceptó Josep Guardiola en conferencia de prensa, al finalizar el partido.

"Hemos perdido, se nos fue una competición importante", agregó.

En cambio Iker Casillas prefirió ser cauto en sus declaraciones: "Hemos dado un paso muy grande, pero quedan unos cuantos partidos por delante. No vamos a pensar que ya somos campeones a pesar de tener siete puntos (de ventaja)", dijo el portero del Real Madrid.

Mourinho le ganó la partida a Pep con su esquema de presión en todo el campo y contragolpes explosivos. Así obtuvo su primera victoria en el campo del Barcelona, que en cambio no logró sorprender con la inclusión de Tello y Dani Alves como extremos, mientras Messi lució aletargado durante gran parte del encuentro.

Los dirigidos por Guardiola tendrán que concentrarse en la Copa y en la Liga de Campeones, donde podrían encontrar en la final de nueva cuenta al Real Madrid (que se mide ante el Bayern Munich en semifinales), aunque antes tendrán que vencer al Chelsea de Inglaterra, que sacó ventaja de 1-0 en el duelo de ida.

Ahora ve