Verdasco logra imponerse a Nadal y avanza en el Masters 1,000 de Madrid

Rafael Nadal aseguró que no volvería a jugar el Masters 1000 de Madrid si sus organizadores no cambian la pista
Fernando Verdasco Madrid
Fernando Verdasco Madrid  Fernando Verdasco Madrid  (Foto: )
  • A+A-
(AFP) -

Después de tres horas y nueve minutos de lucha, Fernando Verdasco logró vencer por primera vez en su carrera a Rafael Nadal y pasó a los cuartos de final del Masters 1,000 de Madrid.

Tras su derrota, Nadal aseguró que no volvería a jugar el Masters 1000 de Madrid si sus organizadores no cambian la pista azul, informó EFE.

“He llegado antes que a ningún torneo. No he sido lo suficientemente bueno para adaptarme a las circunstancias. Es un juego distinto al que venimos haciendo. No pienso asumir riesgos. Me voy con la cadera cansada. Muy a mi pesar hay dos opciones: o se cambia o no vengo”, dijo.

El español dijo que su reacción no es “una rabieta” y aseguró que le genera desconfianza de frente al torneo de Roma, según la agencia española.

“La ATP y el torneo pueden hacer lo que quieran y trato de hacerlo lo mejor posible. Hice lo que pude para hacer frente al torneo (…) Si las cosas siguen así será un torneo menos en mi calendario, lo siento mucho”, aseguró.

Nadal, finalista en los tres últimos años, sirvió dos veces para ganar el encuentro en el tercer set, con 5-2 y 5-4 pero no pudo definir el difícil juego en el que Verdasco sacó al fin su garra y supo mantener los nervios para vencer por 6-3, 3-6 y 7-5.

El segundo parcial era ya de Nadal y parecía que Verdasco perdería, a pesar de que de vez en cuando conectaba derechas en carrera fulminantes; iba abajo 2-5.

Pero en una reacción espectacular, Verdasco encontró la forma de enfrentar a su contrincante, mandando con su derecha ante un desconcertado Rafa, que aunque salvó la primera bola de partido con un saque directo, no pudo impedir que Fernando sentenciara en la siguiente.

En sus 13 partidos anteriores, solo en dos ocasiones Verdasco había logrado llevar al límite a Nadal. En la histórica semifinal del Abierto de Australia en 2009 (6-7, 6-4, 7-6, 6-7 y 6-4) y en los octavos de Cincinnati el año pasado (7-6, 6-7 y 7-6), los dos encuentros en pista dura, donde mejor se desenvuelve Fernando.

Pero en tierra (seis veces) el dominio siempre había correspondido a Nadal, con palizas como la que le propinó en la final de Montecarlo del 2010 (6-0 y 6-1), o derrotas, como la última en las semifinales del abierto de Barcelona (6-0 y 6-4) hace dos semanas.

Sobre todo porque el campeón del 2005 y 2010 no suele bajar la guardia, ni siquiera aunque la alfombra azul no le haga sentirse cómodo, y sus tracciones al cambiar direcciones le hagan dudar. Su plus de autoridad y esa garra que el resto de jugadores le envidia le hizo romper en el cuarto juego (3-1) y de nuevo en el octavo (5-3).

Con esta derrota, Nadal rompe su racha de victorias en arcilla que se queda en 22 consecutivas desde que perdió la final de Roma contra Novak Djokovic el pasado año.

El próximo rival de Verdasco será el checo Berdych, quien ganó este jueves ante Monfils 28 de los 32 puntos de su servicio, avisando de su poder con el saque, y liquidando al francés en solo 50 minutos, para dejar su marca esta temporada en 25 victorias y seis derrotas.

Por su parte, Roger Federer venció con facilidad al francés Richard Gasquet 6-3 y 6-2 en un jugo de 58 minutos.

El suizo conectó 31 golpes ganadores y se mantuvo cerca de la red para acelerar el juego y forzar los errores de su rival.

Federer enfrentará al ganador del duelo entre los españoles Nicolás Almagro y David Ferrer.

Federer se solidarizó con Nadal después de su triunfo sobre su triunfo sobre Gasquet.

“Entiendo la decepción de Rafa. Estaba en contra de ella (la cancha azul) desde el principio al igual que yo (…) Nunca se ha sentido cómodo con esta superficie, es una derrota dura y puedo entender su frustración por todo lo que significa para él”, dijo.

Asimismo, el vigente campeón del torneo de Madrid, el serbio Novak Djokovic, número uno del mundo, diluyó la resistencia del suizo Stanislas Wawrinka, al que superó por 7-6(5) y 6-4, para acceder a los cuartos de final.

El serbio encontró una ruda resistencia en el helvético, que en un momento de desesperación estrelló su raqueta contra el suelo. Salvó en el primer juego cinco puntos de set que dispuso el serbio. Y solo cedió la manga en el desempate.

Djokovic, más aclimatado a la arcilla azul que en su primer compromiso, pudo romper el servicio del suizo en el tercer juego de la segunda manga. Volvió a quebrar en el séptimo, pero Wawrinka se resistió y alargó el duelo.

Finalmente ganó después de una hora y 44 minutos, espera ahora al ganador del duelo entre Simon y Tipsarevic para cuartos. 

Ahora ve