Reinventando el juego: ¿Cómo Guardiola revolucionó el futbol?

El catalán no sólo consiguió llenar al Barcelona de títulos, también creó una nueva modalidad de juego
guardiola
guardiola  guardiola
Chris Murphy
Autor: Chris Murphy
(Reuters) -

El entrenador del Barcelona, Pep Guardiola, pudo haber dejado el futbol para tomar un tiempo de sabático pero su legado permanecerá aunque decida no volver a entrenar, ya que dejó una huella indeleble en el deporte.

El entrenador catalán vio su último juego para el club el viernes, ganando al Atlético de Bilbao en la final de la Copa del Rey para llevar su número de trofeos a 14 durante este periodo de cuatro años.

Fue la quintaesencia del desempeño del Barça. El juego había terminado al minuto 25 después de tres goles: dos de Pedro y uno de Messi, mientras que el Atlético se quedó persiguiendo sombras para ofrecer la despedida perfecta al entrenador.

Desde que tomó el mando del Barça en 2008, la visión de Guardiola ha sido representada por discípulos de la famosa academia del Barcelona ‘La Masia’, jugadores como el par español Andrés Iniesta y Xavi, así como el prolífico delantero, Lionel Messi.

Ellos han ayudado a Guardiola a tener tres títulos sucesivos de la liga española, dos Ligas de Campeones de Europa, dos Copas Españolas, dos títulos del Mundial de Clubes de la FIFA, y cinco trofeos más con un alarde sentimental que ha hecho que más de un experto diga que este es el mejor club de todos los tiempos.

“Lo que Guardiola ha hecho hasta cierto punto es desafiar algunos de los clichés del futbol, como el que defender es mantenerse atrás y negar el espacio para los equipos”, dijo el experto en futbol español, Sid Lowe, a CNN.

“El Barcelona ha hecho lo contrario, han buscado a los equipos, defendiendo con posición, cosa que los equipos quizá nunca habían hecho antes.

“El reto, por ejemplo, en el uso de la palabra práctico o pragmático, para hablar sobre lo que esencialmente es el juego, pero ¿qué podría ser más pragmático que ganar lo que el Barcelona ha ganado en los últimos cuatro años?”.

Albert Ferrer jugó con Guardiola durante una era dorada para el Barcelona, cuando el legendario entrenador holandés, Johan Cruyff dirigió al club para tres títulos consecutivos de liga y su primer triunfo en la Copa Europea a principios de los 90.

Ferrer cree que el enfoque progresivo e innovador de Guardiola hacia el juego nació durante ese periodo bajo el mando de Cruyff, siendo él mismo un gran defensor de la filosofía de juego atacante del Barcelona.

“Pep trató de jugar simplemente futbol”, dijo Ferrer de su amigo, también catalán. “Creó la filosofía de que si podías jugar un pase sencillo, ¿por qué ibas a jugar uno difícil?

“El Barcelona es uno de los pocos equipos que siempre tuvieron una posesión del 70 o 75% en los juegos por los jugadores que tenían y la filosofía de quedarse con el balón. Pedía mucho eso, que no dieran el balón.

“Todos los equipos ahora se defienden contra el Barcelona y tuvo que adaptarse a esas soluciones. No siempre juega con el mismo sistema; con tres o cuatro defensas, jugar con un ‘9’ (un delantero tradicional) o sin un ‘9’; siempre complicándoles las cosas al equipo contrario.

“Todos los movimientos que creó, con defensas laterales hacia delante y los defensas centrales expandidos, todo comenzó con él”.

Michael Cox, del sitio web Zonal Marking, atribuye el desarrollo de la filosofía de entrenamiento de Guardiola a como el excapitán del Barça desarrolló su propia carrera, donde había una pérdida generalizada de fe en la posición de mediocampista que Guardiola solía ocupar a favor de mediocampistas más agresivos.

“Tuvo que dejar el Barcelona como jugador y tomar un descenso hacia el Brescia (en Italia) porque, francamente, ningún club querría un jugador en ese molde. Todos querían grandes luchadores en el centro del campo, como Patrick Vieira, Edgar Davids, Roy Keane y Claude Makelele.

“Ahora, ha podido construir un equipo con cuatro jugadores que aspiraban a ser como él cuando estaban en el equipo joven del Barcelona: Sergio Busquets, Xavi, Iniesta y Fabregas.

“Creo que cada gran club en Europa ha copiado la forma de jugar del Barcelona, hasta cierto grado, en años recientes. Es increíble que eso ahora es la forma de jugar futbol, considerando sus batallas hacia el final de su carrera como jugador”.

Como casi siempre en el mundo del futbol, Guardiola tuvo sus detractores, atribuyéndole su éxito a un golpe maestro de sincronización, alegando que su mandato convenientemente comenzó al mismo tiempo que un puñado de grandes jugadores salieron de la famosa línea de producción del Barcelona.

Y mientras que puede haber algo de verdad en ese argumento, Lowe cree que fue la forma en la que Guardiola relacionó a Xavi, Iniesta, Messi, Busquets y Cesc Fabregas para adoptar su filosofía de futbol que era más pertinente.

“Guardiola ha sido el defensa más entusiasta con un cierto tipo de identidad; no ha sido el creador de esa identidad”, dijo Lowe.

“Hay una convicción casi puritana sobre cómo tienes que hacer las cosas. Ese modo de pensar tuvo sus defectos, pero el Barcelona se mantuvo.

“Absolutamente fue el hombre correcto en el momento correcto con el equipo correcto, y los jugadores correctos alrededor de él. Ha sido un momento de culminación en las circunstancias pero sin esa identidad no habría sido tan claro o tan inquebrantable”.

La inquebrantable devoción de la causa del Barcelona y la naturaleza consumidora del trabajo ha pagado su precio con Guardiola. Su propia naturaleza meticulosa combinada con la responsabilidad de ser el entrenador del Barça, además de otro elemento explosivo; el entrenador del Real Madrid, Jose Mourinho, sólo añadió presión a Guardiola, de 41 años.

“Las personas cercanas a él han dicho que estaban preocupadas por él por un largo tiempo”, dijo Lowe.

“Que no comía bien, se veía más delgado, que ha perdido su cabello.

“Guardiola ha luchado para entender que la profundidad de esta tensión ha sido creada por su rivalidad con Mourinho en el último año. Creo que ha encontrado esto genuinamente desagradable a veces, y no ha sabido cómo manejarlo.

“Creo que esas cosas se han mezclado para ponernos en una posición donde Guardiola piensa, ‘ya he tenido demasiado, ya no lo disfruto’”.

En el estilo típico del Barcelona, en una conferencia de prensa para confirmar la salida de Guardiola, el club anunció que su antiguo asistente, Tito Vilanova, otro alumno de la famosa escuela del club, lo reemplazaría.

Ferrer, quien describe a su excompañero como una persona relajada, cree que Guardiola está terminando su periodo en el Barcelona en el momento correcto.

“Es el entrenador que ha cambiado todo”, dijo. “Ha sido inteligente al escoger el momento para irse porque el Barcelona siempre le agradecerá y podrá tener la posición que sea en el club que quiera”.

La ruptura de Guardiola puede estar en sus primeras etapas, pero para aquellos que tienen miedo de que se perderá con el futbol para siempre, sus comentarios antes de su último partido deben ofrecer garantías de que estará de vuelta para reinventar el juego muy pronto.

“Por los próximos meses, debo recargar mis baterías y cambiar mi mente”, dijo. “Voy a descansar y esperaré, estaré listo una vez que un club me quiera, si me seducen entrenaré de nuevo”.

Ahora ve
No te pierdas