La cultura del futbol: ¿mentalidad 'guerrera o técnica 'tiki-taka'?

El deporte ha visto cambios en su desarrollo gracias a países como España y Alemania, mientras que Inglaterra mantiene la técnica antigua
wayne rooney  inglaterra
Chris Murphy
Autor: Chris Murphy
(Reuters) -

El cuarteto final de equipos que siguen en la Eurocopa 2012 no son una sorpresa, y tampoco la salida dolorosa para Inglaterra.

Una derrota desgarradora en penales en los cuartos de final fue precedida por 120 minutos que vieron al estilo italiano aplastar al pragmatismo inglés y conquistar su espíritu emotivo.

¿Entonces por qué Inglaterra continúa empleando este estilo bulldog?

¿Y por qué el país que dio a luz al juego no puede reinventarse como el equipo español que está a la conquista de un tercer título consecutivo importante, o los alemanes dinámicos, jóvenes aspirantes al trono?

La respuesta, de acuerdo con dos autores respetados, es la historia, y cómo la visión de masculinidad profundamente enraizada en la nación ha moldeado su estilo de futbol. Hasta que eso cambie, el ciclo implacable de decepción continuará.

David Winner, quien escribió Brilliant Orange, un estudio de cómo la cultura holandesa y la psique contribuyeron a la influencia que sus visionarios del futbol tuvieron en el juego, argumenta que el enfoque de Inglaterra en el futbol no ha cambiado desde hace más de medio siglo.

“Los ingleses fueron fieles a sus fuerzas y debilidades en la Euro 2012”, dijo Winner a CNN. “Han estado perdiendo en esa forma por 60 años.

“Cada vez es una sorpresa cuando el corazón, compromiso y valor inglés y todos estos valores antiguos victorianos se despegan en contra de oponentes mucho más hábiles”.

El terreno para este estilo inglés de futbol tiene sus raíces en los juegos bulliciosos de la época medieval, afirma Winner, y el amor intrínseco para “festivales de testosterona” como el rugby, que fue inventado por el mismo tiempo que el futbol.

Para él, el modus operandi de desgaste exhibido por Inglaterra durante la derrota del domingo contra una Italia mucho más fluida muestra que el juego nacional sigue abrumando a este método regresivo.

“El juego está profundamente enraizado en viejas cosas inglesas y nunca hemos perdido eso”, añade. “Amamos a combatientes como (exjugadores ingleses) Terry Butcher, Stuart Pearce y Tony Adams”.

“La idea de que el juego se trata de habilidades, y expreses tu masculinidad no con peleas sino con tu habilidad de que puedes hacer cosas muy delicadas; eso afronta algo profundo en la psique masculina inglesa y no veo que haya ningún cambio allí”.

El punto de vista de Winner es compartido por Simon Kuper, periodista y coautor de Soccernomics, un libro sobre las verdades del futbol, quien suscribe a este punto de vista de que la metodología inglesa fue generada a partir de una noción de que el soldado era el modelo a seguir más grande de la sociedad.

Esto luego se infiltró al juego más amado de la nación, reforzando la idea de una cultura “guerrera” cuando el valor y la determinación eran valorados sobre las habilidades técnicas. Las estadísticas de la Euro 2012 respaldan esta teoría, con Inglaterra bloqueando más tiros a gol y poniendo más atajadas que cualquier otro país antes de su salida.

“En el norte de Europa, en general, tendemos a valorar la disciplina y apegarte a tu tarea altamente”, dijo Kuper. “La disciplina colectiva es importante e Inglaterra y Alemania son ejemplos de eso. Vivimos en países donde eso es valorado. No te pierdes en creatividad personal, haces tu trabajo.

“El modelo para el hombre británico es el soldado, quizá todavía lo es. Los tabloides hablan sobre nuestros jugadores como soldados, así que los valores que son altamente alabados en el futbol inglés son la valentía, pasión, obediencia, trabajo duro y no tiendes a escuchar muchas pláticas sobre la creatividad e inspiración, que no son virtudes de los soldados”.

Pero no todo es pesimismo y fatalidad para Inglaterra. La esperanza puede ser extraída de los dos titanes de Europa, España y Alemania, ambos de los cuales radicalmente renovaron su enfoque al juego en los últimos 15 años.

Por décadas, España fue uno de los bajos desempeños del futbol, atrincherados en un estilo que emergió de lo que el General Franco denominó “La Furia Española”. Como Inglaterra, los valores de España estaban inmersos en el trabajo duro y la pelea.

Una y otra vez España prometía mucho pero no podía cumplir en el escenario más grande. No fue hasta después del cambio de siglo que sus tácticas tradicionales fueron abandonadas, y un nuevo estilo fue ejecutado por una generación de jugadores emergentes que comenzaron a dar resultados sin precedentes.

Winner insiste en que la revolución fue traída por los gigantes españoles del Barcelona, y su interpretación moderna de equipos holandeses de la década de 1970, dirigidos por Johan Cruyff, quienes eran conocidos por jugar Futbol Total.

Durante su periodo como entrenador del Barcelona, la doctrina de Cruyff permeó al club, y jugó un papel clave en el establecimiento de su academia juvenil “La Masia” que ha producido a tantos jugadores talentosos que ahora constituyen la columna vertebral del equipo nacional.

“Observa cuántos españoles solían jugar y la forma en que juegan ahora”, explica Winner. “Casi no hay punto de contacto entre los dos estilos”.

Alemania también ha pasado por una transformación relativamente reciente, despojándose de su tradicional enfoque de luchador después de pobres regresos en la Copa del Mundo de Francia 1998 y los Campeonatos Europeos dos años después.

Sus triunfos pasados en ambas competencias (Alemania puede presumir de tres títulos en cada torneo), fueron conducidos en una manera muy alejada a la forma en que la parte actual opera, con jugadores talentosos y emocionantes como Mesut Ozil y Thomas Mueller en el frente.

El experto en futbol alemán Raphael Honigstein dijo a CNN que una insistencia en mejor desarrollo técnico para los jugadores jóvenes, instigado a finales de la década de 1990 y principio de la década de 2000, como un resultado de una parte de un bajo rendimiento nacional, ahora estaba empezando a pagar dividendos. 

“Estos cambios eran aparentes ahora; esta es la primera generación en beneficiarse”, dijo. “Si tienes esos jugadores técnicos a tu disposición entonces eso afectará la forma en que juegas.

“Se dieron cuenta de que el poder de la Bundesliga y el éxito vio un incremento en extranjeros y que los jugadores jóvenes alemanes no estaban sobresaliendo. Una de las razones que identificaron fue que el entrenamiento ya no estaba a la altura.

“Invirtieron mucho dinero en entrenamiento y desarrollo juvenil, y produjeron mejores jugadores. Como un resultado estaban produciéndose mejores jugadores en todo el año. Le dieron a alguien como el entrenador Joachim Low muchas más opciones”.

La derrota en cuartos de final de Inglaterra ha estimulado una ronda familiar de introspección mientras los periodistas, expertos, jugadores y entrenadores ponen hacia delante su proyecto para un nuevo futuro brillante.

Sin embargo, el malestar del equipo nacional está en contradicción con el éxito global disfrutado por su competencia interna.

La Liga Premier inglesa es normalmente descrita como la mejor y más emocionante liga en el mundo, confirmada por las cantidades record de dinero que se pagan por su transmisión. El siguiente bloque de derechos de televisión en Reino Unido fue recientemente vendido por 4,600 millones de dólares.

¿Pero los jugadores de la Liga Premier darán la bienvenida a un alejamiento de los valores tradicionales, que a menudo ofrecen partidos abiertos y frenéticos, si significara que Inglaterra podría restablecerse como una fuerza internacional?

“A las personas les gustaría que Inglaterra fuera un equipo ganador pero no están dispuestos a realizar los cambios para hacerlo posible”, añadió Winner.

“Si el equipo de los clubes ingleses fuera lo suficientemente bueno para jugar de la manera en que lo hace España; tener una ventaja de un gol y mantenerla cerrando el balón, ninguna afición toleraría más de 20 minutos. Gritarían ‘Súbela’.

“Encontraríamos eso aburrido y la afición se quedaría en casa, también lo encontrarían afeminado”.

Aunque hay cambios en la marcha. La Asociación de Futbol Inglesa dijo a CNN que su nuevo Centro Nacional de Futbol, que actuará como un centro de desarrollo para jugadores jóvenes y entrenadores, debe ser entregado la próxima semana.

Antes de la humillante derrota 4-1 de Inglaterra contra Alemania en la segunda ronda de la Copa del Mundo en 2010, la FA se embarcó en el proceso de desarrollar una nueva filosofía de cómo debía de ser jugado el juego nacional, y subsecuentemente ha hecho cambios a la forma en que los más jóvenes son entrenados.

Andy Hilton, un oficial de desarrollo en el trabajo más difícil en la comunidad de futbol en Manchester, dice que los métodos de entrenamiento y la actitud de los padres que perpetuarían la “mentalidad de ganar a toda costa” también está empezando a cambiar.

Él y sus colegas están tratando de mezclar el estilo “guerrero” tradicional inglés con el sabor más cultural de España y Alemania, para producir jugadores que estén cómodos en cualquier tipo de situación en un partido.

“Con grupos de edad más viejos de 15 años, el ‘guerrero’ inglés sigue siendo la fuerza dominante en el futbol. Los jugadores aman los movimientos de futbol callejero para vencer y humillar a un oponente pero el juego es a un alto ritmo, y energía y velocidad con un borde de violencia”, dijo Hilton.

“Por el contrario con los jugadores jóvenes muchos entrenadores están concentrándose en manejar el balón, estar cómodo con él, y no tener miedo de botarlo o pasarlo cuando la situación lo dicta.

“Supongo que la pregunta es ¿cómo vamos a mantener el tiki-taka con adultos jóvenes desde la niñez? La testosterona, los cambios en el cuerpo y encontrar su nicho en la sociedad forza a los jugadores a conformarse con el ‘guerrero’ o mirar en menor medida en los ojos de los demás”.

Tanto Winner como Kuper están de acuerdo en que Inglaterra necesita un nuevo modelo, y comenzar con una observación detallada a cómo España y Alemania transformaron sus fortunas lo cual sería un punto de comienzo productivo.

Mientras tanto, hasta que alguno de estos cambios sean afianzados, quizá lo mejor para los fanáticos ingleses es tener menos expectativas y prepararse para un futuro inmediato cargado de retornos modestos.

“El futuro es sólo desolador en términos de torneos ganados; Inglaterra no va a hacer eso”, dijo Winner.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Pero llevarán al país algo de placer y saldrán de su grupo la mayoría de los años. Califican casi siempre a los torneos.

“Tenemos que cambiar nuestras expectativas como país, dejar de tener este sentido posimperialista de que tenemos derecho a ganar porque inventamos el juego, y ser un poco realistas”.

Ahora ve
El gobierno de Trump anuncia el fin del permiso temporal TPS para haitianos
No te pierdas
×