Una familia de Kuwait busca revivir los "días de gloria" de un club inglés

La familia Al-Hasawi invertirá en el Nottingham Forest, ganador de dos Copas Europeas, que desde hace años no figura en los primeros sitios
Un rascacielos, una maravilla en Londres
Autor: Gary Morley
(Reuters) -

En venta: Un club de futbol, considerado el mejor en Europa hace años, ahora está en momentos difíciles.

Compradores: Una familia rica de Medio Oriente, determinada a restaurar “los días de gloria” del equipo.

Cuando fue anunciado esta semana que una familia de Kuwait había acordado adquirir al Nottingham Forest, dos veces ganador de la Copa Europea, la mayor pregunta surgió: ¿este es otro Manchester City o Chelsea?

De hecho, el Nottingham Forest, que fue miembro de la primera división de Inglaterra por última vez en 1999, según reportes, necesitó más de 100 millones de dólares en inversiones de Nigel Doughty durante su temporada de 13 años como propietario.

Esto no podría parecer mucho para un equipo de la Liga Premier, pero para uno en cuya última temporada se salvó de regresar a la tercera división, es una cantidad significativa.

Sin embargo, la familia Al-Hasawi podría podría lograr buenos resultados de su inversión en el Forest que, digamos, los hombres de dinero que han seguido el intento fallido de Al Fahim de obtener capital del exequipo de la Liga Premier, Portsmouth.

“El interés financiero de Medio Oriente ha caído en dos campos: el genuino y el de fantasía”, dijo a CNN el experto en futbol de Medio Oriente, James Montague.

“Por un lado tienes al Jeque Mansour que compró al Manchester City, puso su dinero en lo que creía y en cuatro años ha transformado al club de perdedores a ganadores del título. Ahora son temidos en toda Europa.

“Por otro, tienes una cadena de adquisiciones fallidas de aquellos que esperan que el dinero de Medio Oriente pueda ser algún tipo de cura. O en el caso de Portsmouth fue tomado por el Sulaiman al Fahim de la UAE y eventualmente volverse el primer club de la Liga Premier en entrar en la administración.

“Esta adquisición parece corresponder en la primera categoría, en gran medida debido a que tienen un historial exitoso en el futbol. Recuerda, el Manchester City no fue el primer club que el Jeque Mansour financió. Su primer amor es el club de Abu Dhabi, Al Jazira. Del mismo modo la familia Hasawi han convertido al club de Kuwait, Qadisa en una potencia regional y local”.

Aunque los únicos títulos ingleses del Portsmouth datan de 1949-1950, el Forest ganó el campeonato de primera división relativamente en años recientes, en 1978, y luego asombraron al futbol mundial levantando el trofeo como el mejor club de Europa en las siguientes dos temporadas.

“Hace mucho sentido para un inversionista, comprar un club de la altura del Forest”, dice Simno Chadwick, profesor de Estrategia de Negocios Deportivos y Marketing en la Universidad Coventry en Inglaterra.

“Hay cierto valor en la marca entre los fanáticos y aficionados potenciales que se remonta a sus éxitos a finales de la década de 1970 y principios de la década de 1980. Este valor puede ofrecer cosas a los clientes e inversionistas que otras organizaciones no pueden”.

El vecino del Forest, el Leicester City, otro club que ha perdido estatus en años recientes, ahora es propiedad de un grupo tailandés; pero Chadwick dice que hay una gran diferencia en su potencial de ganancias.

“La posición financiera del Forest, aunque no es especialmente fuerte, es más estable de lo que ha sido en los últimos cinco años”, dijo.

“Para personas como la familia Al-Hasawi, depende de cuál sea su punto de vista del club. Si lo ven como un activo generador de ingresos, claramente va a tomar mucho trabajo construir estos flujos de ingresos.

“Es allí donde la historia y valor de la marca de Forest pueden tener un impacto. El Forest puede ofrecer un nivel de ganancias que sus rivales más cercanos del Leicester City no pueden ofrecer. Nottingham tiene una población significativa en términos de poder llenar un estadio, en términos de una base de fanáticos latente, es muy significativa”.

Los inversionistas extranjeros alguna vez acudieron a la costosa pero lucrativa Liga Premier. El Manchester United, según reportes, estaba valorado en 1,540 millones de dólares cuando la familia real de Qatar estuvo ligada con el club, pero el campeonato de segunda división está probando ser más valioso ahora.

“El Jeque Mansour vio que necesitaba encontrar clubes infravalorados con historia y prestigio”, dijo Montague, autor de When Friday Comes: Football in the War Zone (Cuando llega el viernes: Futbol en la zona de guerra).

“El City cumplía los requisitos y de alguna forma el Forest incluso tiene más potencial. Nos impresionamos con clubes como Barcelona, Manchester United y el Inter de Milán cuando ganan la Liga de Campeones, pero el Forest ganó Copas Europeas sólo hace 30 años y tuvo uno de los entrenadores más icónicos a cargo, Brian Clough.

“Toda una industria ha experimentado un auge por Clough: biografías, novelas, películas. Para los reportados 31 millones de dólares, la familia Hasawi está obteniendo a los excampeones de Europa con una exposición a nivel de Hollywood por una ganga”.

A principios de esta año, un grupo ruso acordó comprar al club Reading meses antes de su promoción a la máxima categoría; mientras que los italianos han comprado al Watford, los malayos controlan el Cardiff; Carson Yeung de Hong Kong es propietario del Birmingham; un grupo de Norteamérica tiene al Derby County; y un empresario británico que nació en Egipto tiene al Hull.

“Hace que la competencia para los jugadores sea más intensa, la competencia para los espectadores más intensa”, dijo Chadwick a CNN.

“Considerando que quizá hace cinco o 10 años la participación de un inversionista rico pudo haber sido vista como el ingrediente adecuado para el éxito, creo que ahora tal es el nivel de interés en el futbol inglés y tal es el nivel de inversión, que ahora se trata más de la competencia de gestión y la habilidad y conocimiento de la industria y las redes.”

Doughty trajo al exentrenador de Inglaterra, Steve McClaren, al principio de la última temporada con resultados desastrosos, y el actual corto reinado del entrenador del FC Twente resultó en el benefactor del Forest. Es considerado uno de los hombres más poderosos en los negocios de Gran Bretaña.

Doughty puso al club en venta, pero los Al-Hasawi acordaron con los ejecutores de su estado después de la muerte del banquero inversionista a la edad de 54 años en febrero.

Publicaron un comunicado expresando su meta para “llevar a los Reds de vuelta a la cima de la liga” pero reconocieron que “se avecinan tiempos difíciles”. Ya han despedido al entrenador Steve Cotterill apenas nueve meses después de  su contrato de tres años y medio.

“Si la familia está viendo esto en términos a medio o largo plazo, buscarán desarrollar una red de cazatalentos y firmar a jugadores por relativamente pequeñas cantidades de dinero”, dijo Chadwick.

“Tendrán que entrenar al club en una forma muy astuta para asegurarse de que no volverán a la deuda de la misma manera. Uno esperaría que el club Forest haya aprendido sus lecciones.

“Cuando fueron relegados trataron de salir de los problemas. Dejaron caer más y más abajo la estructura de la liga, mientras que al mismo tiempo construían deudas”.

Si los fanáticos del Forest están muy emocionados sobre su futuro, no tienen que ir muy lejos para encontrar pruebas de que una adquisición puede convertirse en algo malo.

En 2009, los rivales del Notts Country anunciaron que el club profesional más viejo del futbol (languideciendo en la última división y en riesgo de colapsar) había sido comprado por un grupo llamado Munto Finance, supuestamente financiado con dinero de Medio Oriente.

Entró el exentrenador de Inglaterra, Sven Goran Eriksson y la estrella internacional, Sol Campbell, en acuerdos lucrativos a largo plazo, pero tuvieron que irse antes del final de la temporada mientras las promesas de Muntos de eliminar las deudas paralizantes se mostraron inútiles.

Aún luchando por sobrevivir, el club fue vendido por un precio simbólico de una libra (poco más de un dólar) sólo meses después de la adquisición.

“Siempre existirá este miedo. La ‘prueba de la persona idónea’ aplicada a nuevos propietarios no es especialmente fuerte o vigorosa, así que nunca podemos estar completamente seguros sobre cuáles son las intenciones o recursos de los nuevos dueños”, dijo Chadwick.

“Hasta que nos metamos en este periodo de propiedad, no estará completamente claro lo que podrán hacer”.

Citó el ejemplo de los Blackburn Rovers, quienes sufrieron el descenso de la Liga Premier después de sólo una temporada bajo la propiedad de los magnates indios del pollo, Venky’s.

“La experiencia desde que lo adquirieron es un claro ejemplo de cómo la inexperiencia puede causar problemas. Sin importar tus intenciones, o cuánto dinero tengas, la experiencia en la industria es muy importante”, dijo Chadwick.

“¿Saben en lo que están metiéndose? Dirigir un club de futbol es muy diferente de dirigir otros tipos de negocios.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“¿Qué vieron como posición estratégica en el Forest? Si están buscando ganar la Liga Premier y entrar a la Liga de Campeones, tendrán que invertir una cantidad de dinero significativa.

“Pero si la definición de días de gloria es regresar a la Liga Premier, entonces necesitarán una suma más modesta. El Stoke ha probado que puedes establecerte como un equipo medio. Sigue siendo muy costoso, pero no tan costoso como lo que el City ha gastado para ganar el título”.

Ahora ve
El factor que más interesa a los millennials al buscar empleo, encima del dinero
No te pierdas
×