El celular, la nueva memoria de los aficionados del deporte

¿Es bueno o malo que se les permita a las personas traer su teléfono móvil mientras asisten a eventos deportivos?
celular
celular deportes  celular
Autor: Tom McGowan
(Reuters) -

El triunfo de Jesse Owens sobre el Tercer Reich en Berlín en los Juegos Olímpicos de 1936, el perfecto gol de Zinedine Zidane en la final de la Liga de Campeones de Europa en 2002, el asombroso juego de Tiger Woods durante el Masters de 2005, o la celebración de Rafael Nadal en la cancha central de Wimbledon después de vencer a Roger Federer en 2008, son icónicos momentos en la historia de los deportes que han quedado grabados en la memoria de los espectadores que tuvieron la fortuna de decir ‘yo estuve ahí’.

Pero hoy en día el presenciar esos momentos que definen una carrera deportiva no es suficiente para los actuales fanáticos del deporte ya que millones de espectadores graban de manera religiosa esos eventos en sus dispositivos móviles y publican sus comentarios personales a través de las diversas redes sociales.

“El placer de los deportes yace, no en presenciar el evento, sino en hablar sobre él”, explica Ellis Cashmore, profesor de Cultura, Medios y Deporte en la Universidad de Staffordshire en Inglaterra.

“Todos en algún momento nos hemos sentado en casa a ver una pelea, o un partido de tenis en soledad y nunca será tan placentero como cuando lo hacemos en compañía de otras personas, y hablamos de la competencia mientras ésta se lleva a cabo. Los celulares han abierto esas posibilidades. Podemos hablar con cualquiera, en cualquier parte, mientras se lleva a cabo la acción”.

Un evento que ha resistido la oleada de tecnología móvil que ha inundado a la sociedad es el Abierto inglés de golf —el torneo de golf más antiguo— el cual se llevará a cabo por 152 ocasión durante este fin de semana.

Pero este año, la R&A, la cual rige el golf fuera de Estados Unidos y México, ha sucumbido y le permitirá a los espectadores del noroeste de Inglaterra asistir al Club de Golf Royal Lytham and St. Annes trayendo sus teléfonos al evento por primera vez desde 2006.

El apego que la gente tiene a sus teléfonos móviles es cada vez más fuerte”, dijo el jefe de comunicaciones de R&A, Malcolm Booth, a CNN.

La gente siente que es un aparato del que realmente no desean separarse. Es muy claro para nosotros que la gente que asiste a cualquier evento deportivo, y el Abierto no es la excepción, desea traer sus teléfonos consigo”.

Este es un punto de vista que apoya Cashmore ya que enfatiza que la gente cada vez está menos dispuesta a aventurarse fuera de su casa sin llevar su celular en el bolsillo.

“Los teléfonos móviles son cada vez menos un accesorio, y más una extensión de nuestras vidas”, dijo Cashmore, quien actualmente conduce un estudio llamado ‘¿Inglaterra Barbárica?’.

“Podemos arreglárnoslas sin nuestro reloj o nuestras llaves, pero no sin nuestros teléfonos. Son como marcapasos, un dispositivo artificial, pero que es vital para regular la función de los órganos”.

“Generalmente, hoy en día vemos los deportes de manera diferente a como lo hacíamos apenas hace cinco años. La tendencia es hacia un consumo mucho más remoto a través de los teléfonos inteligentes y computadoras portátiles”.

“La portabilidad es la llave de esto. Consumimos no solamente deportes, sino todo mientras estamos en movimiento”.

Lee Westwood, el actual tercer lugar, está en busca de su primer gran título frente a sus seguidores y connacionales, y no ven ninguna razón por la cual el público deba estar separado de sus confiables teléfonos móviles, mientras los jugadores no sean distraídos con ellos durante los momentos cruciales.

El australiano Adam Scott, también en la búsqueda de ganar uno de los cuatro eventos más importantes dentro del golf, concuerda con Westwood, mientras los fanáticos observen las reglas de etiqueta durante el evento.

El R&A ha delimitado ‘zonas para dispositivos móviles’, en donde los visitantes podrán hacer uso de sus teléfonos, mientras que también intentan asegurarse que los espectadores no se lleven a casa sus propios recuerdos visuales.

“Obviamente existen enormes retos en ese sentido”, dijo Booth. “Estas medidas se pretenden poner en práctica en todos los eventos deportivos, incluyendo los Juegos Olímpicos, en donde se presentaran exactamente los mismos retos”.

“Tenemos una estricta política en cuanto a los teléfonos móviles dentro del campeonato del Abierto de este año, lo que significa que habrá áreas especiales en donde los visitantes podrán usar sus teléfonos”.

“Se espera que no utilicen sus teléfonos en las áreas próximas al campo de juego, y tendremos un policía cerca para disuadir a los que intenten hacerlo. Es uno de los grandes retos al permitir la entrada de teléfonos móviles a un evento deportivo”.

Cashmore alega que esas grabaciones personales durante los eventos son utilizadas por los usuarios para enriquecer sus recuerdos al haberlos presenciado.

“Recordamos las experiencias gracias al contexto, las circunstancias que forman el escenario del evento, que pasó antes e inmediatamente después, la gente con la que lo compartieron, se sentaron y hablaron al respecto”, dijo Cashmore.

“Los teléfonos nos permiten ampliar esta experiencia hacia una red de personas mucho más extensa. El describir una experiencia la memorizamos”.

Un hombre que cree que los momentos icónicos dentro de los deportes no requieren de memorizarlos más profundamente es el periodista inglés Richard Williams, el autor de El 10 perfecto: los soñadores, las jugadas intrigantes y los playboys del futbol.

Hace 10 años Williams se encontraba en Hampden Park, Glasgow cuando el audaz tiro de zurda de Zidane durante el último minuto de la primera mitad del partido comprobó que eso era lo suficiente para darle al Real Madrid la victoria 2 a 1 sobre el Bayer Leverkusen de Alemania en uno de los partidos de futbol más representativos —la final de la Liga de Campeones de Europa.

Williams cree que presenció un momento deportivo de tal perfección que decidió jamás ver una repetición de la ahora icónica anotación.

“Tal vez la gente que está creciendo hoy en día, que está en la edad de la tecnología y de la saturación mediática, desarrollará una actitud diferente”, escribió Williams en un capitulo que describe los talentos de Zidane.

“Pero uno de los placeres de ser un fanático del futbol es el archivo de imágenes individuales que se graban en el disco duro de la memoria”.

“Cada una está separada de su contexto inmediato: solo con gran dificultad podría limpiar los detalles de los partidos en cuestión, sin importar su resultado”.

“Deseaba que el gol de Zidane reclamara un lugar en esa vida personal… si lo volvía a ver en televisión, inevitablemente estaría reemplazando mi propia imagen de ese momento por aquella de la cámara de televisión, aunque fuera parcialmente”.

“No contendría nada de la exaltación y admiración que sentí en ese momento y eso permanece como parte de la respuesta emocional al revivir ese gol como lo experimenté desde mi propio punto de vista”.

A pesar del convincente argumento lleno de sentimiento que expuso Williams, Booth confía que el Abierto Inglés mantendrá el aura que le ha ayudado a ser uno de los torneos de golf más apreciados.

“No puedes nadar contra corriente en cuanto a tecnología se refiere, y no somos el único evento deportivo que debe lidiar con este reto”, dijo Booth.

“Tenemos grandes socios en televisión y ellos siempre hallaran la manera de hacer románticos esos momentos deportivos fenomenales. Del mismo modo, la gente querrá tomar sus propios recuerdos de los eventos deportivos”.

“No hay razón en intentar combatir esto, es la manera en la que la gente desea ver los eventos ahora. Pero los medios tradicionales siempre permitirán presentar los eventos de la manera en la que deben ser vistos”.

Así que con la influencia de los teléfonos móviles en continuo crecimiento, ¿cuánto tiempo pasará antes que los espectadores estén demasiado ocupados tuiteando sobre el Abierto inglés para que se den cuenta que se perdieron al campeón levantando el trofeo?

Ahora ve
¿Sabes cuántos gérmenes hay en los lugares que tocas comúnmente?
No te pierdas
×