Londres 2012 inicia la fiesta olímpica presumiendo sus valores y talentos

La reina Isabel II fue la encargada de declarar inaugurados los terceros Juegos Olímpicos organizados en la capital británica
| Otra fuente: CNNMéxico

Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 fueron inaugurados formalmente este viernes en el estadio olímpico de Stratford, al este de la capital británica.

A la XXX edición de la competencia deportiva que en la era moderna tuvo su origen en Atenas 1896, con el impulso de Pierre de Coubertin, acuden 10,490 atletas de 205 países.

La ceremonia de inauguración fue dirigida por el cineasta británico Danny Boyle.

El ciclista Bradley Wiggins, ganador de la Tour de Francia, la vuelta más importante del mundo, participó en el inicio de la apertura tocando una campana como señal del inicio de la ceremonia.

El césped del estadio olímpico fue convertido en un set que en principio recordaba la campiña inglesa, aunque también aparecieron en ella personajes que jugaban cricket, uno de los deportes inventados por los británicos.

Coros compuestos por niños de los cuatro países del Reino Unido de la Gran Bretaña —Inglaterra, Escocia, País de Gales e Irlanda del Norte— cantaron distintas piezas en el evento.

Un fragmento de la obra La Tempestad, de William Shakespeare, fue citada desde el escenario principal del estadio por Kenneth Branagh.

Actores caracterizados como obreros representaron pasajes que hicieron referencia a la época de la Revolución Industrial, ocurrida en el siglo XIX.

El tono oscuro de la ceremonia se tornó multicolor con la aparición de personajes ataviados con vestuario similar al usado por The Beatles en el disco Sargent Pepper's, que fuera el octavo disco de estudio lanzado por la agrupación británica, en 1967.

En el centro del campo, una estructura conformada por los aros olímpicos emergió y llenó de luz el estadio de Stratford, ante el asombro y la ovación del público.

Daniel Craig, actor que personifica al agente británico James Bond, apareció en un video en el que ingresaba al Palacio de Buckingham, donde dialogaba con la reina Isabel II en una de las habitaciones del lugar. Tras salir del Palacio, abordaron un helicóptero —del que después se habrían 'lanzado'— que recorría los sitios más simbólicos de Londres.

En el palco de honor del estadio olímpico, apareció después la reina Isabel II, flanqueada por Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI).

La bandera del Reino Unido de la Gran Bretaña fue izada por integrantes de la Fuerza Armada Británica mientras niños cantaban God Save the Queen.

J.K. Rowling, autora de la saga Harry Potter, fue una más de las personalidades británicas que engalanaron la apertura. Leyó el inicio de Peter Pan.

Aparecieron marionetas gigantes del Captain Hook, Cruella de Vil y Voldemort. Enseguida, tocó el turno de Mary Poppins, provocando un salto de alegría, mientras los niños que parecían ocupar un orfanato se preparaban para dormir.

El actor Rowman Atkinson —conocido por su personaje de Mr. Bean— apareció a la par de la Orquesta Sinfónica de Londres, probablemente esperando un espacio para 'participar' en la entonación de la pieza principal de la película Chariots of Fire (Carros de Fuego).

En una nueva época característica de la socieda inglesa, cercana a la década de 1980, aparecieron actores representando una fiesta de sábado por la noche, que incluyó algunas de las canciones de las bandas más representativas de la música británica: The Beatles, Queen, The Rolling Stones, David Bowie, Sex Pistols y The Animals, entre otros.

En la representación del talento británico apareció también el personaje de Billy Elliot, que cuenta la historia de un niño del norte de Inglaterra que se convierte en estrella de ballet.

En una nueva escena aparecieron pasajes de cintas como Cuatro Bodas y un Funeral, El Planeta de los Simios, Chaplin, La Dama y el Vagabundo, Romeo y Julieta, Wall-E  y Trainspotting. 

De la música y el cine, Londres 2012 pasó a la tecnología, rindiendo homenaje a Tim Berners-Lee, inventor de la World Wide Web.

Continuó la ceremonia con un repaso de los personajes que portaron en algún momento la antorcha olímpica desde el encendido de la misma en Grecia.

La antorcha olímpica apareció después, en vivo, a bordo de una lancha rápida que era manejada sobre el Támesis por el futbolista David Beckham, mientras fuegos artificiales iluminaban Tower Bridge.

De forma paralela a un montaje que representaba la lucha entre la vida y la muerte, la cantante Emeli Sande interpretó Abide With Me, un himno cristiano que fue compuesta por el escocés anglicano Henri Francis Lyte.

La fiesta de los atletas

El desfile de los representativos nacionales inició con la delegación de Grecia, un país  que enfrenta una situación económica complicada.

El primer país latinoamericano que apareció en el desfile fue Argentina —que vive un conflicto diplomático con el Reino Unido de Gran Bretaña por las Islas Malvinas—. Le siguieron Armenia, Aruba, Australia —uno de los contingentes más extensos—, Australia y Azerbaiyán.

Continuaron Barbados, Bahrein, Bangladesh, Bélgica, Belice, Bielorrusia, Benin, Bolivia, Bosnia Herzegovina, Botswana y Brasil, que albergará los próximos Juegos Olímpicos, en 2016.

La delegación de Cuba, también numerosa, apareció en el estadio ubicado en Straford, seguida por las de Chipre, República Checa y la República Democrática de Corea.

La de Alemania fue otra de las delegaciones más numerosas que aparecieron en el Estadio Olímpico.

Uno de los representativos más aplaudidos fue el de Jamaica, cuyo abanderado, el velocista Usain Bolt, intentará repetir como campeón olímpico en las pruebas de 100 y 200 metros planos.

Mali, Malta, Islas Marshall, Mauritania y Mauricio acudieron con delegaciones reducidas.

Enseguida apareció México, delegación compuesta por 102 deportistas que lucharán por una medalla o por lo menos mejorar sus registros en 37 competencias distintas.

La abanderada fue María del Rosario Espinoza, campeona olímpica de Taekwondo en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

El basquetbolista Pau Gasol, en sustitución del tenista Rafael Nadal, encabezó la delegación de España, que desfiló después de la representación de Sudáfrica.

La delegación de Estados Unidos, que disputará con China el liderazgo en el medallero, fue aplaudida durante su aparición en el estadio olímpico. La abanderada fue Mariel Zagunis.

El último grupo de atletas en desfilar fue el del Reino Unido de Gran Bretaña, el país anfitrión.

Para 'coronar' la aparición de la delegación británica, los Arctic Monkeys deleitaron en el estadio de Stratford interpretando I bet you look good on the dancefloor y Come Together.

El protocolo

Sebastian Coe, presidente del Comité Organizador de Londres 2012 —fue campeón olímpico en la prueba de 1,500 metros de atletismo en los juegos de Moscú 1980— dio la bienvenida a los atletas y aficionados.

Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), felicitó a los involucrados en la organización del evento deportivo, en especial a los voluntarios, quienes recibieron una gran ovación.

Recordó que por primera vez en la historia de los Juegos Olímpicos, todas las delegaciones participantes contaban con por lo menos una mujer.

Apeló a los valores de amistad y juego limpio, enarbolados por Pierre de Coubertin, impulsor de la era moderna de los Juegos Olímpicos.

La reina Isabel II fue la encargada de declarar inaugurados los Juegos Olímpicos de Londres 2012, lo que dio pie a un espectáculo de luces en medio del cual la bandera olímpica ingresó al estadio de Stratford. Mohammed Alí tuvo una breve participación en el recorrido.

Tras el izamiento, la antorcha recorría el Támesis a bordo de una lancha rápida conducida por David Beckham, quien vigiló que se realizara uno de los últimos relevos, a cargo de Steve Redgrave, cinco veces campeón olímpico en remo. Y mientras la antorcha se acercaba al estadio, los atletas, jueces y entrenadores pronunciaron sus respectivos juramentos.

Después, siete jóvenes británicos recorrieron el interior del estadio olímpico con la antorcha en mano —la recibieron de igual número de legendarios atletas— antes de acercarse al área central del estadio, donde encendieron algunas pequeñas antorchas, cuyo fuego se propagó después a un total de 204 que se elevaron de forma automática para integrar el pebetero que resguardará el fuego olímpico. Para entonces Londres brillaba, entre juegos de luces y pirotecnia.

Entonces pareció Paul McCartney, quien interpretó Hey Jude, una de las canciones clásicas de The Beatles.

La ceremonia terminó y los atletas, autoridades y espectadores se retiraron, pero la llama olímpica permaneció.

La elección de Londres

En marzo de 2004, un grupo de expertos del COI seleccionó a las 9 ciudades de entre las cuales resultaría la elegida para los Juegos Olímpicos de 2012: París, Madrid, Londres, Nueva York, Moscú, Leipzig, Río de Janeiro, Estambul y La Habana.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

En un primer corte, resultaron eliminadas Leipzig, Río de Janeiro —que organizará los Juegos Olímpicos de 2016—, Estambul y La Habana.

Finalmente, la candidatura de Londres fue la más votada, por encima de París.

Ahora ve
Nueva York recibió con protestas a Donald Trump
No te pierdas
×