Daniel Corral, el atleta que revolucionó la historia de México en gimnasia

El joven de 22 años, campeón panamericano en Guadalajara 2011, es el primer mexicano que califica a una final olímpica de gimnasia
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

Todavía ni siquiera caminaba cuando Daniel Corral, en brazos de su madre, ya pasaba las tardes en un gimnasio repleto de colchonetas y aparatos en Ensenada, Baja California, al norte de México.

Gloria Barrón, madre del atleta, lo llevaba mientras su hija practicaba gimnasia.

Pero con el tiempo, Daniel también le tomó gusto a la práctica de ese deporte y 19 años después compite en sus primeros Juegos Olímpicos. Este martes compite en la final de barras paralelas.

Con su participación en Londres 2012, Corral se convierte en el primer mexicano en representar al país en este deporte desde Barcelona 1992. El último había sido Luis López.

Ya con siete años y con el hábito de entrenar gimnasia, en poco tiempo, Daniel debía comer, prepararse para sus entrenamientos y trasladarse de la escuela al gimnasio.

“Pasaba por él a la escuela en un carrito que teníamos y ya llevaba la comida. Él iba comiendo mientras yo manejaba al gimnasio y cuando llegábamos, apenas le quedaba un ratito para descansar. Yo le llevaba una almohada y una sabanita para que durmiera en el asiento trasero del coche y cuando ya eran las 3:30 de la tarde, lo despertaba para que se bajara a entrenar”, contó Gloria Barrón a CNNMéxico.

Ahora Daniel es un gimnasta competitivo en las pruebas de barras paralelas y caballo con arzones. Además de que buscará llegar a las últimas instancias en Londres 2012, su talento y edad —22 años— permite pensar que será una carta fuerte para representar a México en Río de Janeiro 2016.

“Creo que por llegar a Juegos Olímpicos vale la pena hacer todo lo que se hizo, es la competencia más importante para cualquier atleta. Sí, tengo la puerta abierta para aspirar a ir Juegos Olímpicos de Río 2016, pero quién sabe, Dios dirá. Por ahora, el momento es 2012, y es en lo que me tengo que enfocar”, dijo el gimnasta en entrevista.

Antes de viajar a Londres, Daniel abrió a la prensa las puertas del Club de Gimnasia Ensenada, A.C., en el que se preparaba para el evento deportivo. En ese lugar, la madre del atleta señaló que Corral, en público, suele ser discreto. Pero en privado se relaja más y gusta de ir al cine o ver películas en su casa.

Sentido de pertenencia

Daniel ha preferido siempre prepararse en Ensenada, cerca de su familia y en su ambiente, en lugar de trasladarse a un centro de alto rendimiento.

“Me he aferrado a estar aquí. Definitivamente lo tengo todo. Es muy importante mi familia, tengo muy buenas instalaciones, la gente de aquí me apoya, yo creo que el hecho de que lo tenga todo —en el sentido material— no es lo que hace la diferencia, sino que sepa utilizar lo que hay. Esa es la diferencia. Nosotros hemos sabido utilizar lo que tenemos y las oportunidades que nos ofrecen, (estar en Ensenada) es algo clave para nosotros”, explicó Daniel, quien al decir ‘nosotros’, incluye a su entrenador Óscar Aguirre, entre otros.

“Hemos sido muy responsables en solo pedir lo que nos hace falta y nada más, y el apoyo a Daniel ha sido invaluable”, admitió Aguirre, responsable de la estructura deportiva que rodea a Corral, quien en Londres da un paso más a lo que el gimnasta suele referirse como “tierras desconocidas”.

En referencia al entrenador de su hijo, Gloria Barrón dijo a CNNMéxico que cuando conoció a Aguirre, este ya le había dicho que tenía intenciones de hacerse cargo de su preparación, en Baja California, con la consigna de llevarlo a los Juegos Olímpicos. “En aquel momento no sabía que mi hijo iba a ser ese joven con quien Oscar hiciera mancuerna”, dijo.

Antes de partir a Londres, el entrenador organizó una reunión de despedida en el gimnasio, abierto hace 37 años, para que Corral se sintiera cobijado por la gente que valora su esfuerzo.

Luego de escuchar palabras de aliento y buenos deseos, con seriedad y firmeza, tomó la palabra. “Quiero que sepan que nosotros vamos a abrir camino, vamos a demostrar que todo es seguro en tierras desconocidas”, dijo ante poco más de 20 personas, la mayoría de las cuales eran niños y niñas.

Aguirre, el entrenador de Daniel Corral, enumeró a los integrantes de todo un equipo que ha contribuido en la carrera del gimnasta: la familia del joven, la fisiatra, la psicóloga, el doctor, la manager, las autoridades deportivas del estado, y por supuesto, el atleta y su entrenador.

“Estamos listos. No vamos a cuidarnos de nadie, más bien algunos atletas ya voltean a vernos cuidándose de Daniel. Nosotros no vamos solo a competir, vamos por la final”, aseguró Aguirre.

Daniel no habla de medallas. Se limita a decir que dará lo mejor de sí mismo y que disfrutará su participación en Londres 2012.

En su cuenta de Twitter, @Daniel_Corral, el atleta suele escribir mensajes positivos y de ánimo.

“Enfoque: no existe medalla, no existe final olímpica; solo existe e importa tu crecimiento y superación. Resultados: irrelevantes”, tuiteó hace un par de meses.

Daniel ganó dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011, y es de los mejores gimnastas del mundo en las modalidades de barras paralelas y caballo con arzones.

En Londres, Corral tendrá la oportunidad de demostrar que el éxito no es una “tierra desconocida”.

Ahora ve