El squash inicia su larga búsqueda de un lugar en los Olímpicos de 2020

El próximo año se discutirá en Buenos Aires la entrada de un nuevo deporte a los juegos, sin embargo, el camino no es nada sencillo
nicol david squash olimpicos
nicol david squash olimpicos  nicol david squash olimpicos
Autor: Tom McGowan
(Reuters) -

Ganar una medalla de oro es el pináculo de la carrera olímpica de cualquier atleta y la mayoría debe estar feliz por una oportunidad para participar en el escenario más grande del deporte.

Sin embargo, para Nicol David el tiempo se acaba. La malaya es la jugadora de squash que encabeza las listas y seis veces campeona mundial, pero nunca ha competido en los Olímpicos. Así que, a la edad de 28 años, trata de rectificar la situación antes de que sea demasiado tarde.

El squash nunca ha sido un deporte olímpico y fracasó en su intento de ser uno de los 36 incluidos en Londres 2012 y en Río de Janeiro en cuatro años, luego de que su solicitud fuera rechazada mientras el golf y el rugby si lograron ser aceptados.

Sin embargo, David encabeza una campaña que espera asegurar un lugar para el squash en el programa de 2020 y lograr la ambición de toda su vida.

“Después del campeonato mundial del año pasado me preguntaron cuánto quería ser parte de los Juegos”, dijo a CNN.

“Dije que cambiaría todos mis títulos mundiales por solo una medalla de oro olímpica. Cada título mundial significa el mundo para mí, así de importante son los Olímpicos en mi corazón”.

Pero debido a la forma en la que el Comité Olímpico Internacional (COI) decide qué deporte entra a los Juegos, los sueños de un atleta en otra disciplina deben ser destruidos para que el de David se vuelva realidad.

Para mantener el prestigio de los Olímpicos y asegurar que sigue siendo posible para una ciudad ser anfitriona de todos los eventos, el COI solo introducirá un nuevo deporte si uno de los que ya existe es removido del programa.

“Tienes una larga lista de deportes tratando de entrar al programa porque es la forma de mostrar su deporte al mundo”, explica el exdirector de Marketing del COI, Michael Payne.

“El COI toma un análisis muy detallado y técnico para entender la popularidad del deporte, el número de jugadores, infraestructura, televisión, medios y finalmente toma un voto para decidir qué deporte nuevo es bienvenido en el programa”.

Hay un hombre que sabe más acerca de lo que toma convencer al COI de que un deporte vale la pena estar en los Olímpicos.

Mike Lee es el presidente de Verocom, una organización que exitosamente ha desarrollado campañas para llevar a los Juegos a Río en 2016, los Olímpicos de Invierno a Pyongchang en 2018 y la Copa Mundial de la FIFA en Qatar 2022.

Lee y su equipo también han navegado en un curso que ganó la aceptación del rugby siete para los Juegos de 2016. Tiene sentido entonces que Verocom apueste por el squash olímpico.

“Tienes que ver con un detalle considerable no solo al deporte, sino a qué puede ofrecer a los Juegos Olímpicos, qué llevará al programa Olímpico”, dijo Lee, exdirector de Comunicación y Relaciones Públicas para la oferta exitosa de Londres 2012.

“¿Qué ofreces a la experiencia olímpica? ¿Qué hará tu deporte para mejorar los juegos, en una forma en la que también esté en línea con el espíritu y el valor de los juegos?”.

En cierta forma, el squash se ha modificado para hacerse más atractivo para el COI, haciendo cambios vibrantes a las canchas y aparatos.

“El deporte ha trabajado muy duro para innovar, hacerlo más amigable para las transmisiones y los fanáticos, desde canchas todas de vidrio hasta las posiciones de la cámara, pasando por el uso de un sistema de revisión de video y una pelota blanca”, dijo.

“Ahora experimentan con pisos de vidrio. Este es un deporte que se ha movido considerablemente en los últimos años. Ha estado en la base de hacerse más amigable para los espectadores en el evento o para los espectadores en la televisión”.

Una amplia variedad de deportes son cubiertos dentro de los Juegos, desde ciclismo BMX hasta carreras ecuestres, llegando a gustos e intereses de todo el mundo. Si el squash entra al “espectáculo más grande de la Tierra”, tendrá que enfrentar una gran competencia.

“El softbol y beisbol, que salieron de los Juegos para Londres, karate, deportes de patinaje, deportes de escala, wakeboarding, wushu (un arte marcial) y el deporte que salga de los Juegos”, respondió el CEO de la Organización Mundial de Squash, Andrew Shelley cuando se le preguntó sobre sus rivales.

“Hemos hecho la oferta dos veces. Aunque quizá no estábamos listos, teníamos muchos buenos consejos del COI y aprendimos mucho de ellos.

“Esta vez el proceso es muy claro. Hay un lugar disponible debido a la salida de un deporte después de los Juegos en Londres.

“Nuestro deporte está bajo escrutinio y evaluado junto con todos los otros candidatos. Si somos afortunados llegaremos preparados a la reunión en Buenos Aires en 2013”.

El squash espera seguir los pasos del rugby siete y el golf, que han sido añadidos al programa para el debut sudamericano de los Juegos en Rio.

“El rugby siete fue observado como una campaña muy profesional”, dijo Lee. “Una de las claves fue cómo un torneo de dos o tres días mejoraría los Juegos Olímpicos.

“No es difícil efectuarlo, siempre y cuando tengas estadios. No tiene que ser un estadio de rugby, puede ser jugado en varios tipos de estadios. Es algo que es muy atractivo para los jóvenes y la atmósfera que va con ellos”.

Así que, ¿qué traerá el squash a los Juegos que no se haya ofrecido ya?

“El squash es un deporte mundial”, dijo Shelley. “Tenemos campeones mundiales de todos los continentes y es jugado en 185 países. Es un deporte que sentimos sumará a los Olímpicos y será una oportunidad grandiosa para nuestros atletas.

“Hubo un funcionario del COI que hace muchos años me dijo, ‘tienes que esperar hasta que el tren llegue a la estación y se detenga. Cuando lo haga, tienes que estar listo’. Estamos listos, ahora solo estamos esperando el tren”.

Incluso si el squash es aceptado en Buenos Aires el próximo año, podría ser muy tarde para que Nicol David coseche las recompensas de su trabajo entusiasta.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

“Es un sueño ser parte de los juegos”, dijo. “Voy a hacer lo que sea necesario para incluirlo. Quiero hacer lo que pueda para llegar ahí y que el squash también entre.

“Pase lo que pase, seguiré trabajando duro porque quiero ver al squash allí algún día. Si no es en este momento, esperemos que sea en el próximo”.

Ahora ve
“No existe un solo elemento de prueba de que yo haya recibido dinero”: Lozoya
No te pierdas
×