Mallorca, el paraíso donde Rafael Nadal encuentra paz y tranquilidad

El tenista tuvo que cancelar su participación en el Abierto de Estados Unidos, y su ciudad natal es su sitio de reposo
mallorca rafael nadal  nadal
Autor: Pedro Pinto y James Masters
(Reuters) -

No hay muchos lugares a donde Rafael Nadal pueda escapar.

Como uno de los atletas de más alto perfil en el mundo, cada movimiento está bajo escrutinio, especialmente después de su retiro de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y del Abierto de Estados Unidos este mes, lo que ha creado una amplia especulación sobre su futuro como líder en el tenis.

Es uno de los hombres más intensos al pisar una cancha, y su estilo agresivo ha contribuido a las lesiones que han frustrado su carrera en años recientes, por lo que ha necesitado grandes periodos de recuperación.

Así que, ¿a dónde va el español cuando quiere alejarse de todo y recuperarse de su agenda agotadora?

Una isla paradisíaca a la que llama hogar.

“Lo que Mallorca le da a Rafael es tranquilidad”, dijo a CNN el tío y entrenador del tenista de 26 años, Toni Nadal. 

“Se siente cómodo aquí. El carácter de los de Mallorca es muy familiar, no solo en nuestras familias, sino en la mayoría de las familias de Mallorca.

“Además de ser muy familiares, somos personas que normalmente amamos nuestra tierra natal. Nos sentimos muy cómodos aquí, ¿no? Por lo tanto, para Rafael es normal. Tiene aquí a sus amigos, su familia, su lugar de nacimiento, siempre ha tenido una buena base”.

Aunque varias estrellas del deporte se mudan a cielos glamurosos como Mónaco, Nadal escoge quedarse cerca de sus raíces. Y las hermosas Islas Baleares tienen sus atracciones.

Han albergado a ricos y famosos, desde Claudia Schiffer hasta Boris Becker e incluso el rey de España, durante muchos años.

Ubicada en la costa de España en el Mediterráneo occidental, aproximadamente a 209 kilómetros al sur de Barcelona y a 241 kilómetros al este de Valencia, Mallorca es la más grande de un grupo de islas que incluyen a Ibiza, Menorca y Formentera.

Con sus montañas idílicas, playas doradas y campos verdes fértiles, no es sorprendente que uno de los hombres más exitosos del tenis permanezca en su ciudad natal en lugar de mudarse al extranjero.

“Es verdad que hay muchas personas que cuando viajan, cuando han tenido éxito, cambian el lugar donde viven”, dijo Toni Nadal, quien ha entrenado a Rafa desde que era pequeño.

“Aquí en Mallorca es menos normal, porque las personas aquí se sienten muy unidas a nuestra ciudad natal. Creo que esa es la razón por la cual Rafael sigue aquí. Primero porque ama Mallorca, ama el mar, le gusta estar cerca de la familia y sus amigos de toda la vida. Eso es lo que creo que le impide irse a otros lugares”.

También está el hecho de que el 11 veces campeón de Grand Slams, quien ganó un récord de siete títulos del Abierto Francés en junio, en realidad no disfruta toda la publicidad que recibe.

“Ya sabes, soy tímido”, dijo Nadal a CNN días antes de retirarse de los Juegos Olímpicos debido a sus problemas en la rodilla.

“Soy menos tímido de lo que era hace algunos años. Eso es algo que es difícil perder, pero es algo que me pasa muy a menudo.

“Creo que he aprendido mucho en los últimos años y puedo relajarme un poco más cuando estoy con las personas. Lo disfruto un poco más que hace unos años, porque tengo un poco más de experiencia, y he estado en la misma situación durante años”.

Para algunos, puede ser difícil adaptarse al ascenso al estrellato, con cobertura en televisión constante, acuerdos de patrocinio y atención desde todas las direcciones.

Aunque sigue adaptándose a la fama, Nadal dijo que ha llegado a un acuerdo con su posición y con los beneficios que le ha traído.

“Soy un hombre afortunado por lo que me ha pasado. Así que no puedo pretender tener todo lo que tengo y no tener una cámara allí o no tener atención allá”, dijo.

“Realmente me siento cómodo con eso. Me siento muy afortunado. De verdad, cuando estoy aquí en casa realmente no tengo atención. Soy un chico normal y eso es muy importante para mí”.

Nadal es uno de los hombres más genuinos del deporte ante el público, y su deseo de escapar a la atención quedándose en Mallorca, con sus amigos y familia, es casi una anomalía, lo cual lo ha ayudado a estar enfocado en el tenis y escapar a las trampas que a menudo trae la fama.

“Siempre me gusta hacer las cosas que creo son correctas”, dijo. “No trato de ser un modelo, trato de ser yo mismo y hacer las cosas correctas.

“Si lo que hago es un modelo, o es un ejemplo, es el ejemplo correcto. Estoy muy feliz, pero no pretendo ser eso”.

Desde que sufrió una derrota en la segunda ronda en Wimbledon contra el número 100 del mundo, Lukas Rosol, Nadal ha estado sufriendo con la reaparición de sus lesiones.

Aunque el número tres del mundo estará descansando de la tendinitis en su rodilla izquierda, sus rivales estarán compitiendo por la gloria en Flushing Meadows.

Tras perder la mayoría de la temporada 2009 por una lesión similar, Nadal también se perdió los Juegos Olímpicos, decepción que aumentó por el hecho de que tuvo que dejar su papel como abanderado español en la ceremonia de apertura.

Y aunque se extrañará la presencia de Nadal en Nueva York, su tío es optimista sobre el futuro del tenista. “Le digo que la vida lo ha tratado demasiado bien para aceptar esta decepción.  

“Le dije que se ha visto en peores situaciones, peores situaciones de lesiones. Es una decepción, pero no es el fin del mundo”, dijo. 

Ahora ve
Float, un prototipo de vehículo flotante, nos acerca al auto del futuro
No te pierdas
×