Lydia Ko rompe récords en el golf mientras sueña estudiar en Stanford

A sus 15 años, la golfista neozelandesa se convirtió en la deportista más joven en ganar un torneo de la LPGA
lydia ko golf nueva zalandia
lydia ko golf nueva zalandia  lydia ko golf nueva zalandia
Autor: Tom McGowan
(Reuters) -

Tiger Woods ganó por primera vez el PGA Tour hasta que tuvo 20 años y el número uno Rory Mcllroy tenía 19 años cuando obtuvo el éxito en el Tour Europeo.

Ninguno puede competir con la prodigiosa Lydia Ko, una golfista de Nueva Zelandia en un ascenso que rompe los récords.

La victoria de tres tiros de Ko en el Abierto Femenil de Canadá, cuatro meses y dos días después de su cumpleaños número 15, la hizo la ganadora más joven en la historia del LPGA Tour, y la primera novata en ganar en el circuito de Estados Unidos desde JoAnne Carter en 1969.

Ha sido un año estelar para la adolescente nacida en Corea del Sur, con su éxito que rompe récords dos semanas después de su triunfo en el Campeonato Amateur de Estados Unidos y siete meses después de que se volviera la mujer más joven en ganar un torneo profesional en el Abierto New South Wales.

“Se siente increíble”, dijo al sitio web oficial de Golf de Nueva Zelandia después de su victoria el pasado domingo que terminó con un round cinco-bajo-par final de 67.

“Rompí el récord más joven en enero para el Abierto New South Wales y romper otro récord o estar en los libros de historia es sorprendente y siempre es increíble poder jugar con las profesionales.

“Así que nunca supe que lo iba a lograr, y estaba tan feliz de ganar el Amateur de Estados Unidos, de ganar esto. Nunca pensé sobre esto. Solo quería llegar.

“Cuando vi que estaba empatada en primer lugar después del segundo día, estaba sorprendida. Realmente me siento bien. Y sí, algo sorprendida por tener dos victorias en tan corto tiempo”.

El torneo en el Golf Club de Vancouver vino con un cheque de 300,000 dólares para la ganadora, pero Ko no verá ni un centavo de éste.

Mientras su estatus de amateur puede ser perjudicial para su cuenta en el banco, algunos observadores aconsejan que se quede en los rankings amateur por un poco más.

“Al final fue una victoria muy cómoda para una jugadora que es nueva en este nivel y competir con las primeras 48 de 50 ganadoras en el LPGA Tour”, dijo la leyenda de golf neozelandesa, Bob Charles, quien ganó el Abierto Británico de 1963.

“Entiendo que ha expresado interés en ir a la universidad aquí en Estados Unidos en Stanford. Obviamente ha mostrado que es lo suficientemente buena pero creo que se beneficiaría de algunos años más como amateur. Estoy complacido de escuchar que quiere seguir siendo amateur por unos cuantos años y que tiene la intención de obtener una educación.

“Aunque tiene posibilidades interminables con su nombre, nunca sabes qué va a pasar y la animo como a cualquier jugador joven a mantenerse estudiando mientras juega golf para ayudarla con otras opciones después en su vida”.

Ko hizo eco de los puntos de vista de Charles, aunque enfatizó que estaba dispuesta a no olvidar la escena amateur, que la ha llevado a convertirse en una de las golfistas jóvenes más emocionantes.

La adolescente también es ayudada por un beneficiario rico. El octogenario David Levene donó algo de fortuna de 220 millones de dólares a Ko a principios de este año, lo que significa que puede mantener su estatus de amateur y continuar con su educación.

“Seguiré siendo una amateur y luego terminaré la preparatoria y luego iré a la universidad en Estados Unidos”, dijo Ko en el sitio web oficial de la LPGA. “Quiero decir, esta fue una gran victoria, pero no creo que afecte o cambie las raíces de mi carrera”.

El director ejecutivo de Golf de Nueva Zelandia, Dean Murphy, alabó el triunfo de Ko como un día memorable en la historia del deporte en el país.

“Ha ofrecido uno de los días grandiosos en la historia de golf de Nueva Zelandia”, dijo Murphy. “Lydia ha vencido a un campo de profesionales de clase mundial a la edad de 15 años.

“No solo es un logro destacable en la historia del golf de Nueva Zelandia sino también en los anales del deporte en el país. Quizá lo más emocionante con Lydia es que, lo mejor está por llegar”.

Ko, que vive en Auckland, y que ha subido 140 lugares en los rankings mundiales al lugar 45, ahora enfocará su atención al Abierto Británico, que comienza el 13 de septiembre.

Después de terminar empatada en el lugar 39 en el Abierto de Estados Unidos en julio, su primer torneo importante, muchos esperarán que Ko lleve su forma actual a uno de los cuatro eventos de este deporte.

Ko es respaldada para ser exitosa por una de las precursores kiwi, Marnie McGuire, quien obtuvo tres terceros lugares (uno completo y dos empatados) durante su carrera en la LPGA.

“Tendrá más oportunidades y obligaciones de las que posiblemente puede completar”, dijo la golfista de 43 años, quien se volvió profesional en 1992 después de graduarse de la Universidad Estatal de Oklahoma en Estados Unidos y se estableció en Japón antes de regresar a Estados Unidos.

“Necesita asegurarse de mantener la alegría en su juego porque esa es una de las cosas que la ha hecho exitosa.

“Sí, se perdió los 300,000 dólares pero nunca se trata del dinero. Estará muy bien apoyada por el resto de su vida. Nunca es sobre el dinero. Es sobre el logro de ganar y en el caso de Lydia hacer historia”. 

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×