El equipo juvenil de Uganda pega un jonrón para el continente africano

Un equipo de niños de 11 años fueron los primeros en representar al continente en la Serie Mundial de Ligas Menores
pequeñas beisbol
uganda lugazi ligas pequeñas  pequeñas beisbol
Autor: Samantha Weihl
(Reuters) -

Un poco después del amanecer, el chasquido de un murciélago rompe el sonido de la mañana en Williamsport, Pennsylvania, Estados Unidos.

Ubicada en el valle, esta pequeña ciudad fue el hogar de la Serie Mundial de Beisbol de las Ligas pequeñas que este año se llevó el equipo de Japón.

Cada año en agosto, decenas de miles de fanáticos llenan las gradas para ovacionar a sus equipos de Estados Unidos y todo el mundo, cada uno espera ser coronado campeón de la Serie Mundial, el pináculo del béisbol juvenil.

Pero mucho antes de que las multitudes lleguen, un equipo ya trabaja duro en las jaulas de bateo. Debajo de la colina, en la sombra de un estadio vacío, dan un lanzamiento tras lanzamiento. Trabajar duro no es nada nuevo para estos jugadores jóvenes; ya han superado más obstáculos que la mayoría para llegar aquí, tanto dentro como fuera del campo de béisbol.

Este es el equipo de Lugazi, Uganda, y en la historia de 66 años de la Serie Mundial de Ligas Menores, son el primer equipo en representar a África.

Lugazi, ubicado a 50 kilómetros de la capital del país, Kampala, existe principalmente debido a una fábrica que produce azúcar dirigida por Metha Group. Emplea a una mayoría de la ciudad, incluyendo al entrenador de este equipo, Henry Odong.

Odong es uno de los jugadores originales de béisbol de Uganda, una rareza en este país loco por el futbol. Comparte el sueño de sus jugadores jóvenes, tener algún día a un jugador de Uganda en las Grandes Ligas.

“Creo que traer a los niños aquí es un gran motivo porque les digo que intento en mi mejor nivel hacer que lleguen al béisbol de las Grandes Ligas”, dijo Odong. “Todo es cuestión de trabajar muy duro y alcanzar su mejor nivel para poner bien las cosas, y espero que el resto del mundo, conozca que pueden jugar béisbol”.

Pero el grupo de niños de 11 años de Odong de Lugazi en realidad debe ser el segundo equipo en llegar a la Serie Mundial de Ligas Pequeñas. El año pasado, un equipo diferente de la capital Kampala de Uganda ganó el torneo regional de Medio Oriente-África, llevado a cabo cada año en Polonia. Ganar el torneo les dio el derecho de venir a Williamsport, pero un problema con la documentación impidió que el equipo obtuviera visas para Estados Unidos, así que nunca llegaron.

Pero lo que pasó el año pasado abrió la puerta para el equipo de este año cuando Lugazi ganó en Polonia.

Un esfuerzo conjunto de los entrenadores del equipo, la embajada de Estados Unidos, y las Ligas Pequeñas los ayudó a asegurar que no fueran negados. Y así se convirtieron en el primer equipo en representar a África en Williamsport.

Aunque los problemas de documentación de Uganda están lejos de ser resueltos, este ha sido un primer paso importante.

“Nos sentimos muy, muy bien. Seríamos el segundo (equipo), pero el año pasado, no sé que pasó, pero no lograron venir”, dijo el shortstop Tonny Okello. “Así que tuvimos la oportunidad de venir a representar a África por primera vez”.

Para Okello y el resto de estos jóvenes, el béisbol es mucho más que sólo un juego. Los ayuda a olvidar, incluso durante algunas horas, los sufrimientos en casa. Es especialmente verdadero para Okello. Su madre sufre cáncer de mama.

“El béisbol y otros deportes me ayudan a olvidar algunos de los problemas en casa”, dijo Okello.

“Simplemente me siento allí y comienzo a pensar en mi madre porque está enferma con cáncer. Sé que está teniendo un momento difícil… pero hace que no parezca tan difícil”.

Ninguno de los miembros de la familia de Lugazi pudo costear el viaje, pero Uganda recibió la ovación más grande de todas cuando fueron anunciados en la ceremonia de apertura. Durante todo el torneo, fanáticos fueron vistos vistiendo playeras y sombreros de Uganda, y constantemente pidiendo al equipo fotografías y autógrafos.

Después de una semana en Williamsport, la noche del primer juego de Uganda finalmente llegó. Su oponente era Panamá, ganadores del regional en América Latina. Panamá ha enviado a siete equipos a la Serie Mundial de Ligas Menores, pero eso no intimidó a Lugazi. Su primer bateador, Justine Makisimu, llegó a la base, y obtuvo un hit en el primer lanzamiento que vio.

Uganda terminó perdiendo el juego; y el siguiente, así que fueron eliminados del torneo. Pero ganaron un juego de consolación contra el equipo estadounidense de Oregon, obteniendo la primera victoria del continente africano en la Serie Mundial.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero las victorias y derrotas no fueron lo central aquí. Lo que estos niños lograron se extendió mucho más allá del campo; un logro que no se perdió en ellos.

“Me gusta la historia”, dijo el beisbolista de tercera base de 11 años, Ronald Olaa. “Y hemos hecho historia”.

Ahora ve
EU pide a Latinoamérica romper contacto comercial y diplomático con Pyongyang
No te pierdas
×