Los árbitros regresan en la victoria de Baltimore 23-16 sobre Cleveland

Los aficionados ovacionaron a los árbitros antes de iniciar el partido, donde el mariscal de campo de Baltimore Joe Flacco fue la estrella
Baltimore cleveland cuervos cafes fecha 4 nfl americano arbi  Baltimore cleveland cuervos cafes fecha 4 nfl americano arbitros regreso
(Reuters) -

El inicio de la cuarta semana de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) pasará a la historia como el regreso de los árbitros oficiales al trabajo, en el partido adelantado que ganaron 23 a 16 los Cuervos de Baltimore ante los Cafés de Cleveland.

Antes que diese comienzo el partido, los aficionados que llenaron el M&T Bank Stadium, de Baltimore, le dieron una gran ovación al equipo de árbitros que volvieron por primera vez esta temporada a trabajar después de haber superado una huelga de cuatro meses.

Ellos fueron los primeros triunfadores. En el juego surgió una vez más la figura del mariscal de campo de Baltimore, Joe Flacco para dirigir el ataque de los Cuervos al completar 28 de 46 pases con ganancias de 356 yardas, con un envío de anotación y una carrera de touchdown.

Flacco estuvo seguro y aunque le interceptaron un balón, encontró con facilidad a los receptores abiertos Anquan Boldin y Torrey Smith que rompieron la defensa de los Cafés (0-4) que todavía no conocen la victoria en lo que va de temporada y es el único equipo de la Conferencia Americana (AFC) que no lo ha conseguido.

La labor de Smith volvió a ser especial porque brilló en el campo cuando se cumplía una semana del fallecimiento de su hermano de 19 años en un accidente automovilístico.

"Es una motivación el seguir haciendo bien las cosas en el campo, creo que es la mejor manera de honrar la memoria de mi hermano", destacó Smith al concluir el partido.

Con esta victoria los Cuervos se colocan como líderes de la División Norte de la AFC.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Aunque los Cafés lucharon por darle la vuelta al marcador, el mariscal de campo novato Brandon Weeden que no pudo convertir en touchdown el último pase que dio a la zona de anotación cuando expiraba el tiempo reglamentario.

El partido, a diferencia de lo que sucedió en el del pasado lunes por la noche entre Seattle y Green Bay, concluyó sin ningún tipo de polémica ni argumento por la decisión de los árbitros, haciendo que el regreso de los oficiales fuese todo un éxito.

Ahora ve
Fuerzas lideradas por EU arrebatan a ISIS el poder de la ciudad siria de Raqqa
No te pierdas
×