Oribe Peralta, de las canchas de tierra al podio en Londres 2012

Sus goles han dado triunfos históricos a la selección y a su equipo, el Santos, pero ¿cuál es la historia detrás del futbolista mexicano?
oribe peralta  oribe
| Otra fuente: CNNMéxico

Dos goles en el estadio de Wembley bastaron para que el jugador Oribe Peralta le diera a México la medalla de oro en el futbol olímpico y fuera llamado por el presidente mexicano como un "héroe nacional".

Pero la serie de homenajes que este futbolista ha recibido tras su regreso de Londres, incluso la propuesta de que una vialidad lleve su nombre, no han cambiado la humildad y el carisma por el que la afición lo aprecia.

"Él es muy sencillo, a él lo veo todavía muy bien con los pies bien puestos en la tierra, y esperemos que así siga", dijo a CNNMéxico Miguel Ángel Peralta, padre del futbolista.

Originario de La Partida, una zona ejidal del municipio de Torreón, en el norte de México, el gusto de Oribe por el futbol nació en las canchas de tierra, inspirado en su padre quien jugaba en el equipo de tercera división de los Galgos de la Escuela de Contaduría y Administración.

"Desde muy chico me preguntaba qué se necesitaba para salir en la televisión. Y le decía 'no más que te vea una persona que sepa de futbol y tener cualidades, puede ser que te lleve'", recuerda el señor Peralta.

En una entrevista con Mediotiempo en agosto, Miguel Ángel Peralta recordó como su familia, de origen humilde, hizo muchos sacrificios para que Oribe alcanzara sus sueño, haciendo "cooperachas" para apoyarlo económicamente mientras algún equipo se fijaba en él.

La carrera futbolística del llamado Cepillo Peralta pasa por un buen momento este 2012. Con su equipo Santos Laguna, anotó el gol para que los Guerreros se alzaran con su cuarto campeonato ante Monterrey en mayo pasado.

Sin embargo, el camino para que este jugador de 28 años pudiera destacar sus cualidades, no ha sido fácil desde que llegó a la primera división de México en 2002 con Monarcas Morelia, para después jugar con Rayados, sin lograr un puesto titular.

La misma suerte la vivió cuando en 2006 fue fichado por Santos, bajo la sombra del goleador Matias Vuoso; el año que estuvo a préstamo con Jaguares dio de qué hablar y a su regreso con los laguneros en 2008, el puesto habría que disputarlo con Christian Benítez.

Tras la salida del ecuatoriano al América el año pasado, Peralta comenzó a despuntar, siendo el segundo en la tabla de goleo en el torneo Apertura 2011 y pieza clave para el último título santista.

“(Oribe Peralta) demuestra que el trabajo, el esfuerzo y la disciplina sí generan resultados, que sí vale la pena la ruta dura, la ruta difícil”, apuntó el presidente municipal de Torreón, Coahuila, Eduardo Olmos.

Esta virtud trabajadora de El Cepillo hace del jugador un símbolo de identidad para la ciudad de Torreón, que hace más de un siglo se levantó en medio del desierto para convertirse en una importante región ganadera pese a las adversidades climáticas.

Su compañero en la Selección Olímpica, Javier Aquino, es uno de los que aplaude este reconocimiento al desempeño de Peralta en las canchas vistiendo la camiseta del tricolor, pese a algunas críticas negativas que recibió tras su convocatoria a los Juegos Panamericanos de Guadalajara y en los pasados Olímpicos, donde “dejó el corazón en cada balón que peleó”.

"Ahora todos mencionan a Oribe, pero hubo gente que criticó su llamado, que no creían en los primeros partidos, pero es un gran jugador y lo demostró, y el grupo siempre lo respaldó y él a nosotros", señaló Aquino durante un homenaje a los jugadores de la selección olímpica.

El señor Miguel Ángel Peralta coincide en que los homenajes son una especie de “justicia” para su hijo luego de que “los cronistas mexicanos no lo querían ni en Panamericanos, ni en Olímpicos”.

"No se dan cuenta mucho del sacrificio que tuvo defensivamente en todo lo que corrió, es de los que más peleó", apuntó otro campeón olímpico, Néstor Araujo.

Araujo ve a El Cepillo como a un “hermano mayor”, quien junto a los otros refuerzos del tricolor en Londres 2012, Carlos Salcido y Jesús Corona, fueron “los que te calman, los que te dicen ponte quieto, que si eso está bien o no, los que traen la experiencia por el camino que llevan recorrido".

En ese mismo plano, Eduardo Olmos ubica la figura de Oribe como un ejemplo, “ante una crisis de valores y figuras a quién seguir, Oribe en nuestra comunidad se convierte en un icono".

Eduardo Olmos nombró hace unas semanas a Oribe Peralta ciudadano distinguido de Torreón en el ramo deportivo durante la reunión del cabildo, además de proponer la creación de un premio al mérito olímpico con el nombre del jugador.

"En tiempos moderno es el deportista más reconocido, más prestigiado, y más querido (...) es el que más lejos ha llegado", destacó el mandatario local quien tiene en mente organizar ligas en la ciudad de Torreón con el nombre de Oribe.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Para el padre de Oribe Peralta, lograr el campeonato de goleo y llegar al Mundial de Brasil 2014 completarán la carrera de este jugador que pese a estar “grande” para debutar en una Copa del Mundo, asegura que su hijo tiene aún mucho que demostrar.

A mediados de mes, Oribe logró su primera convocatoria con la Selección Mexicana Mayor para un encuentro de eliminatoria mundialista ante Costa Rica y espera repetir en octubre frente a El Salvador.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×