Los Bravos están fuera de 'playoffs' tras una derrota polémica

Una polémica decisión de los árbitros influyó en la derrota de los Bravos de Atlanta quienes quedaron eliminados de ‘playoffs’
Chipper Jones  Chipper Jones
/
| Otra fuente: CNN
Atlanta (Reuters) -

Una polémica y crucial decisión en el partido de playoffs, este viernes por la noche, entre los Bravos de Atlanta y los Cardenales de San Luis provocó una discusión vehemente del manager de los Bravos y los aficionados que tiraron basura al campo.

El incidente ocurrió en la octava entrada del juego de las postemporada, en el que los dos equipos luchaban por avanzar a una serie divisional de la Liga Nacional.

San Luis adelantaba a Atlanta con un marcador de 6-3. Con un out y corredores en primera y segunda base, el shortstop de los Bravos, Andrelton Simmons, bateó al campo izquierdo.

En medio de la aparente confusión entre dos jugadores de los Cardenales, la pelota  cayó, lo cual pudo haber llevado a la carga a los Bravos a las bases. Pero un árbitro dio out a Simmons, basándose en la regla de infield fly, que es tradicionalmente invocada en los tiros en el diamante con el fin de evitar que los jardineros dejen caer la pelota, para conseguir dos outs en lugar de uno, de haber cachado la pelota.

El manager de Atlanta, Fredi González, salió de la caseta para protestar por la decisión, mientras que los aficionados furiosos arrojaron al campo copas, botellas y basura.

Después de un retraso de 18 minutos, el juego se reanudó finalmente, cuando los árbitros descartaron invalidar la decisión, y los Bravos jugaron el partido bajo protesta.

El bateador emergente de los Bravos Brian McCann corrió delante de Jason Motte, de los Cardenales,  quien consiguió el out a Michael Bourn, para terminar la entrada. 

Después de dos outs rápidos en la novena entrada, Chipper Jones, de Atlanta —el legendario jugador de tercera base que ha anunciado que es su última temporada— consiguió un hit dentro del diamante.

Freddie Freeman disparó un doble por el terreno, llevando a la carrera del empate a Dan Uggla. Sin embargo, el segunda base terminó el juego —y los Bravos la temporada, y con ello, Jones su carrera— logrando un out por tierra en la segunda base.

Matthew Bolus, un fanático de 19 años de los Bravos, que manejó desde Birmingham, Alabama, para ir al juego, fue uno de los fans que se sintieron engañados por la decisión.   

"Siento que no vi el juego que tenía que ver", dijo.

Los fanáticos de Atlanta respondieron al final con más abucheos, y tiraron más basura al campo. El disgusto fue interrumpido solo por un canto de Chipper, para reconocer el final de la carrera del jugador favorito de los fanáticos. 

Joe Torre, exjugador y gerente, quien ahora es vicepresidente ejecutivo de operaciones del béisbol de las Grandes Ligas, se dirigió a los reporteros después de hablar con el jefe del equipo de árbitros, Jeff Kellogg, durante el largo retraso. 

Durante la temporada regular, los equipos tienen 24 horas para presentar una protesta por escrito, luego de que los ejecutivos del béisbol hagan un juicio. Pero Torre dijo que por el calendario "no tenía sentido", por los vencedores del juego que avanzan a la siguiente ronda de los playoffs que inician el domingo, así que decidió el asunto de inmediato.

"Hablé con ellos y les pregunté qué bases tenían para protestar", dijo Torre. "Y yo descarto, básicamente, no permitir la protesta basada en el hecho de que es una decisión de juicio de un árbitro".

Cuando se le preguntó después del partido si él dudaba de la decisión después de los abucheos y de que comenzara a llover basura, el árbitro Sam Holbrook dijo "absolutamente no".

Con la victoria por 6-3, San Luis avanza para jugar el campeonato de la Liga Nacional, contra los Nacionales de Washington en la próxima ronda de los playoffs. Los Gigantes de San Francisco se enfrentan contra los Rojos de Cincinati en la otra serie de postemporada de la liga.

Después del partido, González criticó lo que consideró "una mala decisión", y dijo que la pelota estaba demasiado lejos en el outfield para justificar la regla de infield fly. Agregó que estaba "un poco decepcionado" con los aficionados que lanzaron objetos al campo y señaló que tres de los errores de los Bravos y la incapacidad para conducir más carreras también contribuyó a la derrota.

"Cualquiera puede tener un mal partido, cualquiera puede tener una mala decisión que va contra ti", dijo el manager de Atlanta. "Duele perder juegos de pelota como lo hicimos esta noche".

Torre reconoció que no estaban de acuerdo con la convocatoria de la octava entrada. Sin embargo, señaló que los errores —entre ellos los de los jardineros  y los bateadores— son parte del béisbol.

"Creo que la controversia es parte de lo que hacemos, porque el juego no es perfecto", dijo Torre. "Eso siempre ha sido el juego".

En el juego de de playoff de la Liga Americana entre los Orioles de Baltimore y los Rangers de Texas no hubo controversia.

Baltimore ganó el partido 5-1, continuando el milagro temporada que el equipo está teniendo.

Los Orioles jugarán el domingo contra los Yankees de Nueva York.  

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×