El legado de Lance Armstrong ¿puede resistir las acusaciones de dopaje?

El ciclista estadounidense ha estado bajo el ojo público por el caso de dopaje, aunque para algunos esto no afectará su imagen
strong
lance armstrong  strong  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Michael Pearson
Autor: Michael Pearson
(Reuters) -

Las 84 millones de pulseras amarillas brillantes distribuidas por la organización de ayuda a enfermos de cáncer de Armstrong se han vuelto un símbolo bien conocido de fuerza y perseverancia contra la adversidad.

"LIVESTRONG", instan.

Pero tras el lanzamiento este miércoles de cientos de páginas que muestran evidencias sobre las persistentes acusaciones de dopaje contra el legendario ciclista, hay otro punto de vista sobre la pulsera.

Los críticos le han quitado la “V” a la leyenda para hacer que se leyera lo que acusan a Armstrong de hacer durante más de una década: “LIE STRONG”. (Mentir fuertemente).

Aún así, el flujo de detalles poco aduladores no parecen sacudir la determinación de sus seguidores, acostumbrados a estas acusaciones que el siete veces ganador del evento más prestigioso del ciclismo (el Tour de Francia) ha negado resueltamente.

La información lanzada este miércoles por la Agencia Antidopaje de Estados Unidos forma parte de un informe para los funcionarios internacionales del ciclismo que apoyan la petición de la organización para despojar a Armstrong de sus títulos del Tour y otros reconocimientos. También es sujeto a una suspensión para competir de por vida en eventos sancionados por los organismos deportivos olímpicos de Estados Unidos.

Los seguidores de Armstrong tomaron Facebook y otras redes sociales para apoyar al hombre que muchos ven menos como un titán atlético y más como un sobreviviente de cáncer inspirador que ha recaudado millones para la investigación y asistencia.

“Ya sea que lo hayas hecho o no, aún así ganaste siete títulos, nunca fallaste en una prueba y lo que has hecho para aumentar la conciencia sobre el cáncer es enorme”, escribió un fanático en su página de fans en Facebook.

“Créeme, nadie puede empañar el bien que has hecho”, escribió otro.

Es demasiado pronto para decir lo que provocará el lanzamiento de la evidencia contra Armstrong y sus compañeros (muchos de los cuales admitieron doparse), en los esfuerzos de caridad de Armstrong y su reputación en general.

Sin embargo, su fundación dice que las contribuciones aumentaron después de su anuncio en agosto sobre que dejaría de luchar contra la investigación de la Agencia Antidopaje de Estados Unidos.

“Nuestras donaciones han aumentado a casi el doble de la cantidad usual desde agosto”, dijo Katherine McLane, vocera de la Fundación Lance Armstrong.

“Es una persona que ayudó a cambiar la percepción de sobrevivientes del cáncer en todo el mundo. Ha hecho una cantidad increíble de bien para las personas afectadas por el cáncer y nada puede cambiar eso”, dijo.

Armstrong ganó sus siete campeonatos del Tour de Francia después de ser diagnosticado con cáncer testicular en 1996, que se extendió a sus pulmones, nódulos linfáticos, abdomen y cerebro. El año siguiente, estableció su fundación.

Tres años después de su diagnóstico, Armstrong ganó el primero de sus siete títulos del Tour de Francia, emocionando e inspirando a millones en su país natal, donde el ciclismo apenas es seguido. Su victoria conllevó un aumento en la atención a ese deporte en Estados Unidos y ayudó a recaudar dinero y atención para la investigación del cáncer en todo el mundo.

Aún así, los rumores y acusaciones de dopaje persiguieron al originario de Texas.

En 2002 se cerró una investigación de 21 meses sobre las acusaciones de que el equipo de Armstrong utilizó sustancias prohibidas durante el Tour de Francia en 2000, después de no haber encontrado evidencia de uso ilegal de drogas. La Unión Internacional de Ciclismo lanzó un informe en 2006 absolviéndolo de acusaciones de 1999. Y en febrero, los fiscales federales en Los Ángeles cerraron una investigación de dos años por las acusaciones sin presentar cargos.

En la investigación más reciente, la USADA dijo que la examinación de muestras de sangre antiguas de Armstrong parecían indicar dopaje. Su informe también dijo que Armstrong hizo un “acuerdo financiero” para enterrar una prueba positiva de una sustancia prohibida y acusó al equipo de falsificar registros de prescripción para cubrir el uso de corticosteroides de Armstrong.

El archivo también contiene declaraciones de los compañeros de Armstrong implicándose a ellos mismos, y a Armstrong, en el engaño.

La agencia dijo que su investigación “encontró pruebas más allá de una duda razonable de que Lance Armstrong se comprometió en trampas a través del uso, administración y tráfico de drogas que mejoran el rendimiento y métodos, además de que Armstrong participó en gestionar al equipo de Servicio Postal de Estados Unidos como una conspiración de dopaje”.

“La evidencia en el caso en contra de Lance Armstrong es más que fuerte; es tan fuerte como, o más fuerte que, la presentada en cualquier caso tomado por la USADA en los 12 años iniciales de la existencia de la USADA”, dijo la organización, que no es una agencia gubernamental sino que es designada por el Congreso de Estados Unidos como la organización antidopaje oficial del país para los deportes olímpicos.

Armstrong no ha comentado directamente sobre el caso. Sin embargo, publicó en Twitter la noche de este miércoles, diciendo que “estaba pasando tiempo con su familia, sin ser afectado” y pensando sobre un evento próximo para su organización de caridad.

Su abogado, Tim Herman, llamó al informe de la agencia un “trabajo destructivo de un solo lado” y una “cacería de brujas financiada por el gobierno”.

Un vocero de la oficina del fiscal de Estados Unidos en Los Ángeles, que dirigió la investigación que fue cerrada en febrero, se negó a comentar si la evidencia lanzada públicamente este miércoles estimularía un renovado interés en las posibles sanciones criminales en contra de Armstrong o cualquiera asociado con el equipo.

Bruce Deming, un exfiscal federal y ciclista amateur, dijo que dudaba que el caso criminal fuera a ser reabierto.

“Los federales sabían que la USADA sabía, la USADA sabía que los federales sabían. Así que esta no es información nueva para los fiscales, no lo creo”, dijo.

De hecho, dijo, sospecha que la información revelada este miércoles en gran medida es similar a lo que los fiscales federales revelaron.

“La investigación en contra de Lance, que sabes involucraba a múltiples agencias federales y una investigación federal muy grande y bien organizada y lo que tuvieron que haber sido millones de dólares gastados, surgieron con aparentemente nada de evidencia fuerte para hacer cargos a Lance Armstrong con una multa de estacionamiento”, dijo Deming.

Aún así, el informe ha tenido un impacto en algunos seguidores, para los cuales la evidencia parecía amargar su opinión sobre Armstrong.

“Estoy triste y finalmente he aceptado que realmente no hay héroes verdaderos en nuestro mundo”, escribió uno de sus fans en Facebook.

“En nombre de casi todos los que te hemos tenido en alta estima… visto como un ídolo en el despertar de tu excelencia en tu deporte… comprado tus libros y aspirado a ser tan (exitoso) como tú… si las acusaciones son verdaderas entonces has engañado a tu país y a tus compañeros atletas”, escribió otro.

Aún así, Howard Bragman, un experto en comunicación de crisis, dijo que no espera que las acusaciones tengan un impacto significativo en el legado de Armstrong.

“Ha hecho cosas increíbles para las personas con cáncer”, dijo Bragman. “Le ha dado a muchas personas esperanza en este mundo. Y para millones de estadounidenses y gente en todo el mundo, Lance Armstrong siempre será un héroe. Y ninguna de estas acusaciones va a cambiar eso”.

Casey Wian y Terry Frieden de CNN contribuyeron con este reporte.

Ahora ve