Felix Baumgartner deja el deporte extremo para ser rescatista

El único hombre en rebasar la barrera del sonido en caída libre quiere una vida tranquila piloteando helicópteros en misiones de rescate
"Arriba es un mundo distinto": Felix Baumgartner
(Reuters) -

Después de saltar desde la estratosfera, volar a través del Canal de la Mancha y poner en peligro su vida en varias ocasiones, Felix Baumgartner quiere ahora una vida tranquila, si por tranquilo se puede entender pilotar helicópteros y salvar gente.

"Me retiro del deporte extremo", afirmó el austríaco de 43 años, que el domingo se convirtió en la primera persona en romper la barrera del sonido tras saltar desde 39 kilómetros de altura, según información de la radiotelevisión de Austria en su sitio en internet.

"Me gustaría encontrar un trabajo decente como piloto de helicópteros de rescate. Trabajar medio año en los Alpes y medio año en California, luchando contra el fuego y rescatando gente", dijo Baumgartner al explicar su futuro ideal.

La profesión de riesgo le parece tranquila en comparación con su vida hasta ahora.

Antes del salto estratosférico que lo hizo famoso a nivel mundial, este antiguo instructor de paracaidismo en los comandos de élite del ejército austriaco ya se había lanzado al vacío desde el edificio más alto del planeta, de 509 metros, desde la estatua de Cristo en Río de Janeiro y desde la Torre Mayor de la Ciudad de México.

Pero antes de empezar su nueva vida, Baumgartner quiere un poco de calma. Los medios austriacos aseguran que disfrutará de unas cortas vacaciones en España, junto a su novia Nicole, y él mismo dijo que necesita tranquilidad: "Nada de correos electrónicos ni de teléfono móvil".

Una calma que será difícil de mantener siendo que es una de las personas más famosas del mundo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Sólo en YouTube, más de ocho millones de personas vieron en directo cómo Baumgartner se lanzaba al vacío y aceleraba hasta los 1,342 kilómetros por hora para luego descender en paracaídas sobre el desierto de Nuevo México, en Estados Unidos.

Una editorial alemana anunció que en marzo del próximo año se publicará un libro en el que el austriaco narrará ésta y otras hazañas. Conquistador del Cielo. Mi vida en caída libre, es el nombre que tendrá el relato.

Ahora ve
Familiares de tripulantes de submarino argentino están sumidos en dolor y rabia
No te pierdas
×