'Go-karts': el origen de los sueños de Webber y de otros pilotos de F1

Mark Webber, piloto australiano, relató a CNN cómo este tipo de carreras lo impulsaron a adentrarse en el automovilismo
  • A+A-
Autor: Chris Murphy
(Reuters) -

Es el lugar perfecto para cualquier estrella del futuro de la Fórmula Uno, y un medio respaldado por uno de los mejores pilotos del deporte, Ayrton Senna.

Hasta su trágica muerte en 1994, el tres veces campeón mundial aún corría con go-karts, un precursor duro y disponible para esos jóvenes que buscan dar el gran salto a la arena multimillonaria de la Fórmula Uno.

La pasión de Senna por esos carros es compartida por Mark Webber, cuyo  camino al estrellato con el equipo Red Bull, comenzó en pistas miniatura cuando era adolescente.

De acuerdo con el australiano, quien aún presiona su estructura gigante en un go-kart de vez en cuando, no hay mejor lugar para ver si los niños tienen lo que es necesario para prosperar en el mundo acelerado del automovilismo.

“Los carros son muy puristas si te gustan, es muy básico”, dijo a CNN, Webber, quien fue el segundo más rápido en la práctica para el Grand Premio de India el pasado domingo. “Ayrton Senna fue un gran fanático hasta su muerte.

“Realmente lo disfrutó y dijo que tuvo unas de sus mejores carreras en los go-karts y obtuvo algunas de sus oposiciones más difíciles en los go-karts, así que no hay mejor respaldo que ese.

“Supongo que es como aprender nuevos idiomas cuando eres joven. El karting es la mejor forma para que sientas cómo es correr, lidiar con la competencia, lidiar con la victoria, lidiar con la derrota, y absorbes tanto a una edad joven y aprendes muy rápido”.

Todos los nombres estelares de la Fórmula Uno, como los dos veces campeones mundiales, Sebastian Vettel y Fernando Alonso, Lewis Hamilton de McLaren y el siete veces ganador del campeonato Michael Schumacher, comenzaron en las pistas de go-karts.

Senna, uno de los pilotos más dinámicos del deporte, quedó estupefacto con un go-kart improvisado hecho para él por su padre cuando tenía cuatro años utilizando partes viejas de una cortadora de césped vieja.

Y aunque puede haber poca comparación entre la velocidad y el peligro de las dos disciplinas del automovilismo, Webber insiste en que el reto presentado por los go-karts es uno que aún le emociona.

“La diferencia entre los go-karts y la Fórmula Uno es obviamente algo extrema. Es desde lo menor, la forma más básica hasta la forma más extrema”, dijo el piloto de 36 años.

“Pero muchos pilotos de Fórmula Uno, incluyéndome, aún aman manejar esos carros porque es muy, muy puro.

“Aún nos dan un sentimiento grandioso de adrenalina y una sensación de velocidad aunque no son tan poderosos como con los que corremos, semana tras semana, pero estamos cerca del suelo, y tienes que ser muy preciso; con todas las cosas con las que tenemos que lidiar en nuestra profesión”.

El talento en la pista es una cosa pero Webber dice que es vital tener un entendimiento de los mecanismos financieros del automovilismo incluso desde una edad temprana.

Cualquiera que alcance la cima cosechará las recompensas que vienen con el éxito de la Fórmula Uno, pero puede ser un pasatiempo costoso para financiar al comienzo de la carrera de un piloto.

“No es un deporte barato, obviamente, así que tienes que intentar encontrar patrocinios si puedes para ayudar a tus padres a pagar las llantas y motores de los go-karts”, dijo.

“Si puedes, también ten un buen conocimiento del lado de patrocinio de las cosas. Sé que sólo son jóvenes pero es importante para ellos que entiendan eso”.

El primer amor de Webber fueron las motocicletas, pero su cambio a las cuatro ruedas cuando tenía 14 años logró triunfos de inmediato, ya que ganó el campeonato de go-karting estatal en New South Wales en Australia.

Pero además de los títulos, lo que más valora sobre su tiempo en los rankings menores del automovilismo era viajar por Australia con su padre, quien de otra forma estaba ocupado en el trabajo.

No fue hasta que Webber comenzó a disfrutar del éxito en un escenario más prestigioso cuando pensó que su sueño de volverse un piloto de Fórmula Uno podría volverse realidad.

“Definitivamente hubo un momento cuando era joven en que se volvió claro y quería ser un piloto en el nivel más alto”, dijo.

“Estaba soñando completamente en ese entonces y cada día soñaba sobre cuán lejos podría llegar en el deporte.

“Nadie es tan arrogante cuando corre con go-karts y piensan que seguramente van a hacer campeones mundiales un día o van a correr en la Fórmula Uno o voy a hacer esto.

“Es sólo un proceso y te vuelves más confiado y ganas y continúas subiendo. Creo que no es hasta que comienzas a llegar a Europa y ganas carreras allí que sientes que puedes continuar.

“Porque es en tus sueños más grandes en los que llegarías a correr en un automóvil de la Fórmula Uno cuando estás corriendo go-karts”.

Ahora ve