Las supersticiones deportivas, ¿'definen' al ganador electoral en EU?

Los resultados de los Pieles Rojas de Washington han predicho los resultados electorales en 17 de 18 ocasiones
pieles rojas washington redskins
Pieles rojas washington redskins  pieles rojas washington redskins  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Dan Merica
(Reuters) -

Solo un día antes del día de la elección en Estados Unidos, cuatro supersticiones deportivas importantes para los resultados producen poca claridad sobre quién ganará este martes.

Durante años, los observadores de elecciones han buscado correlaciones entre los deportes y la presidencia, y como era de esperarse unos pocos han sido encontrados.

El predictor deportivo más conocido relacionado con las elecciones presidenciales es la regla de los Pieles Rojas.

La regla es simple: si los Pieles Rojas pierden, el retador gana; si los Pieles Rojas ganan, el titular gana. Desde 1940 (los Pieles Rojas se mudaron a Washington en 1937), el resultado del último partido en casa de los Pieles Rojas antes de la elección ha predicho correctamente el resultado de la elección presidencial 17 de 18 veces.

Los Pieles Rojas perdieron 21-13 con las Panteras de Carolina (la segunda victoria de las Panteras en la semana nueve) este domingo. El resultado es un buen augurio para la campaña de Romney y es considerado un contratiempo; los Pieles Rojas fueron favorecidos en el juego.

El resultado no pasó desapercibido por los reporteros políticos; “por qué llevar a cabo las elecciones”, tuitearon algunos sarcásticamente.

Para no quedarse atrás, la Liga Mayor de Beisbol también tiene su propia regla de elecciones. En un comunicado de prensa antes de la Serie Mundial el mes pasado, la liga señaló que aproximadamente tres quintas partes (59%) de las veces que el equipo de la Liga Americana ganó la Serie Mundial, el candidato republicano ganó su lugar en la Casa Blanca. Del mismo modo, el 67% de las veces que el equipo de la Liga Nacional ganó la Serie Mundial, el equipo demócrata ganó su lugar en la Casa Blanca.

A finales de octubre, los Gigantes de San Francisco de la Liga Nacional ganaron cuatro juegos consecutivos de la Serie Mundial contra los Tigres de Detroit de la Liga Americana; un desempeño dominante que favorece la campaña de Obama.

Aunque la regla no es totalmente exacta, esta teoría ha predicho correctamente las últimas tres elecciones.

Pero eso no es todo; Estados Unidos está más obsesionado con los deportes y la política que solo dos supersticiones.

Ocho de las nueve veces que los Lakers de Los Ángeles han llegado al juego del Campeonato de la NBA, los republicanos han ganado la Casa Blanca. El senador John McCain perdió en 2008, un año que vio a los Lakers enfrentar a los Celtics de Boston en el juego por el campeonato, y es la única ocasión desde 1952 que la correlación fue equivocada. McCain perdió y también los Lakers.

Este año, debido a que el campeonato de la NBA fue entre el Heat de Miami y el Thunder de Oklahoma City, este predictor no está en juego.

Sin embargo, no dejes fuera al futbol colegial. Ellos también tienen su propia superstición.

Desde 1984, el ganador del partido entre Crimson Tide de Alabama y LSU Tiger ha predicho correctamente al ganador de la elección presidencial en Estados Unidos. Si LSU gana, los republicanos ganan la Casa Blanca. Y si Alabama gana, los demócratas ganan.

El pasado sábado antes de la elección, el mejor clasificado Alabama sacó una victoria 21-17 sobre su rival LSU, una victoria que es un buen augurio para la reelección del presidente Obama.

Cuatro reglas, tres resultados diferentes. ¿Qué puede hacer un observador supersticioso de las elecciones presidenciales?

Ahora ve