Juan Manuel Márquez, 'dinamita' que se forjó en el barrio

Ha incursionado en la política, el cine, la TV y hasta la literatura; este sábado buscará derrotar a Manny Pacquiao y poner fin a las dudas
  • A+A-
Autor: Arturo Ascención | Otra fuente: 1

Nota del editor: Esta es la primera de dos entregas de los perfiles de Juan Manuel Márquez y Manny Pacquiao, quienes se enfrentarán este sábado por cuarta ocasión. Este miércoles publicaremos el perfil del filipino.

(CNNMéxico).- Las batallas que definieron la carrera deportiva de Juan Manuel Márquez, antes de las peleas millonarias contra rivales como Manny Pacquiao o Marco Barrera, se remontan a su adolescencia, en la delegación Iztapalapa, de la Ciudad de México.

Márquez combinó sus estudios de secundaria y preparatoria con sus primeros entrenamientos como boxeador. El gusto por el deporte de los puños se lo inculcó su padre, Rafael Márquez, cuya carrera en el boxeo nunca logró despegar.

Además del esfuerzo de realizar ambas actividades, la vida en un barrio popular de la capital mexicana ponía a Márquez frente a la posibilidad de unirse a una pandilla, o dejarse llevar por las drogas.

“Yo crecí en un barrio en donde día tras día aparecía un cuate muerto. Mi hermano y yo conocimos lo peor, convivimos con el jefe de una banda que se llamaba Los palmas; nos tomábamos una copa con esa gente, pero hasta ahí”, contó el deportista en una entrevista con la revista Chilango, en noviembre del 2011. 

Márquez recordó que también probó la marihuana y la cocaína, pero que optó por hacer del deporte su forma de vida.

A la postre llegaría a ser uno de los boxeadores mexicanos con mayor reconocimiento, con sus 54 victorias (39 de ellas por nocaut), 6 derrotas (ninguna por KO) y 1 empate. 

El Dinamita, como lo llaman por su potencia para contragolpear en el ring, nació el 23 de agosto de 1973. Uno de sus hermanos, Rafael Márquez, también se convirtió en boxeador profesional y logró ser campeón mundial.

El debut de Juan Manuel como boxeador profesional –perdió por descalificación, cuando tenía 19 años- ocurrió un poco tarde, a causa de una lesión en la columna vertebral, que sufrió por “estar jugando como chango en los árboles” de un parque. 

Sus primeras peleas pasaron un tanto desapercibidas para los medios y la afición mexicana. De hecho comenzó a destacar después de que cumplió 30 años, en 2003, cuando ganó su primer campeonato, en la división pluma, al vencer a Manuel Medina.

Las victorias ante Marco Antonio Barrera (2009), Juan Díaz (2009), y Michael Katsidis (2010) han contribuido a darle brillo a su trayectoria. Pero sin duda, las batallas por las que más lo recuerdan los aficionados son las que ha tenido contra el filipino Manny Pacquiao.

La primera terminó en empate (mayo de 2004). Después hubo una victoria por decisión para Manny (marzo de 2008). El tercer encuentro (noviembre de 2011) estuvo lleno de polémica. Los jueces dieron la victoria al filipino, en una pelea muy cerrada, donde Dinamita tuvo momentos brillantes.

"Tuve siempre la iniciativa, coloqué los mejores golpes, nunca sufrí ningún castigo duro y al final los puntos fueron favorables para él", mencionó Márquez.

"El robo ha sido más claro que en el primer combate, hemos ganado en golpes, los aficionados han protestado porque vieron que yo había ganado, pero volví a ser robado una y otra vez, por lo que no sé qué es lo que tengo que hacer para conseguir el triunfo", dijo el boxeador, según EFE.

A la controversia de ese combate se sumó la vestimenta de Márquez. Dinamita subió al ring con un calzoncillo que incluía el logotipo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), en una etapa de veda electoral. El boxeador ha hecho evidente su simpatía por esa fuerza política.

De hecho intentó en febrero de 2012 que el PRI lo postulara como candidato a diputado local, aunque no se concretó esa aspiración.

¿La cuarta es la vencida?

Márquez se distingue por su inteligencia en el ring, y por su habilidad para contragolpear. Su entrenador y mentor, Ignacio Nacho Beristáin, considera que es un “peleador fino”, que gana desgastando a sus rivales, y aprovechando sus errores en los momentos precisos.

A sus 39 años de edad, el boxeador mexicano se enfrentará este sábado por cuarta ocasión a Manny Pacquiao, en Las Vegas. Es una de las peleas más esperadas del año. "Para mí es muy importante poderme retirar con una victoria el próximo 8 de diciembre”, comentó Dinamita.

Los boxeadores suelen darles largas a su retiro. Pero en caso de concretarlo, Márquez podría dedicarse a varias actividades. El pugilista, aficionado al equipo de futbol de las Águilas del América y que considera como un ídolo a la leyenda del boxeo mexicano, Julio César Chávez, trabaja como comentarista deportivo de la cadena ESPN.

Además hizo una carrera técnica en Contabilidad y considera como una de sus pasiones el negocio de los bienes raíces. En diciembre está previsto el estreno de un documental sobre su vida, dirigido por Rodrigo León, y que tiene como título Libra x Libra.

La política, el periodismo deportivo y el cine no le han sido suficientes y en agosto de este año presentó el libro Yo sí le gané a Pacquiao. Liderazgo para el éxito

"Son experiencias que tratao de compartir con la gente, simplemente algunas claves de cómo llegar a hacer las cosas bien, independientemente de las cosas a las que uno se dedique", dijo en la presentación del texto.

En abril de 2012, tras vencer al ucraniano Serhiy Fedchenko, Márquez se unió a Erik Terrible Morales y Jorge Travieso Arce, como los únicos púgiles mexicanos que han ganado cuatro títulos del mundo, en diversas divisiones, según EFE.

Su lugar en la lista de los mejores boxeadores mexicanos está asegurado. Pero una derrota más ante Pacquiao no es un elemento que espera agregar a su historial.

Ahora ve