Miguel Calero, 'El Cóndor' que llegó a lo más alto con el Pachuca

El exguardameta conquistó 10 campeonatos y el respeto de los aficionados en México por su entrega como capitán de 'Los Tuzos'
| Otra fuente: CNNMéxico

El exguardameta Miguel Calero, quien ganó 10 campeonatos con el equipo Pachuca y la estima de los aficionados por su profesionalismo en el campo de juego, murió este martes a los 41 años, después de sufrir una trombosis.

La simpatía que le profesaron sus seguidores y sus excompañeros se manifestó con los mensajes de apoyo que le dedicaron en redes sociales y en otros medios, cuando se informó de sus problemas de salud y hasta que se confirmó su fallecimiento, después de que los médicos diagnosticaran muerte cerebral.

"Nos duele mucho a todos los colombianos lo sucedido con Miguel Calero. Acompañamos de corazón a su familia. El futbol está de luto", comentó en Twitter el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Como guardameta, el colombiano Miguel Calero ganó 10 títulos con los Tuzos del Pachuca y logró conquistar a los aficionados por el liderazgo que demostró en el campo de juego.

Entre lágrimas, cuando se retiró del futbol profesional, en septiembre de 2011, Calero dijo que, si volviera a nacer, de nueva cuenta aspiraría a ser portero y elegiría jugar con el Pachuca, donde portó el gafete de capitán y su carrera alcanzó el punto más alto.

Con ese equipo disputó 23 torneos en el futbol mexicano. En ese lapso sumó 395 partidos, acumuló 35,303 minutos de juego y le anotaron 518 goles, según EFE.

En el campeonato local sumó a su historial los trofeos de los torneos Invierno 2001, Apertura 2003, Clausura 2006 y Clausura 2007.

A nivel internacional, con los Tuzos, ganó cuatro títulos de la Concacaf, una SuperLiga en Estados Unidos y una Copa Sudamericana, uno de los máximos logros del futbol mexicano a nivel de clubes.

En la liga colombiana se coronó con el Deportivo Cali (1996) y con el Atlético Nacional de Medellín, en 1998.

El portero, de 1.89 metros de estatura, a quien apodaron El cóndor o El Showman, llegó a México en el Torneo de Invierno 2000 procedente del Atlético Nacional, de Colombia.

En el país sudamericano debutó con el Sporting de Barranquilla (1987-1992) y luego jugó para el Deportivo Cali (1992-1997).

Los aficionados al futbol tienen en su memoria varios de los momentos destacados de Calero al resguardar una portería, pero también como un improvisado atacante.

En 2002, en un partido ante los Jaguares de Chiapas, anotó el gol del empate en el último minuto, cuando se sumó al ataque y remató de cabeza, con todo y la gorra que utilizó en varios encuentros.

Esa actuación llevó a que algunos medios se refirieran a él como San Calero.

"Fue la primera vez de mi vida de profesional que mi mamá vino a verme", bromeó cuando terminó aquel encuentro, según EFE.

Otro gol que marcó durante su carrera definió el pase a una final del futbol mexicano. En el torneo Clausura 2006, el portero se sumó al ataque y marcó de cabeza un tanto histórico que eliminó de último minuto a las Chivas del Guadalajara.

Con la selección cafetalera, el deportista, que nació en 1971, tuvo actuaciones destacadas en las eliminatorias rumbo al Mundial de 2002, sobre todo en un partido contra Brasil, donde atajó varios disparos del mediocampista Rivaldo.

Formó parte del equipo colombiano que ganó la Copa América 2001 y también del que acudió a la Copa Mundial de la FIFA, Francia 1998, como suplente.

Al retirarse del futbol profesional, el hombre nacido en Ginebra Valle, Colombia, trabajó como entrenador de porteros del equipo de sus amores, los Tuzos. Además inició estudios en mercadotecnia y gerencia deportiva.

Tenía planes para seguir aportando más al club. Pero el pasado 25 de noviembre se sintió mal y lo trasladaron al hospital.

Los médicos hablaron de una trombosis cerebral y aunque en un inicio hubo comentarios respecto a que su vida no corría peligro, más adelante ocurrieron complicaciones, por el aumento del edema cerebral.

"Hubo un proceso de retrombosis, un nuevo evento y eso empeoró el cuadro, aumentó la presión a un grado tal que su encéfalo no lo pudo resistir y eso determinó este desenlace”, dijo el neurocirujano Edgar Nathal.

“Miguel Calero fue un futbolista que marcó una gran época en la historia del Club Pachuca”, indicó este martes el equipo, al informar sobre la muerte del deportista.

Más información en MedioTiempo.com

Ahora ve
No te pierdas