"Pensé que sería la última pelota que tocaría en mucho tiempo": Messi

El argentino dijo que se encuentra bien tras el golpe de este miércoles ante Benfica, pero que no sabe si jugará el domingo ante el Betis
(Reuters) -

El delantero del Barcelona, Lionel Messi, admitió que tras el golpe que sufrió este miércoles ante el Benfica llegó a pensar “lo peor”.

"Sinceramente, pensé que iba a ser la última pelota que iba a tocar en mucho tiempo. Y a pesar del dolor intenté pegarle, a pesar que no tenía ni fuerzas para levantar la pelota. La realidad es que pensé lo peor, pero la vi ahí y quise jugármela", dijo el argentino en un evento en el Camp Nou, donde fue presentado como embajador internacional de Turkish Airlines.

"Me encuentro bien, por suerte no fue más que un golpe. Me encuentro mucho mejor que ayer. No sé si voy a estar para el domingo, veremos cómo va a ir evolucionando el golpe".

Este miércoles, en un choque con el portero del Benfica, Artur Moraes, Messi sufrió una contusión ósea en la cara externa de la rodilla izquierda, por lo que tuvo que salir de la cancha. El partido terminó empatado a cero goles, lo que significó la eliminación del equipo portugués de la Champions League.

Messi relató que en los primeros segundos después del golpe “no pensaba en nada, solo en el dolor que sentía”.

“En ese momento uno piensa lo peor. Una vez llegué al vestuario y los doctores me examinaron, me hicieron las pruebas y descartaron la lesión de gravedad, me quedé mucho más tranquilo", reconoció.

Su equipo ya no se jugaba nada, pero Messi tenía el objetivo de alcanzar el histórico récord de 85 goles de Gerd Müller en un año natural.

"No es una obsesión superar ese récord, se dará cuando deba ser. No estoy preocupado, sería obviamente algo muy lindo por estadística poder superarlo, porque hace muchos años que está ese récord y ojalá, si lo logro, dure mucho tiempo como el de Müller. Si llega, bien. Y si no, no pasa nada", dijo. Aún le quedan cuatro partidos por delante antes de que acabe 2012.

El argentino agradeció las muestras de cariño y la preocupación de los aficionados, algo que le hace “muy feliz”.

La plantilla del Barcelona se ejercitó este jueves en la Ciudad Deportiva Joan Gamper, pero sin Messi, que se quedó en trabajos de recuperación en el gimnasio.

El equipo descansará este viernes y volverá a entrenarse el sábado en Sant Joan Despí para preparar a pleno rendimiento la visita al campo del Betis.

El centrocampista del Barcelona, Cesc Fàbregas, dijo que Messi intentará jugar el próximo domingo y batir el récord de los 85 goles.

"Conociéndole, Leo querrá jugar el domingo. Hoy, en el vestuario ya estaba preguntando si podría jugar. Para nosotros y para el mundo del futbol es una alegría que esté bien", dijo Cesc.

Ahora ve
No te pierdas