De las pistas a obra de arte: los caballos se convierten en lienzos

Las terapeutas de masajes equinos crean un método más didáctico para aprender y entender sobre la anatomía del animal
  • A+A-
Por: Sheena McKenzie
Autor: Sheena McKenzie
(CNN) -

Con su esqueleto al estilo caricatura y músculos de color rojo en exhibición, el caballo que desfila alrededor de la pista de carreras tiene una apariencia de Halloween muy tardía.

Parecido a una bestia equina "sin piel", la criatura de otro mundo pintada en colores brillantes completa un recorrido de miniobstáculos, generando murmullos de emoción entre la multitud.

No es una aparición sobrenatural, sino una obra de arte viviente, utilizada para mostrar gráficamente el funcionamiento interno de nuestros amigos de cuatro patas.

La terapeuta de masaje equino Gillian Higgins pasó dos años pintando los 11 sistemas anatómicos en los caballos; desde el esqueleto, al aparato digestivo, muscular, respiratorio y reproductivo, como parte de un medio de enseñanza innovador.

Los animales, decorados con pintura lavable e hipoalargénica, son exhibidos en carreras y eventos de entrenamiento en toda Gran Bretaña.

“La anatomía puede ser algo aburrido y difícil de recordar”, dijo Higgins, gerente de la organización educativa Horses Inside Out, con sede en Nottingham, Inglaterra.

“Pero si ves a un caballo moviéndose y saltando con un esqueleto pintado al lado, realmente lo lleva a la vida".

“No se trata de sólo conocer los nombres de los huesos, sino de entender exactamente qué hacen”.

Higgins comenzó a pintar por primera vez caballos hace seis años, para ayudar a que los estudiantes de masaje equino memorizaran los 700 músculos del animal.

Hoy, sus caballos cuidadosamente decorados aparecen en clases de veterinaria, conferencias de la industria y competencias.

“Es una forma interesante y fácil de entender el aprendizaje de la anatomía del caballo”, dijo Higgins.

“Muchas personas me han dicho que es como juntar las piezas de un rompecabezas”.

Toma alrededor de cuatro horas pintar un caballo, y Higgins usualmente utiliza a Freddie Fox, un caballo raza pura y de 15 años, el cual es un modelo ideal gracias a su color gris y temperamento plácido.

“Mis caballos han sido pintados cientos de veces y nunca han reaccionado. De hecho, les gusta la atención”, dijo Higgins.

“Pueden vagar en el establo como normalmente lo hacen mientras los pinto. Las pinceladas son tranquilizantes”.

Alguna vez visto como un lujo superficial, el masaje equino ahora es un tratamiento estándar para muchas razas puras profesionales, gracias al número creciente de propietarios privados que quieren tratar a sus amados caballos.

Y con las carreras generando un exitoso negocio en Gran Bretaña; el potro superestrella Frankel ganó aproximadamente cuatro millones de dólares en dinero de premios antes de retirarse este año, los propietarios esperan que también les dé una ventaja competitiva.

“Si hubieras hablado sobre masajes equinos hace 20 años, muchas personas hubieran preguntado ‘¿cuál es el punto de eso?’”, dijo a CNN la terapeuta Nicole Rossa. “Pero se ha vuelto muy popular, particularmente en los últimos 10 años”.

Las sesiones usualmente van de 30 minutos a una hora con un costo de entre 40 y 64 dólares, según la Asociación de Masajes Equinos de Gran Bretaña.

“El masaje regular ayuda a prevenir problemas a tiempo. Por ejemplo, un dolor de espalda puede ser tratado cambiando como el jinete monta la silla”, añadió Rossa.

“El masaje también puede ayudar a calmarlos; algunos caballos se ponen ansiosos antes de una competencia o tensos después de un viaje largo”.

Actualmente hay más de 80 terapeutas equinos registrados en Gran Bretaña, quienes deben completar un curso de masajes para humanos antes de tratar a los caballos.

Una vez dentro de la profesión, no es nada fácil, ya que cada terapeuta requiere de un permiso otorgado por un veterinario antes de comenzar el trabajo.

Es esencial conocer los funcionamientos internos de un animal que es incapaz de verbalizar lo que siente; las pinturas anatómicas representan un punto importante de referencia.

Pero el fino arte de pintar caballos no se basa sólo en la ciencia; Rossa también decora a las razas puras por un valor estético.

A principios de este año pintó a un caballo de carreras desde el cuello hasta la pezuña en un suéter de Navidad, como parte del calendario de adviento en The Jockey Club.

Para la sesión de fotografías, el jinete 17 veces campeón, Tony AP McCoy se puso un suéter festivo para combinar mientras saltaban por encima de un cerco dorado cargado de regalos. 

No era la primera vez que Rossa utilizaba un caballo como lienzo, también pintó a otro con la bandera de Gran Bretaña como parte de una sesión especial para los Barbury International Horse Trials en julio pasado.

La competidora Laura Collett fue retratada montada en el caballo pintado durante un recorrido de obstáculos en Stonehenge.

Le tomó a Rossa más de cinco horas pintar al caballo gris, utilizando cinta adhesiva café para crear las líneas rectas de la bandera. “Los caballos parecían disfrutarlo; algunos sólo querían atención y se paseaban”,  dijo.

Con sus entrañas representadas gráficamente, los animales no son pinturas al óleo. Sin embargo, este tipo de ejercicio artístico podría probar ser la herramienta ideal para entrenar a los masajistas equinos.

Ahora ve