'Chava' Reyes, el goleador que hizo 'campeonísimo' al Guadalajara

Reyes, quien falleció a los 76 años víctima de cáncer, fue integrante del equipo más ganador de las 'Chivas', que se coronó en 7 ocasiones
| Otra fuente: CNNMéxico

El 3 de enero de 1957, en los últimos minutos de un encuentro ante el Irapuato FC, Salvador Reyes anotó un gol que marcó el inicio de la época dorada del Club Deportivo Guadalajara.

La anotación de Reyes selló un triunfo 1-0 y dio a las Chivas en casa su primer título profesional de liga.

Hasta ese momento, el Guadalajara era conocido como el equipo “del ya merito” en el máximo circuito del futbol mexicano, dijo en julio de 2012 'Chava' Reyes, quien falleció este sábado a los 76 años.

“Lo celebramos todos no solo esa noche, sino casi todo el año porque el Guadalajara se coronó campeón por primera vez y acabó con el ya merito”, dijo Reyes a CNNMéxico en julio pasado.

Salvador Reyes falleció víctima de un cáncer de colon, que le aquejaba desde hace dos meses, informó el Club Guadalajara a través de un comunicado.

Tras ese campeonato, las Chivas ligaron otros tres trofeos de liga consecutivos, un récord que se mantiene vigente en el futbol profesional mexicano. Entre 1957 y 1969, el equipo ganó ocho campeonatos. Chava Reyes estuvo en siete de ellos.

Además de los trofeos de liga, el Guadalajara ganó en ese periodo dos copas México, 7 de Campeón de Campeones, 3 de Concacaf y otros más para un total de 28, según información publicada por el club en su sitio de internet. Estos logros le valieron al equipo el título de El Campeonísimo.

“En el cambio del ‘ya merito’ a donde fuimos campeones, ya nos entendíamos a la perfección todos (…) éramos muy amigos tanto dentro de la cancha y por afuera. Ahora ya casi ni nos hablamos, pero eso para mí creo que fue la base”, aseguró Reyes en julio.

Durante la época del Campeonísimo, Reyes también obtuvo su único título individual de liga profesional: el campeonato goleo de la temporada 1961-1962, con 21 anotaciones, según el registro de la Federación Mexicana de Futbol.

Un jugador que se anticipó a una época

Los méritos de Salvador Reyes ocurrieron en un momento en que el futbol se disputaba lejos de los medios de comunicación, sin la presencia de las cámaras y de los patrocinadores que luego comercializaron al deporte.

“Se anticipó a una época. Jugaba sin balón, tenía muy buena técnica y ese compromiso con él mismo de dar todo en sus partidos”, dijo a CNNMéxico el exguardamenta Antonio La Tota Carbajal, compañero de Reyes en la Selección Mexicana.

En una entrevista realizada en julio de 2012, el mexicano con mayor participación en Copas del Mundo no dudó en responder cuál era el principal atributo de Reyes como jugador: “la entrega, el futbol que tenía”.

“Era un excelente jugador y no había lo que hay ahora, la mercadotecnia, tanto flash, tanta foto, tanto periódico, tanta televisión…. Chava destacó sin tanto blabla”, dijo.

Carbajal y Reyes coincidieron en el equipo que representó a México en el Mundial de Chile en 1962, en una de las mejores participaciones de selecciones mexicanas en torneos internacionales fuera de casa.

Chava Reyes anotó el gol de la victoria que clasificó a México al torneo, en un juego disputado contra Paraguay en la cancha de Ciudad Universitaria de la capital mexicana.

“Me acuerdo que nos daban por muertos, porque decía la FIFA esa vez: México va porque es el que siempre juega de Concacaf (…) y nos pusieron ese obstáculo que fue Paraguay, un repechaje para ver quién iba a Chile”, dijo.

Chiva de abolengo

Hijo del jugador del Guadalajara Luis Reyes, Salvador se involucró con el club desde niño.

Nació el 20 de septiembre de 1936 y con 13 años incursionó en el futbol amateur con el desaparecido equipo Sutaj, de donde pasó al combinado estatal Selección Jalisco.

En 1952 hizo su debut con las Chivas en un partido frente al León. Jugó con el club hasta 1967, cuando viajó a Estados Unidos fichado por los Toros de Los Ángeles. Durante el resto de su carrera jugó también con los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León y el Atlético Potosino.

Durante su paso por el Rebaño Sagrado marcó un total de 122 goles, una cifra que lo mantiene como el máximo anotador en la historia del club.

Cuando Omar Bravo amenazaba con romper su título de goleo, Reyes lo impulsaba a lograrlo, recordó. “Le decía ‘pásame porque para eso está’ (el récord). Espero que vengan más y que metan muchos más goles que yo”, dijo.

Tras su retiro, se desempeñó como director técnico en el Atlético Potosino y los Tigres de la UANL, entre otros.

Padre del también jugador y entrenador Salvador Reyes de la Peña, Chava Reyes pertenece a una de las pocas dinastías que han reunido a tres generaciones en El Chiverío.

Durante su trayectoria mantuvo una relación cercana con otras familias tradicionales del club. Portó la camiseta rojiblanca del Campeonísimo con Raúl Arellano, padre y abuelo Omar Arellano Nuño y Omar Arellano Riverón. También compartió la cancha con Tomás Balcázar, abuelo de Javier Chicharito Hernández, a quien después enseñó a pegarle al balón.

Luego de una reestructuración y en el contexto de los festejos por el centenario de su fundación, Reyes volvió a fichar como refuerzo del Guadalajara en 2008. El delantero de entonces 71 años inició como titular en un juego contra los Pumas de la UNAM y salió de cambio menos de un minuto después por Omar Bravo, en un símbolo de relevo generacional que buscó contagiar a las nuevas Chivas con el espíritu del Campeonísimo.

“Es mejor así, que en vida te hagan un reconocimiento. No encuentro palabras por lo emotivo que es”, dijo en aquella ocasión.

La técnica antes que el físico

En julio de 2012, la leyenda chiva cumplía su rutina con el mismo rigor que 50 años atrás. Se levantaba, tomaba un jugo de tomate o avena que le preparaba su esposa y se dirigía a las instalaciones del Guadalajara Verde Valle, en las orillas de Guadalajara, donde fungía como entrenador de delanteros de fuerzas básicas, dijo.

Dedicaba su jornada a enseñar a patear a jóvenes de entre 13 y 15 años que luego nutrían los distintos equipos del Club Guadalajara. Luego se marchaba a casa a cenar con su familia. “Antes no era tanto, ahora soy muy de familia”, dijo.

En sus entrenamientos con los jóvenes chivas, Reyes daba prioridad a la técnica, que consideraba una ventaja constante a pesar de todos los cambios ocurridos en el futbol desde su etapa como jugador.

“A mi modo de ver, ahora le han dado prioridad al futbol mexicano en lo físico y para mí el que tiene técnica va arriba del que no la tiene”, dijo. Lo físico te lo puede dar un preparador en 15 días o un mes, pero el que tiene técnica tiene ventaja sobre el otro… yo gozo cuando veo jugadores que tienen técnica, que saben tirar bien al balón”.

Ahora ve
No te pierdas