'Checo' Pérez con la historia en la mira, en su presentación con McLaren

El mexicano, quien fue presentado este miércoles con la escudería, dice tener la oportunidad de pelear 'de verdad' por un campeonato
  • A+A-
| Otra fuente: CNNMéxico

La lista de campeones en los 46 años de vida de la escudería McLaren incluyen nombres como el del brasileño Ayrton Senna con su tricampeonato en la década de 1980, así como las dos coronas del francés Alain Prost y de Mika Hakkinen.

Esta historia de éxito de McClaren que inició Emmerson Fittipaldi en 1974, para convertirse en uno de las escuderías que más titulos ha ganado en la Fórmula Uno después de Ferrari, la conoce bien el mexicano Sergio Checo Pérez, quien este miércoles fue presentado para correr la temporada 2013 con el equipo inglés y que buscará unirse a este grupo de ganadores.

"Estoy feliz de poder hacer historia, tengo la oportunidad de verdad de pelear por el campeonato", dijo a CNNMéxico el piloto oriundo de Guadalajara, Jalisco en una entrevista hace unas semanas mientras se encontraba preparándose para su tercer año en el máximo circuito del automovilismo.

Checo ve positiva su llegada a McLaren, donde asegura se ha adaptado "mejor a todo" y que el recibimiento que ha tenido por parte del equipo en la capital británica lo ilusiona para comenzar esta nueva etapa.

En su presentación con la escudería este miércoles en Londres, Pérez dijo que está ahí "para ganar" y que trabajará con su equipo esta temporada con ese objetivo.

"En el momento en el que cruzas esas puertas, ves esos coches tan geniales y ves toda la historia que tiene este equipo, inmediatamente te sientes genial. Es un sueño hecho realidad manejar para este equipo", dijo el tapatío a la prensa.

Con su debut en la Fórmula Uno en la temporada 2011 bajo la escudería alemana Sauber, el tapatío se convirtió en el quinto mexicano en correr en la categoría elite del automovilismo después de más de tres décadas.

Ahora en las pistas correrá junto a otro mexicano, Esteban Gutiérrez, quien ocupará la plaza que Pérez dejó con Sauber para firmar con McLaren en septiembre pasado, un hecho que en la historia de las participaciones de mexicanos en el deporte sobre ruedas en México no sucedía desde hace 44 años.

"Debemos estar muy orgullosos de poder tener dos pilotos mexicanos en Fórmula Uno, somos un país muy afortunado, tener un tercero estaría excelente, pero también hay que ser realistas y saber lo que cuesta llegar, tan solo hay 24 lugares en Fórmula Uno, entonces, somos muy afortunados", dijo Checo a CNNMéxico.

En 1968 fue la última vez que dos pilotos mexicanos compitieron en el mismo escenario con Pedro Rodríguez y Moisés Solana durante el Gran Premio de México celebrado en el autódromo de la Magdalena Mixhuca (hoy, autódromo Hermános Rodríguez) de la Ciudad de México. Aunque esta "rivalidad" quedó trunca con la prematura muerte de Solana un año después.

"Esperamos poder mantenerlo por mucho tiempo porque en Fórmula Uno todo cambia muy rápido y de la forma en la que tenemos hacer las cosas, no precipitarnos en nada", dijo a CNNMéxico.

Un adolescente triunfador

Hace ocho años, Checo Pérez comenzó su travesía rumbo a la F1 cuando viajó a Alemania para competir en la categoría BMW donde se convirtió en el piloto más joven en ganar, incluso batiendo algunos récords.

En una videoconferencia con algunos de sus seguidores, Checo aseguró que el proceso de maduración le llegó muy rápido al salir de México a los 15 años, "viviendo arriba de un restaurante, en una pequeña villa en Alemania".

Con tan solo 16 años conquistó la Fórmula 3 en Inglaterra a bordo de la escudería Telmex, para después subir a la GP2 donde se coronó en Mónaco y abrirse las puertas para la F1.

El año 2012 representó un gran avance en la carrera de Sergio Pérez tras subir al podio en el segundo lugar en el Gran Premio de Malasia, en un cerrado final con el español Fernando Alonso de Ferrari. Fue el primero de tres podios que el mexicano logró: Malasia, Canadá e Italia.

Sin embargo, pese a esta hazaña de lograr un podio para México después de cuarenta años, Checo Pérez no cree que esté listo aún para ser considerado entre las leyendas del automovilismo como lo hicieran los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez.

"Yo creo que todavía me falta mucho, no se me puede comparar por el número de podios, pero lo que hicieron ellos es mucho más que eso; todo llega a su tiempo y espero que pronto los pueda superar porque son un gran ejemplo y una gran inspiración para mi", dijo el piloto a CNNMéxico.

Abordo del monoplaza C31, el mexicano supo dominar el manejo de las llantas Pirelli, las cuales Michael Schumacher describió como "manejar sobre huevos crudos" y que la temporada pasada fueron un factor para que en las primeras carreras hubiera siete campeones diferentes.

"Creo que fue una gran temporada y con el coche que tenía hicimos bastante, por lo que tenemos que trabajar mucho para lo que sigue", dijo Sergio Pérez, quien aseguró que aun no conoce el vehículo que conducirá esta temporada con McLaren, el MP4-28, que será presentado el próximo 31 de enero.

Entre las características que tendrá el nuevo MP4-28 para adaptarse a las nuevas reglas de la Fórmula Uno será un incremento del peso mínimo de dos kilogramos que permitan el peso extra de la nueva generación de neumáticos Pirelli.

Checo Pérez puede que ahora no se considere una leyenda del automovilismo mexicano, pero ha ayudado con su participación en la F1 en el crecimiento de la popularidad del automovilismo entre sus paisanos.

"Es una etapa muy buena que se está viviendo en el automovilismo, con mucha entrega de parte de prácticamente todo el país, es algo que está creciendo y cada vez somos muchos más, entonces, está mejorando bastante". 

La presencia de mexicanos en el deporte motorizado despierta también la esperanza de traer de nueva cuenta el Gran Premio de México, ausente del calendario de la Fórmula Uno en los últimos 20 años.

Sergio Pérez asegura que hasta ahora no se han podido dar las circunstancias para que este regreso de la Fómula Uno a México se concrete, aunque cree que es tan solo cuestión de tiempo.

Para el próximo campeonato que arranca en marzo en Australia, Checo aseguró este miércoles a sus aficionados que Mónaco es el Gran Premio que más le gustaría ganar con McLaren, y de poder manejar uno de los viejos monoplazas de la escudería inglesa, dijo que se subiría al vehículo con el que Ayrton Senna se coronó en 1990, el mismo año en el que el piloto mexicano nació.

Ahora ve