El exmarchista Noé Hernádez cree que sufrió un ataque directo

El funcionario de deportes del PRI en el Estado de México dice que desde hace algún tiempo recibe amenazas de secuestro vía telefónica
rueda de prensa de noe hernandez
noe-hernandez  rueda de prensa de noe hernandez  (Foto: )
| Otra fuente: CNNMéxico

El exmarchista y medallista olímpico, Noé Hernández Valetín, no recuerda los detalles del incidente en que recibió un balazo en la cabeza, pero cree que se trató de un ataque directo en su contra y no de un accidente.

“Siento que tal vez iban por mí”, dijo Hernández en una entrevista concedida a Primero Noticias, una día después de recibir el alta del hospital. Hernández es el titular de la Secretaría del Deporte del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el Estado de México.

"Tienen mucho tiempo que me que me hablan por teléfono para decirme que me van a secuestrar”, detalló. "Me han estado vigilando".

Con una venda en la cabeza y lentes oscuros, Hernández dijo que el disparo le borró “una línea de información importante” sobre lo que ocurrió la madrugada del 30 de diciembre pasado en el bar La Reina de los Reyes, en el Estado de México.  Sin embargo, ha intentado reconstruir la historia a partir de lo que le han dicho conocidos y las autoridades.

Hernández dice que fue solo al bar ubicado cerca de su casa porque quería tener un momento de “privacidad”. Habitualmente está acompañado de su chofer, su asistente y su guardaespaldas, pero ese día los tres estaban de vacaciones.

Afirma que contrató los servicios del guardaespaldas luego de que su chofer sufrió un secuestro del que salió a salvo. 

El chofer de Hernández dice que la noche del incidente el medallista olímpico le llamó por teléfono para que le llevara dinero para unos gastos, aunque el exdeportista no lo recuerda.

La procuraduría estatal informó que otras dos personas murieron y una quedó herida en el bar, pero Hernández asegura que no sabe quiénes son ni si los conoce.

Según la versión de las autoridades, tres hombres entraron al bar alrededor de las 03:30 horas (local) y dispararon contra Hernández y otras personas que estaban en el local. Por ahora se desconoce por qué los agredieron.

El exmarchista dice que no ha sido extorsionado y que no tiene negocios ni propiedades.

Hernández perdió la visión del ojo izquierdo mientras que con el derecho solo ve colores rojos y figuras borrosas, por lo que los próximos meses se dedicará a recuperar su salud, aseguró en la entrevista.

El deportista de 34 años ganó la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 en la prueba de los 20 kilómetros en marcha.

Ahora ve
No te pierdas